EL PAíS › OPINIóN

Stella

 Por Daniel Filmus *

Los docentes de todo el país y todos los que trabajamos por la educación sentiremos mucho la ausencia física de Stella Maldonado. Stella fue una militante que combinó un fuerte compromiso por la lucha gremial en defensa de los trabajadores de la educación, con un profundo conocimiento de la pedagogía y del trabajo en el aula. La posibilidad de complementar ambas perspectivas la convirtió en un actor principal de las transformaciones educativas de los últimos tiempos.

Tuve la oportunidad de trabajar durante muchos momentos con Stella, junto con Hugo Yasky, Tito Nenna y Alberto Sileoni, en la elaboración de importantes leyes que modificaron la legislación educativa en el período 2003/2007. Su aporte al debate de la Ley de Financiamiento Educativo, la Ley de Educación Técnica, la Ley de Educación Nacional y la Ley de Educación Sexual, entre otras, fue particularmente significativo.

La defensa de las condiciones de trabajo y capacitación de maestros y profesores nunca le impidió participar desde una perspectiva conceptual que siempre colocó a la educación como una herramienta central de la democratización del conocimiento y la sociedad. Por eso, la creación de igualdad de posibilidades educativas para niños, jóvenes y adultos estudiantes fue su preocupación central.

Pero al mismo tiempo Stella sabía que la única posibilidad de que la educación potencie su papel igualador estaba vinculada a que pudiera desarrollarse con el contexto de un proyecto nacional en el que todo el país estuviera incluido en políticas profundamente democratizadoras en lo económico, político y social. Por ello, sin bajar por un minuto las banderas de la lucha docente, acompañó las políticas transformadoras llevadas adelante en la última década. También por la misma razón sumó a su actividad como dirigente gremial un compromiso profundo con los derechos humanos y en particular con la igualdad de género.

Dice Savater que los docentes sólo podemos ser optimistas, que siendo pesimista sólo se puede ser adiestrador. Stella era optimista por naturaleza y contagiaba ese optimismo a sus compañeros en su incansable trabajo cotidiano.

Despedimos a Stella convencidos de que su legado permanecerá por siempre en cada encuentro de un docente con sus alumnos, en cada esfuerzo por la organización y la unidad de los trabajadores y en cada lucha por la democratización de la educación, por la justicia social y por la liberación de la patria.

* Secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas - Ex ministro de Educación de la Nación.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.