EL PAíS › LOS RECOLECTORES MANTIENEN EL PARO EN QUILMES

A la espera de la firma

A la espera de la firma del acuerdo entre el gremio de Camioneros y la Municipalidad de Quilmes para poner fin al conflicto que impide la recolección de la basura en ese distrito, los recolectores cumplieron ayer el sexto día de paro. El jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, destacó que “es muy importante para no-sotros que no va a quedar ningún trabajador en la calle”, pero le apuntó al gobierno nacional y afirmó que “maneja” al intendente quilmeño, Francisco Gutiérrez.

El compromiso entre la comuna que conduce Gutiérrez y los camioneros para terminar con el conflicto será rubricado mañana ante el Ministerio de Trabajo, si se cumplen los términos del acuerdo al que arribaron las partes el viernes y que fue difundido por la propia municipalidad. Gutiérrez avanzará con la municipalización de la recolección de residuos y asegurará el ingreso a la planta de empleados del municipio de los 412 trabajadores de la concesionaria Covelia, cuyo contrato vence mañana. Los recolectores pasarán al gremio municipal con su actual salario y la antigüedad para el cálculo de sus vacaciones.

El municipio de Quilmes consignó que el acuerdo se celebró con Marcelo Aparicio, dirigente nacional de la rama Recolección de Camioneros, y que Moyano lo avaló a través de una teleconferencia. En vez de ratificar el compromiso, el líder del sindicato buscó ayer correr el eje de la discusión. “Si lo dejan firmar, porque lo manejan del gobierno nacional, el problema se va a solucionar”, sostuvo en alusión a Gutiérrez y denunció una supuesta “interferencia” de la Casa Rosada en el conflicto planteado en Quilmes.

El titular de la CGT opositora dijo también que “es muy importante para nosotros que no va a quedar ningún trabajador en la calle y que se les va a mantener el salario que vienen ganando”. Al respecto, Moyano destacó que “no queda ningún trabajador en la calle y se les va a pagar el sueldo que corresponde, que es el que ganan los camioneros”.

En una interpretación particular del caso, Moyano dijo que a partir de lo que se firme en Quilmes “un barrendero, que en una localidad de la provincia de Buenos Aires está ganando tres mil, tres mil y pico de pesos, va a pasar a ganar de nueve a once mil pesos”. Indicó, además que por el mismo acuerdo “van a comenzar a normalizarse los sueldos de los municipales, que son los más bajos”. Según su propio cálculo, habría así hasta un “120 por ciento” de aumento salarial a empleados que realizan las mismas tareas. “Creo que a partir de ahí todos los municipios de la provincia de Buenos Aires tendrán que pagar ese salario”, señaló el gremialista.

En Quilmes, en tanto, ayer se multiplicaban las quejas de los vecinos por la decisión de los camioneros de seguir con el paro y había innumerables bolsas acumuladas durante los seis días de la medida de fuerza. Los choferes que responden al líder de la CGT opositora dejaron de recolectar los residuos el lunes pasado, tras conocerse la decisión de Gutiérrez de rescindir a partir del 3 de mayo el contrato con la empresa Covelia y pasar el servicio, a partir de mañana, a manos del municipio. Desde entonces, la basura se acumuló en las veredas, un paisaje que se mantendrá hasta que finalmente se firme el acuerdo y levanten el paro.

Compartir: 

Twitter
 

El paro de camioneros hace que la basura se acumule en Quilmes.
Imagen: Joaquin Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.