EL PAíS

Escenario

- Ignacio Copani: “Es un premio estar en este escenario, en este abrazo colectivo, luminoso y esperanzador del pueblo. Tengo una emoción increíble, sobre todo, por ser parte del pueblo. La última década es una ganada, y por goleada. El kirchnerismo ha logrado interpelar todo lo que parecía preestablecido. A veces con mayor éxito, otras con dificultades, pero poniendo las cartas sobre la mesa y llevando un montón de cuestiones de la política a una escala humana, en la que juegan el amor y la solidaridad. No hace mucho que vivimos la época de los patacones, de los clubes de trueque y de las despedidas a los jóvenes que partían al exterior, y ahora cualquiera critica la situación económica sin recordarlo. Me parece bueno, no obstante, el debate, porque permitirá profundizar en las próximas décadas a ganar”.

- Mavi Díaz: “Se me ha hecho una costumbre sana tocar en las fiestas patrias, en escenarios populares. Es un orgullo que la gente venga a escuchar folklore, tango, rock... Me fui de una Argentina completamente distinta a la que volví hace cuatro años. Traje mi música para compartir con la gente que toma la calle. Que la Casa Rosada sea nuestro camarín es un sueño. Celebramos los derechos humanos, la igualdad, la diversidad, el matrimonio igualitario y la Asignación Universal por Hijo, entre otras medidas. Esta es una Argentina en la que da orgullo vivir. Queda mucho por hacer pero hay que hacerlo juntos. La juventud, muy participativa, ya no es espectadora de la obra de otro. Somos todos partícipes: eso es lo más bonito que le pasa al país”.

- Fena Della Maggiora: “Estamos en un momento bisagra. En esta década el gobierno elegido por el pueblo democráticamente tuvo una decisión firme: enfrentar a los poderes fácticos, a las corporaciones económicas. Es una transformación verdadera. La palabra ‘revolución’ está un poco en desuso, pero si se la tiene que entender de una forma moderna es por este lado, como ocurre en buena parte de América latina. Sobre todo después de la segunda década infame que fue el menemismo. Las medidas de este gobierno han tendido a repartir mejor y son hijas de la misma idea. Son medidas profundas que, por nombrarlas todos los días, se nos han hecho cotidianas. Por eso es importante esta fiesta, en la que no hay odio ni resentimiento. En otras manifestaciones recientes he percibido mucho. Hace poco Dolina dijo una cosa interesante: es muy peligroso traficar miedo. Le agrego que lo mismo es peligroso traficar odio”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.