EL PAíS

Las heridas abiertas

La ex presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, María “Chicha” Chorobick de Mariani, sostuvo que pese a que transcurrieron 37 años del ataque por parte de fuerzas militares y policiales a la casa donde vivía su hijo Daniel, su nuera Diana Teruggi, y la hija de ambos, Clara Anahí –que tenía tres meses de vida–, aún sigue esperando a su nieta que continúa desaparecida. “Son días muy difíciles, insoportables, las heridas siguen abiertas porque no puedo olvidar la de-saparición de mi nieta, la muerte de mi nuera y de mi hijo, tres días después”, comentó ayer Chicha Mariani, al cumplirse un nuevo aniversario de aquel operativo en el acto que se realizó en la casa Mariani-Teruggi, en La Plata, declarada sitio de memoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.