EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER CELEBRO EL ACUERDO CON EL CLUB DE PARIS Y LA INVITACION DE LOS BRICS

Es la primera negociación sin el FMI

La Presidenta habló del acuerdo en un acto en Berazategui. Destacó que se hubiera hecho sin la intervención del Fondo Monetario y que se hubiera podido adecuar los pagos a las necesidades argentinas. También le dedicó varios tuits al tema.

La presidenta Cristina Kirchner encabezó ayer la inauguración de una planta depuradora de AySA en Berazategui.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reivindicó ayer el acuerdo alcanzado en la madrugada de ayer en la capital francesa para que la Argentina salde su deuda con el Club de París y destacó que es “la primera vez en la historia” de ese foro internacional que “un país negocia sin la intervención del FMI y sin restringir la autonomía que debe tener como país soberano”. Al inaugurar una planta depuradora de la empresa estatal AySA en Berazategui, la mandataria anunció que el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien encabezó las negociaciones, dará hoy una conferencia de prensa en la que brindará precisiones sobre el arreglo, luego de arribar al país.

“Estuve levantada hasta la una y media de la mañana y ya eran las 6.30 en Francia, de una reunión que había empezado a las 10 de la mañana y culminó a esa hora, cuando pudimos arribar a ese acuerdo”, celebró CFK, que detalló algunas precisiones sobre lo negociado. Según informó, el plazo de cancelación de la deuda será de entre 5 y 7 años con una tasa de interés del 3 por ciento y que el primer pago se realizará este julio. También especificó que “los pagos más chicos” al Club de París “se harán el año que viene y en 2017” porque son los años en los que la Argentina tiene “un perfil de vencimiento de deuda más alto”.

Fernández de Kirchner insistió en un concepto que ya había desarrollado con anterioridad: “No somos, como dicen los buitres, deudores seriales”, manifestó. Por el contrario, “son ellos, el capital financiero, depredadores seriales no sólo de nuestra economía, sino de varias economías del mundo”, agregó. En el Gobierno confían que el acuerdo alcanzado en París repercutirá en la causa que tramita la Justicia de los Estados Unidos respecto de los tenedores de deuda que no ingresaron en el canje, de forma beneficiosa para el país.

Más temprano, a través de su cuenta de Twitter, la Presidenta había resaltado que el miércoles fue “un día muy importante para la Argentina, con el acuerdo por la deuda del Club de París y la invitación a la cumbre Brics en Brasil”. Respecto de la negociación por la deuda, CFK recordó que el pasivo “se originó en 1956, después del derrocamiento de Perón, que dejó al país sin deuda externa” y que el arreglo saldará una deuda que en gran parte “se originó antes del año 1983 y se incorporó en el presupuesto público en 1986”.

A través de esa red social, la mandataria destacó que el financiamiento que se buscará en los mercados internacionales tras acordar con el Club de París “no será, como ya ha ocurrido en otras décadas, para el gran casino financiero”, sino para “financiamiento para infraestructura, para desarrollo, para tecnología y para el futuro de todos los argentinos”. En ese sentido, en la Casa Rosada confían en que “pronto” podrá percibirse “una mejora” en el flujo de divisas destinadas a la actividad productiva y que el acuerdo incluye un compromiso de los países miembros de intensificar sus inversiones en la Argentina.

Por otra parte, destacó que los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) “invitaron a nuestro país a la cumbre que tendrán en julio”, y destacó: “La invitación fue a nuestro país, bien digo, no a esta Presidenta, y no a tomar el té con masas, como parecería por algunos titulares muy, muy, muy chiquititos”, en referencia a la cobertura que hicieron del tema los medios opositores. CFK recordó que los miembros de los Brics incluyen “país de mayor superficie del mundo, Rusia; el de mayor población, China; y nuestro principal socio comercial, Brasil”, por lo que es natural el acercamiento con la Argentina.

Durante el acto que encabezó en Berazategui, Fernández de Kirchner calificó como “inédita” y de una “importancia fenomenal y estructural” en materia de saneamiento y medio ambiente la inauguración de las plantas depuradoras y potabilizadoras de la empresa estatal AySA en los partidos bonaerenses de Berazategui y Tigre, que beneficiará a más de cuatro millones de habitantes del conurbano bonaerense. La obra significó una inversión de casi 6 mil millones de pesos, que se financiaron con aportes del gobierno nacional y del banco brasileño de desarrollo Bandes.

A través de una videoconferencia, la Presidenta inauguró también la expansión de redes de desagües cloacales en los municipios de Quilmes e Ituzaingó y mantuvo un contacto con la Central Atucha II Néstor Kirchner, donde el ministro de Planificación, Julio De Vido, encabezó el acto de puesta en marcha de la planta de generación de electricidad. La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador bonaerense Daniel Scioli; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el intendente de Berazategui, Patricio Mussi, y el presidente de AySA, Carlos Ben.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.