EL PAíS › UN HOMBRE ASESINO A SU PAREJA Y A SU HIJASTRA, Y BALEO AL NOVIO DE LA JOVEN, EN SAN MARTIN

Otras dos víctimas de la violencia machista

El agresor se atrincheró en la casa donde vivía su pareja. Tras fracasar la negociación, el Grupo Halcón irrumpió en la casa y lo detuvo. Las dos mujeres estaban muertas. “La decisión estaba tomada desde un primer momento”, dijo la policía.

Después de siete horas de incertidumbre, se conoció el desenlace trágico. El hombre que había mantenido cautivas a dos mujeres, una de ellas su pareja, la otra, hija de ella, había matado a ambas. Lo supo la policía no bien entró a la casa donde ocurrió el hecho, después de una negociación extensa e infructuosa. Los investigadores creen que las muertes ocurrieron horas antes de ese momento y que el agresor simulaba hablar con sus víctimas, a las que ya habría matado. El había escrito una carta, por lo que se presume que iba a suicidarse. Según el jefe de la policía bonaerense, Hugo Matzkin, ese texto indica que “la decisión de matar a las víctimas estaba tomada desde el primer momento”. Antes, había herido de bala al novio de la chica, quien fue internado y está en estado reservado. Finalmente el agresor fue detenido.

El hecho ocurrió en una vivienda del la localidad de San Martín. El asesino baleó, poco antes de atrincherarse en la casa, a eso de las 13.30, al novio de su hijastra, quien fue operado de urgencia. Los peritos trabajaban anoche para determinar cómo fueron asesinadas las víctimas: ninguna presentaba heridas de bala. Una habría muerto como consecuencia de un golpe y la otra, estrangulada.

El hombre, de unos 45 años, irrumpió en la casa de Sarmiento al 5000 a eso de las 13.30. Al parecer, acusaba a su pareja por una supuesta infidelidad. La mujer, Silvana, de unos 50 años, era docente y trabajaba en una escuela de la zona. Su hija, Valeria Bastier, tenía 22 años.

En el lugar trabajaron agentes del Grupo Halcón y personal de la Jefatura Departamental de San Martín, quienes irrumpieron en la casa alrededor de las 19, tras mantener negociaciones con el captor. Una vez dentro de la vivienda, los agentes detuvieron al hombre y encontraron a las mujeres muertas. El homicida ofreció resistencia, pero fue reducido tras un forcejeo. Fue trasladado en un patrullero policial a la comisaría primera de San Martín.

Poco antes de atrincherarse junto a las mujeres, el asesino baleó, en la puerta de la casa, al novio de la hija de su ex pareja, quien tuvo que ser trasladado por personal de la policía comunitaria al Hospital Thompson para ser operado de urgencia. El herido, que fue identificado como Emanuel Villalba, de 23 años, se encontraba ayer “en estado reservado”, según confirmó el jefe de guardia de ese centro de salud, Eliseo Carodini. “La operación fue exitosa, pero (el paciente) se encuentra en terapia intensiva, con respiración asistida y en estado reservado”, dijo Carodini, quien confirmó que el joven fue herido en la zona del abdomen.

Además, el asesino habría disparado en dos ocasiones contra los efectivos policiales que llegaron hasta la casa, alertados por los vecinos que escucharon el disparo contra Emanuel. El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción 7 de ese distrito judicial.

El jefe de la policía bonaerense, Hugo Matzkin, reveló que “se usaron granadas de aturdimiento para poder reducir al captor” y que, al momento de ingresar, “el hombre estaba alterado y hubo forcejeos con los agentes del Grupo Halcón”. Matzkin, quien calificó el operativo como “perfecto”, confirmó que las mujeres no tenían heridas de arma de fuego, y que se trató de “una muerte mecánica”. A su vez, el jefe de la policía bonaerense, que estuvo coordinando el operativo, sostuvo que el asesino “fingía hablar con las mujeres”, mientras se mantenían las negociaciones. Por último, Matzkin dijo que “hay una carta del asesino que explica todo”, aunque no dio detalles del contenido.

Según relató Lucas, primo y sobrino de las fallecidas, el hombre “tenía problemas de adicción y era muy violento”, al tiempo que agregó que su tía “hizo denuncias varias veces por diferentes agresiones”. “Uno piensa que esto nunca va a pasar, pero la violencia de este hombre era cotidiana. Es un adicto, está enfermo y varias veces la agredió a mi tía”, dijo el familiar. “El (por el homicida) quería entrar (a la casa) por la fuerza y Silvana no lo dejaba entrar. Entonces la metió a Valeria adentro, salió y a sangre fría le pegó un tiro a Emanuel en la panza”, explicó Lucas. Los vecinos consultados afirmaron, en tanto, que el detenido ya no vivía más en la vivienda involucrada, pero que la visitaba con regularidad.

Compartir: 

Twitter
 

Durante siete horas, la policía rodeó la zona, negoció con el atrincherado, y finalmente irrumpió en la casa.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.