EL PAíS › CFK CRITICó A LOS “PAíSES CENTRALES” QUE APOYARON EL REFERéNDUM EN MALVINAS

Plebiscitos y doble estándar

La Presidenta se refirió sin nombrar al Reino Unido, que en los casos de Ucrania y Crimea sostuvo una posición contraria a la que manifestó respecto de la consulta sobre la autodeterminación en Malvinas.

 Por Fernando Cibeira

Desde Roma

La presidenta Cristina Kirchner lleva con ella algunos temas, vaya donde vaya. Ayer, en la conferencia de prensa sobre el encuentro con el papa Francisco, una cuestión fue llevando a la otra, y aprovechó para volver a criticar el doble estándar de algunos países –notoriamente, el Reino Unido–, que se mostraron a favor de un plebiscito sobre la autodeterminación de los pueblos en el caso de las Islas Malvinas y exhibieron una posición opuesta para los casos de Ucrania y Crimea.

“Nosotros seguimos votando como miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de la misma manera que votamos cuando votamos en el tema de Malvinas”, subrayó. Aclaró que de ninguna de estas cuestiones había conversado durante el almuerzo, porque “cuando uno habla con el Papa no habla de temas específicos, habla de temas globales”.

La charla había derivado hacia las cuestiones de la problemática global, la preocupación de Francisco por la paz en el mundo y el viaje seguramente histórico que realizará en poco tiempo a Jerusalén y a Palestina, recorriendo los lugares santos. Pero la Presidenta aclaró que, a su entender, los principales peligros para la paz mundial no estaban centrados hoy en esa zona y mencionó casos de “la geopolítica”. “Se acaba de llevar a cabo un plebiscito en Crimea, también había habido un plebiscito anterior en Ucrania, donde se habían manifestado en contra de entrar a la Unión Europea, y acá surge lo que yo siempre digo, y esto no tiene nada que ver con el Papa, esto es Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de la Argentina: el doble estándar”, mencionó.

Y comparó con las posiciones argentinas en la materia, que no cambian según la conveniencia. “Sin embargo, las principales potencias que nos objetan esto votaron totalmente a favor o en contra ahora de los plebiscitos de autodeterminación. Esto revela que no se puede seguir tratando de presentarse como los garantes de una gobernanza, de un gobierno global, cuando se toman los criterios según cuál es el país, si el que hace el plebiscito para la autodeterminación es Crimea, está mal; si los que quieren hacer un plebiscito para la autodeterminación en Malvinas son los kelpers, está bien. No resiste ningún análisis”, agregó.

En su visita del 18 de marzo del año pasado, la Presidenta le había pedido a Francisco que intermediara para que el Reino Unido aceptara sentarse a dialogar por las Malvinas, tal como lo establecen las resoluciones de las Naciones Unidas. Sin embargo, CFK dijo ayer que la cuestión no se mencionó, así como tampoco se hizo referencia a ningún otro conflicto puntual que estuviera sucediendo en este momento, como el caso de Venezuela.

Con todo, circuló una versión de que habría habido algún diálogo sobre las Malvinas, pero no en el almuerzo del Papa y Cristina Kirchner, sino en el encuentro paralelo de los funcionarios en el otro salón, encabezados por el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, y el canciller argentino, Héctor Timerman. La versión sostenía que en la conversación se habría analizado la posibilidad de que la Iglesia Católica de las Islas Malvinas –hay una en Puerto Argentino, Saint Mary Church, en una mayoría de habitantes anglicanos– dejara de pertenecer a la jurisdicción de la curia británica y pasara a la argentina o, en su defecto, directamente a la del Vaticano. Fuentes de la comitiva argentina aseguraron que el tema no se trató. No obstante, hubo quienes reconocieron que esa idea existe, aunque el proyecto no es nuevo.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta sufrió un esguince, pero continuará la gira normalmente.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.