EL PAíS › OPINION

Una nueva era de innovación e inclusión

 Por Julio De Vido *

El ex presidente Néstor Kirchner impulsó un modelo en donde el desa-rrollo de las telecomunicaciones fue siempre un eje fundamental: desde la estratégica recuperación del espectro radioeléctrico y del Correo Oficial Argentino hasta el día de hoy, en que dos grandes políticas de telecomunicaciones, como la Televisión Digital Abierta y Argentina Conectada, están siendo llevadas adelante con un éxito rotundo pese a que los grandes medios monopólicos no quieran aceptarlo.

El despliegue de la Plataforma de Transmisión de Televisión Digital hoy le permite al 82 por ciento de la población argentina tener acceso irrestricto a servicios de televisión digital abierta, con una oferta de programación federal, innovadora e inclusiva, representativa de la identidad argentina en su amplia diversidad. La implementación de la televisión digital es el producto de la reivindicación de que ver y disfrutar de la televisión es un derecho que se recuperó con los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, frente a los agobiantes monopolios que habían logrado convencer que, por ejemplo, para ver fútbol había que pagar.

Hoy, la Plataforma de Transmisión de la Televisión Digital Abierta se compone de 84 estaciones repartidas en todo el país, fruto de una planificación exhaustiva de 266 estaciones con objetivo de cobertura del 98 por ciento de la población, y al 100 por ciento gracias a la complementariedad con la televisión digital satelital.

Pero para garantizar el derecho de acceso a los servicios por cada uno de los ciudadanos de la República Argentina, hacerse cargo de la transmisión no alcanza, porque no podemos dejar un derecho sujeto a la capacidad propia de cada ciudadano de adquirir la tecnología necesaria. Por este motivo decidimos la adquisición de decodificadores de televisión digital y su distribución a través del plan MiTV Digital desde los primeros pasos de implementación, para incluir los beneficiaros de la Asignación Universal por Hijo, los pensionados y los jubilados de forma prioritaria. En cualquier transición tecnológica, los que más tienen suelen incorporar las nuevas tecnologías en primer lugar. Con nuestra gestión, los que mayor ayuda necesitan fueron y seguirán siendo los primeros.

Por su parte, Argentina Conectada es un ambicioso plan de telecomunicaciones que está siendo ejecutado tal cual fue planificado desde su creación en el año 2010: participan provincias, municipios, sindicatos, pymes, cooperativas y universidades, con el gran objetivo de brindar soluciones de conectividad al 97 por ciento de las localidades del país y previendo la conexión satelital al 3 por ciento restante. De no ser por este plan, más de 1400 pequeñas localidades del interior del país alejadas de los grandes centros urbanos quedarían sin conectividad, porque las empresas telefónicas nunca se fijaron en ellos, considerándolos no rentables, como si un habitante de un pueblo chico tuviera menos valor que un habitante de una gran ciudad. Nuestras políticas públicas y nuestros planes fomentan la igualdad de derechos entre todos los argentinos, igualdad de infraestructura y servicios en materia de telecomunicaciones y comunicación audiovisual.

Este plan sigue y profundiza nuestras ideas de integración, de ampliación de derechos y de valorar el ciudadano como usuario de servicios, considerando el operador de telecomunicaciones como un prestador y no como un peaje tecnológico que cobra cualquier precio por el acceso a su infraestructura. Esto significa cambiar las mentalidades, cambiar la idea de servicio de telecomunicaciones y claramente cambiar la idea de modelo de negocio de las empresas operadoras del sector.

Bajo estos conceptos se creó la Red Federal de Fibra Optica, herramienta fundamental de homogeneización de los derechos de acceso a los servicios de información y comunicación para cada ciudad y pueblo de la República Argentina. La misma se concibió como una red multipropósito, a través de la cual se conectarán instituciones públicas así como prestadoras de servicios minoristas de telecomunicaciones y de servicios de comunicación audiovisual. En la práctica, se están conectando las escuelas, los centros de salud, los hospitales, las comisarías y todas las dependencias de los órganos del Poder Ejecutivo Nacional, de las provincias y de los municipios.

También se están conectando los NAC, Núcleos de Acceso al Conocimiento, que hoy son 171 en todo el país, a través de los cuales más de 30.000 personas por mes acceden a servicios de información y comunicación, así como a capacitación profesional con salida laboral. En el último año más de 7700 personas pudieron recibir certificados universitarios. El fundamento de esta política integral innovadora es poner a disposición la infraestructura para fomentar el acceso al conocimiento y al entretenimiento, a través de espacios de conectividad, microcines y consolas de videojuego.

Al día de hoy, se desplegaron más de 30.000 kilómetros de fibra óptica en todo el país y se alcanzaron más de 1460 localidades por la Red Federal de Fibra Optica, de las cuales muchas ni siquiera contaban con servicio de telefonía básica. En estas semanas se viene implementado la “iluminación” de esta red, primera etapa de su puesta en servicio.

Pero Argentina Conectada no se limita en crear la Red Federal de Fibra Optica, sino que abarca también la planificación de redes de acceso que habiliten la prestación de servicios al hogar por parte de los operadores locales. El plan de última milla Pueblos Conectados contempla un modelo innovador de cooperación entre el sector público y el sector privado que se basa en tecnología de vanguardia e impulsa que la fibra óptica llegue al hogar de cada argentino. En las próximas semanas, estaremos presentando esta nueva política pública a través de la cual trabajamos ya con numerosos municipios y provincias que ya adhirieron a esta iniciativa.

Una vez más quiero reivindicar la plena vigencia de estas políticas públicas: Televisión Digital Abierta y Argentina Conectada, pilares históricos de una nueva era de las telecomunicaciones y de la comunicación audiovisual en la República Argentina. No tengo dudas de que ambas fundan cambios culturales, económicos y sociales que impactan directamente en los intereses del monopolio Clarín y de sus empleados, como se constató en la operación mediática que realizaron a partir de un pobre informe de la Auditoría General de la Nación –falso y sin ningún rigor técnico– con el que pretenden socavar las políticas soberanas e inclusivas y con fuerte sentido federal que lleva adelante el gobierno nacional. Nosotros vamos a seguir profundizando estas políticas definidas con coraje por Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, para lograr una Argentina más justa, en la que las comunicaciones sean un derecho y estén al alcance de todos, en cada rincón de la Argentina.

* Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.