EL PAíS › TIMERMAN HIZO REFERENCIA A LA SITUACIóN VENEZOLANA EN EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU

Democracias incipientes bajo presión

El canciller destacó el modelo de “democracia inclusiva y respeto a los derechos humanos”. Pero hizo hincapié en la situación de inestabilidad que sufren democracias de la región, donde se dejó atrás el “golpe clásico”.

El canciller Héctor Timerman aseguró ayer que “nuestras incipientes democracias todavía son objeto de presiones que ponen en riesgo la continuidad de gobiernos que fueron elegidos por las mayorías”, haciendo referencia, sin hacerlo expreso, a la situación que atraviesa Venezuela. Timerman habló en Ginebra, donde participó de la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas. Resaltó también el “compromiso con los derechos humanos” asumido por el gobierno argentino y destacó la política de ampliación de derechos que se impulsó en el país desde 2003.

“Nuestro país está fuertemente comprometido con un modelo de democracia inclusiva y con el pleno respeto de los derechos humanos para todos”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que también expuso la posición del país en contra de la proliferación de armas nucleares. “Por eso hemos trabajado en los últimos años para que toda la población goce de las mismas prerrogativas, y conseguimos una paulatina mejora en los índices de pobreza, indigencia y desempleo”, continuó el funcionario, exponiendo las cifras positivas en crecimiento e igualdad de oportunidades logradas en la última década bajo la gestión kirchnerista.

Timerman mostró la preocupación existente en la región ante los sucesos de los últimos días en Venezuela. “En nuestra región dejamos atrás el clásico golpe cívico-militar”, apuntó al situar en el pasado la instancia de golpes militares apoyados por una parte de la sociedad civil, pero aclaró que “nuestras incipientes democracias todavía son objeto de presiones que ponen en riesgo la continuidad de gobiernos que fueron elegidos por las mayorías”.

Sin nombrarlo directamente, Timerman tomó el ejemplo de la crisis venezolana para señalar que “la tentación de algunos de tomar las calles, aun con el apoyo de parte de la ciudadanía, con el propósito de desviar la voluntad de los sufragios, nos puede llevar a una espiral de la que ser difícil salir”, destacó. Apuntó en la misma dirección que la presidenta Cristina Kirchner en su discurso de inauguración de sesiones legislativas, al señalar que “no habrá gobierno, sin importar su color político, que resista manifestaciones destituyentes del sector que resultó perdidoso en los comicios presidenciales”.

En otro párrafo, Timerman ponderó la política de concesión de derechos que la Argentina impulsa desde hace años hacia el colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales), que comprende iniciativas como el matrimonio igualitario y la Ley de Identidad de Género.

“Entendemos que, más allá de las identidades culturales que determinan cultura, leyes, valores y demandas sociales en cada uno de los países, resulta fundamental lograr entre todos los Estados acuerdos básicos con el fin de fomentar el respeto, la integración y la no discriminación. Debemos luchar contra la violencia motivada en cuestiones de orientación sexual”, subrayó Timerman.

El canciller también participó de un encuentro del Grupo Internacional contra la Pena de Muerte organizado por la delegación argentina. Allí se denunció la situación de Víctor Saldaño, un cordobés que espera desde hace 18 años que se cumpla la condena a muerte que le impuso la Justicia estadounidense. “Antes que hacer una fundamentación filosófica y moral con respecto a por qué la Argentina se opone a la pena capital, nos pareció más oportuno repasar la situación que padece Saldaño, un hombre que fue llevado a la locura por un sistema legal”, detalló Timerman ante los delegados de los países que integran este grupo.

“Hace 18 años que espera en el corredor de la muerte y se violaron sus garantías legales más elementales. Por eso, el Estado argentino asumió su defensa”, señaló el ministro y destacó que durante el juicio se habían utilizado argumentaciones racistas por su origen hispano y que la espera en aislamiento lo había afectado psiquiátricamente.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Héctor Timerman habló ayer en la sesión del Consejo realizada en Ginebra.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.