EL PAíS › DOS ACUSACIONES ARGENTINAS CONTRA LONDRES POR LAS MALVINAS

En contra del doble estándar

Por un lado, Timerman denunció ante la Conferencia de Desarme que el Reino Unido se negó a informar si sus submarinos en el Atlántico Sur portan armas nucleares. La embajadora Castro le apuntó al nuevo gobernador de las islas.

El canciller Héctor Timerman denunció ante la Conferencia de Desarme de la ONU reunida en Ginebra, Suiza, que “el Reino Unido se negó a informar si los submarinos que envía al Atlántico Sur portan armas nucleares, aun cuando existe al menos un antecedente al respecto que fue revelado por medios periodísticos”. De esta forma, el canciller reafirmó la posición argentina para desmilitarizar la zona atlántica sur. A la denuncia del canciller se sumó la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, quien cuestionó la designación de Colin Roberts como gobernador de facto de las Islas Malvinas. Se trata del mismo funcionario que les negó el derecho de autodeterminación a los chagosianos, un pueblo de casi 2 mil personas expulsado de la isla Diego García en los ‘60. Castro indicó que es “una provocación y una muestra del doble estándar”.

Timerman se presentó ante la Conferencia de Desarme de la ONU como parte de la estrategia argentina para denunciar a Inglaterra ante todos los foros internacionales por los reiterados incumplimientos de las resoluciones que instan al país a sentarse a discutir sobre la soberanía de las islas. Timerman señaló que Gran Bretaña no informó si hay submarinos nucleares en las islas. “Entendemos por esa razón que los esfuerzos para lograr un definitivo desarme nuclear deben continuar. Por eso denunciamos la actitud del Reino Unido de no tener la voluntad de aclarar si introdujo armas nucleares en una región que está libre de ellas”, indicó el canciller.

“Argentina fue sede en agosto pasado de la Organización para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Opanal), e impulsa desde la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) un nuevo tratado para prohibir de forma definitiva la proliferación del material atómico que pueda ser utilizado con fines bélicos”, señaló Timerman. El canciller informó que la Argentina hizo “un llamamiento a los Estados que formularon declaraciones interpretativas a los protocolos adicionales del Tratado de Tlatelolco a que las retiren, de conformidad con el propósito que fijó este acuerdo de no proliferación nuclear”.

Por otra parte, Timerman estuvo reunido con el presidente de la Cruz Roja Internacional, Peter Maurer, con quien acordó que impulsarán acciones que permitan la identificación de varios soldados argentinos muertos durante la guerra de Malvinas y que se encuentran enterrados en el cementerio de Darwin, en la isla Soledad. “La Cruz Roja, en respuesta a un pedido de la Presidenta, nos prometió que nos ayudará a gestionar la identificación de los cuerpos de los soldados que cayeron en Malvinas y que aún permanecen en esa tierra que reclamamos”, destacó el canciller. Timerman detalló que la idea es llevar a cabo un trabajo forense en el cementerio de Darwin “para que los familiares de los caídos en las Malvinas puedan terminar con la incertidumbre”.

En tanto, la embajadora Alicia Castro cuestionó la designación frente a la administración de facto de las Malvinas de un funcionario que había intervenido para negarles el derecho de autodeterminación a los chagosianos. En una columna en The Guardian, la embajadora consideró que el nombramiento de Colin Roberts como gobernador de facto “constituye un nuevo acto unilateral del Reino Unido en abierta violación a la obligación que le impone el Derecho internacional de resolver la disputa por vía de la negociación diplomática con la Argentina”. Castro remarcó, además, que es “llamativa” la elección del funcionario, el mismo que les negó el derecho a la autodeterminación a los chagosianos, que fueron expulsados de la isla Diego García en el Océano Indico. La isla luego fue entregada a Estados Unidos para que instalara una base militar. “Desde entonces, los chagosianos, que viven en la pobreza y dispersados en distintas partes del mundo, reclaman su derecho a regresar a su territorio y a sus hogares”, explicó Castro, quien cuestionó el “relato colonial” y el “doble estándar” de Londres.

Compartir: 

Twitter
 

La embajadora Alicia Castro publicó una columna en The Guardian contra el nombramiento de Colin Roberts.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.