EL PAíS › VICTOR HUGO PRESENTO ANOCHE SU LIBRO EN LA FERIA

“Qué alivio es escribir”

 Por María Daniela Yaccar

“Tengo la necesidad de refutar muchas de las mentiras y miserias que me han descargado en estos años”, expresó Víctor Hugo Morales ayer, en la Feria del Libro, al presentar su libro Audiencia con el diablo, retrato de una época de política, periodismo y poder, editado por Aguilar. El libro parte del episodio que vivió el periodista el 8 de agosto del año pasado, cuando tenía que encontrarse en una audiencia con Héctor Magnetto, CEO de Clarín, quien lo había denunciado por daños y perjuicios. El encuentro entre ellos no se produjo. “Hay una necesidad refutadora en el libro”, insistió Morales. “Pero he querido mirar más alto para ver lo que nos pasa en el periodismo. Hemos logrado un triunfo excepcional: les quitamos las caretas como nunca había ocurrido en el mundo entero”, sostuvo.

El escritor apareció solo en el escenario, pasadas las 20.30, después de que se vieran en una pantalla imágenes del día de la audiencia. Nadie lo presentó, nadie hizo una observación sobre el libro o una pregunta que funcionara como disparador. Brindó un discurso minucioso, plagado de datos, con momentos poéticos y mucho humor. Apenas pisó el escenario de la Sala José Hernández, el público aplaudió y levantó cámaras de fotos y celulares para registrar el momento. Una larga cola se había armado media hora antes para entrar en la sala, con capacidad para mil personas. La fila reflejaba el amplio abanico etario que valora la palabra del periodista: había gente muy grande y gente muy joven.

“Entiendo que es como una especie de cura final de estos años tan particulares este recibimiento maravilloso que en algún lugar de mi cuerpo seguramente ya está grabado para siempre”, dijo, ante la ovación del público. “Todo es una curación: qué catarsis que es escribir, qué alivio para el alma. El libro ha sido una forma de aliviar circunstancias queribles, no detestables, que me han tocado vivir en todo este tiempo”, sostuvo. “A mis arrugas les iba poniendo nombres. A una le puse Magnetto. Y esta cana es Fontevecchia”, bromeó. El público se rió, como también se divirtió cuando contó que una vez fue al teatro y una señora “peinada desde las cinco de la tarde” le preguntó qué le había pasado en los últimos años.

Mezcló, en todo momento, las anécdotas personales con el momento político. “Estamos discutiendo cosas maravillosas: cómo hacer un mundo mejor, quién manda. Si mandan ellos, los que desde 1860, 1870 blindaron la historia y dijeron ‘esto es para todos los tiempos’ y fueron construyendo una sociedad de carácter neoliberal con injusticias y desigualdades. Este es un momento inesperado para América latina. Es el cumplimiento de un sueño. A comienzos de 2000 parecía que todo se nos había venido abajo.”

“¿Por qué ningún diario, salvo Página/12, sigue el tema de las elecciones en Panamá?”, se preguntó. Al cierre de esta edición, fiel a su estilo en la radio, comparaba las cartas valiosas del truco con los titulares de Clarín”, y desarmaba informaciones falsas: el viaje de Boudou a Uruguay con bolsos con dinero, lo que se dijo sobre el crimen de Angeles, o que el Indio Solari perteneció a la Juventud Comunista, entre otras. “Hay 30 millones de personas que se informan de lo que ellos quieren, y encima se quejan de la cadena nacional. Ellos tienen cadena nacional para engañar a la gente. La mayoría de la gente no sabe estas mentiras”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.