EL PAíS › CONDENARON A CUATRO AñOS DE PRISIóN A MARíA JULIA ALSOGARAY

A las puertas de la cárcel

Fue sentenciada por la contratación irregular de pasantes durante su gestión como secretaria de Recursos Naturales de Carlos Menem. Si la pena queda firme irá presa porque ya tiene una condena anterior a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito.

María Julia Alsogaray, que pasó de polifuncionaria a multiprocesada, quedó ayer a las puertas de la cárcel. Fue sentenciada a cuatro años de prisión por la contratación irregular de pasantes durante su gestión al frente de la Secretaría de Recursos Naturales durante la presidencia de Carlos Menem, y si esa condena queda firme no podrá evitar ir presa porque ya fue encontrada culpable por enriquecimiento ilícito, en un juicio en el que le dieron una pena de tres años de prisión. Alsogaray apelará el fallo en su contra.

Hace un mes, Alsogaray había logrado zafar en otro juicio oral por presuntas irregularidades en el Plan Nacional del Manejo del Fuego, durante su gestión al frente de la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable: el Tribunal Oral Federal 6 –que sustanció el debate– consideró que los hechos por los cuales la ex polifuncionaria menemista fue denunciada y juzgada habían prescripto por el simple paso del tiempo.

Apenas se inició este juicio, la defensora oficial de María Julia, Pamela Bisserier, intentó repetir esa jugada, pero el mismo tribunal que antes la había beneficiado rechazó su planteo en ese sentido y la declaró culpable de los delitos de “peculado y defraudación en perjuicio de la administración pública”. Los jueces José Martínez Sobrino, María del Carmen Roqueta y Julio Panello la condenaron a cuatro años de prisión, tal como había solicitado la fiscalía. La misma pena, e idéntica inhabilitación a perpetuidad, recayó para los otros acusados que habían sido funcionarios junto a Alsogaray: José Merlino y Pascual Antonio Romero. Los fundamentos de la resolución se darán a conocer el 4 de julio y entonces quedarán habilitadas las partes para apelar la resolución ante la Cámara Federal de Casación Penal.

Precisamente, como el fallo no está firme, el tribunal dispuso que la “captura” de la ex funcionaria se concrete una vez que se agoten las instancias de apelación, y postergó por ahora la unificación de las penas.

El juicio buscó dilucidar si hubo irregularidades en el manejo de unos seis millones de pesos/dólares para que la secretaría a cargo de Alsogaray contratara como pasantes a estudiantes de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora para actividades que nunca se habrían concretado entre 1992 y 1995. La fiscalía, a cargo de Dafne Palópoli, consideró que “no existen constancias de tareas realizadas” por los estudiantes, que los pagos que se realizaron “no estuvieron justificados” y que “el dinero no fue utilizado para el fin que estaba previsto”.

La ex funcionaria menemista ya había sido condenada a tres años de cárcel por enriquecimiento ilícito, en una investigación que se abrió cuando ella justificó sus ingresos en los sobresueldos que recibía.

Alsogaray estuvo tras las rejas desde agosto de 2003 por presunto peculado, a raíz de los contratos que firmó cuando era secretaria de Recursos Naturales y decidió refaccionar las oficinas del organismo, en una causa por la que fue absuelta. Y permaneció detenida mientras las causas se multiplicaban en su contra hasta que en mayo de 2005 fue excarcelada.

En 2008, la Corte Suprema dejó firme el fallo de 2004 que la condenó a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito y al decomiso de 500.000 dólares, que la obligaron a poner en remate judicial su mansión de Recoleta para reintegrar el importe al erario. En el remate del famoso petit hotel de la calle Junín se recaudaron casi cuatro millones de pesos, de los cuales la ex funcionaria tuvo que devolver casi la totalidad. Alsogaray había ido a vivir al lado de ese inmueble, en la casa de uno de sus hijos.

Sin aparentes signos de la enfermedad que hace un mes obligó al mismo tribunal a realizar el tramo final del otro juicio en su propia casa, María Julia Alsogaray, de 72 años, se retiró por una puerta lateral de los tribunales de Comodoro Py 2002 en medio de los flashes de los fotógrafos pero sin hacer declaraciones.

Compartir: 

Twitter
 

María Julia Alsogaray sumó ayer a su prontuario una condena a cuatro años de prisión.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.