EL PAíS › EL FRENTE AMPLIO UNEN Y EL PRO VAN JUNTOS EN VARIAS PROVINCIAS

Más cerca en el pago chico

En Corrientes y Catamarca ya tienen acuerdos. Hay negociaciones en Tucumán y Formosa, y coqueteos en Córdoba y Mendoza.

 Por Sebastian Abrevaya

“Asumimos el compromiso de darle continuidad y permanencia a esta construcción política y extenderla al conjunto de los distritos de nuestro país, respetando las particularidades de cada uno.” Con esa frase de su acta constitutiva, el Frente Amplio Unen (FAU) habilitó que los dirigentes provinciales trabajen en acuerdos provinciales con el PRO, entre otras fuerzas opositoras, con el objetivo de ganar gobernaciones en 2015. Ya hubo varias experiencias anteriores en las que un frente político vertebrado por radicales se asoció con el macrismo: el Frente Cívico y Social de Catamarca, liderado por el senador Oscar Castillo; Encuentro por Corrientes, encabezado por el actual gobernador Ricardo Colombi y, en 2011, el Acuerdo Cívico y Social por el que pelearon la gobernación detrás del diputado radical José Cano. Estos acuerdos tienen buenas chances de mantenerse en la próxima elección mientras se suman con posibilidades otros distritos como Formosa, Neuquén o incluso Córdoba y Mendoza.

El estallido del sistema de partidos producto de la crisis económica, social y política de 2001 tuvo su repercusión en todas las fuerzas electorales. Pero a diferencia de otras, el PJ fue el que mejor pudo sobrellevarla. En líneas generales, hoy hay 17 provincias gobernadas por peronistas: 14 enrolados en el Frente para la Victoria, dos opositores (José Manuel de la Sota, en Córdoba, y Claudio Poggi, en San Luis) y un inclasificable Daniel Peralta en Santa Cruz.

Hay cuatro mandatarios de fuerzas provinciales: Claudia Ledesma en Santiago del Estero (oficialista), Fabiana Ríos en Tierra del Fuego y Jorge Sapag en Neuquén (opositores), y Maurice Closs en Misiones (aliado del FpV). En ese marco, sólo quedan tres mandatarios no peronistas que pertenecen o lideran frentes con proyección nacional: Mauricio Macri en Capital (PRO), Ricardo Colombi en Corrientes (ECO-UCR) y Antonio Bonfatti en Santa Fe (Frente Progresista-PS). Hace no muchos años, la UCR tenía seis gobernaciones propias, que luego fue perdiendo (Mendoza, Río Negro, Catamarca, Corrientes, Chaco y Santiago del Estero).

Sobre este terreno se basan las especulaciones de buena parte de la dirigencia del Frente Amplio Unen para apostar a la unidad de todo el arco opositor no peronista, incluido el macrismo, y en algunos distritos, también el Frente Renovador de Massa. En la Coalición Cívica –el principal impulsor de una alianza con el PRO–, consideran que los acuerdos distritales van a terminar empujando un acuerdo nacional. “Los radicales van a aceptar hacer una alianza más amplia porque quieren obtener las gobernaciones que fueron perdiendo. Hay que tener un equilibrio en las gobernaciones, hoy sólo hay tres gobernadores no PJ”, señaló un hombre cercano a Elisa Carrió. Por ahora, desde el PRO se mantienen distantes, aunque no cierran la puerta a un entendimiento. “No descartamos frentes pero no es el momento para plantearlo. Hasta marzo del año que viene vamos a trabajar en lo nuestro”, dijo a Página/12 el titular del PRO, Humerto Schiavoni, y remató: “Estamos trabajando para llevar candidatos propios en las 24 provincias”.

“No debe haber exclusiones”, aseguró la semana pasada el radical tucumano José Cano, que ya tuvo contactos con Massa y se especula con que lleve de compañero de fórmula al peronista José Carbonell. “Mi estrategia política en Formosa es incorporar todas las vertientes, como sucede con el Frente Cívico de Catamarca, en Corrientes o Tucumán”, afirmó hace poco el radical formoseño Ricardo Buryaile. Ya es conocida la postura del cordobés Oscar Aguad para meter en la misma bolsa a todo el arco no peronista. Durante el lanzamiento del FAU, el gobernador Colombi ratificó su sociedad con el PRO en Corrientes, entre otras fuerzas que integran ECO. En Mendoza, el llamado a la unidad vino del lado del macrista Gustavo Senetiner: “La unidad del PRO y la UCR es posible”, aseguró a poco de convertirse en la sorpresa de las elecciones capitalinas.

Donde prácticamente no hay chances de un acuerdo es en Santa Fe ya que el humorista y diputado Miguel Del Sel es el principal adversario del Frente Progresista comandado por Bonfatti y Binner. En Capital Federal la situación también es difícil por la resistencia de actores como Pino Solanas. Todavía habrá que esperar hasta marzo para ver cómo influye la dinámica de las provincias en el escenario nacional y viceversa.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri apuesta a seducir radicales para sumarlos al PRO.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.