EL PAIS › SE CELEBRO EN DIPUTADOS EL ANIVERSARIO DE LA ANULACION DE LAS LEYES DE PUNTO FINAL Y OBEDIENCIA DEBIDA

A una década del fin de la impunidad

Los diputados Pietragalla, Conti y Rivas, junto al secretario de Derechos Humanos, Madres, Abuelas, Familiares e Hijos reivindicaron la decisión de juzgar a los represores. “Es imposible pensar todo lo que vivimos después sin el fin de la impunidad”, dijo Pietragalla.

 Por Ailín Bullentini

Rodeadas de una multitud, las Madres de Plaza de Mayo brindaron frente al Congreso la madrugada del 20 de agosto de 2003, cuando la Cámara de Senadores declaró la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final. Diez años después, la imagen de ese exacto momento fue proyectada puertas adentro de ese edificio, la “casa de la democracia”, como preámbulo de un breve acto homenaje por la década transcurrida desde aquel “basta”, que significó también un punto de partida. “Es imposible pensar todo lo que vivimos después sin el fin de la impunidad”, opinó el diputado del Frente para la Victoria Horacio Pietragalla, que, además –o por sobre todas las cosas– es hijo de padres desaparecidos, pero lo sabe desde hace, justo, una década. Sus compañeros de bloque Diana Conti y Jorge Rivas, al igual que el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, lo acompañaron al frente del homenaje, en el que también celebraron referentes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y de Hijos, quienes concretaron su agradecimiento en una placa que eterniza aquel momento bisagra.

El video –elaborado por la Secretaría de Derechos Humanos, al igual que una breve muestra fotográfica– recuperó además el momento en que el ex presidente Néstor Kirchner ordenó que se bajaran los cuadros de Jorge Rafael Videla y Reynaldo Benito Bignone del colegio militar, la tarde en la que la jefa de Estado Cristina Fernández de Kirchner arengó ante una multitud que “lo único que reconciliará a los argentinos es la Justicia”; la primera condena a represores por delitos de lesa humanidad y el más reciente acto de restitución de identidad a un nieto apropiado durante aquellos años de terror.

El relato en imágenes intentó un buen resumen de la política de Memoria, Verdad y Justicia que comenzó cuando acabaron de regir las leyes de la impunidad. En el marco del homenaje, Rivas destacó la “larga lucha popular por la memoria y la justicia” de los organismos de derechos humanos y coincidió con Conti en identificar a Kirchner como el responsable del cambio, el “héroe político de la historia”, según la legisladora.

“Kirchner generó el clima político en el que resultó finalmente posible que la consecuente lucha social por la justicia y la memoria alcanzara una de sus grandes victorias: la anulación de las leyes de impunidad”, concretó el diputado.

En esa línea, Fresneda –otro Hijo– agradeció a “las Madres y las Abuelas por marcar el rumbo”, mencionó que “esta Argentina de hoy es producto de aquellos días soñados por nuestros padres”, en referencia a la militancia con la que arrasó la represión, y destacó que Kirchner fue quien tuvo “la vocación política y el coraje para recomponer derechos”. “La nulidad de las leyes de impunidad es un punto de llegada en la lucha por los derechos humanos, pero también es el inicio de un camino de integración que nos permitió volver a creer”, concluyó. La presencia de la presidenta de las Abuelas, Estela de Carlotto, y Buscarita Roa; de Taty Almeida, de Madres Línea Fundadora; Lita Boitano, de Familiares; de varios Hijos y del Centro de Estudios Legales y Sociales confirmaban la reparación. También aplaudieron los diputados Carlos Kunkel, Mara Brawer, Carlos Raimundi y Teresa García y los candidatos a diputados Victoria Montenegro, Alex Freire y Guillermo Torremare.

Durante su exposición, Pietragalla destacó a la ex diputada Patricia Walsh –autora del proyecto que se votó hace diez años– como “una de las militantes más fervorosas del fin de la impunidad, que siempre tuvo la altura para agradecer a Néstor”. A su vez, Conti y Rivas recordaron el primer antecedente de la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida, un proyecto presentado en 1997 por los entonces diputados de la Alianza Juan Pablo Cafiero y Alfredo Bravo, y apoyado por ellos.

Compartir: 

Twitter
 

Madres y Abuelas colocaron una placa que recuerda el momento de la anulación de las leyes.
Imagen: Guadalupe Lombardo
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared