EL PAíS › OPINION

Obstinadamente maestra

 Por Sonia Alesso *

Los maestros de todo el país despedimos a Stella Maldonado con profundo dolor. Fue una dirigente histórica de Ctera, una docente lúcida, honesta y comprometida no sólo con los derechos de los trabajadores de la educación, sino también con las luchas de nuestro pueblo.

Los maestros y profesores del país vamos a llevar a Stella en nuestros corazones, en nuestro andar diario por las escuelas y en el sindicato.

La pensamos y sentimos en cada niño que va sonriendo a la escuela, en cada maestro que sueña horizontes más dignos.

En cada joven rebelde que lucha contra las injusticias.

En cada militante que pelea por la justicia social en cualquier rincón de nuestra patria.

En cada acto, cada plaza, cada marcha, a lo largo de este extenso país que recorrió con amor y humildad.

En los juicios a los genocidas, en los nietos recuperados, en las luchas de las Madres, las Abuelas y los HIJOS.

En las luchas que dimos y que seguimos dando por justicia completa por Carlos Fuentealba.

En algún libro, que nos recomendó en los congresos, seminarios y charlas.

En la creación del Movimiento Pedagógico Latinoamericano y en la consolidación de la Patria Grande.

En una canción del Indio, un museo o una película.

En su profundo amor a la Escuela, con mayúscula, y en la obstinada convicción de todo lo que los maestros podemos hacer para cambiarla.

Stella será siempre un símbolo de la potencia transformadora de la Escuela Pública y de la pasión por enseñar.

Stella, compañera, amiga, maestra... ¡¡¡hasta siempre!!!

* Secretaria general adjunta de Ctera.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.