EL PAIS › MASSA, COBOS, SANZ Y BINNER CRITICARON AL GOBIERNO EN EL COLOQUIO DE IDEA

Con la Idea de quedar bien

En medio del cruce entre los organizadores del foro y el gobierno nacional, los cuatro aspirantes presidenciales participaron de un panel y defendieron a los empresarios. Macri y Scioli, los principales ausentes.

Cuatro de los principales dirigentes de la oposición se pasearon ayer por el coloquio de Idea, donde aprovecharon para congraciarse con un sector del establishment y cuestionar al gobierno nacional por haber respondido a las críticas que se le hicieron durante los primeros días del foro empresario. El socialista Hermes Binner, los radicales Julio Cobos y Ernesto Sanz (Frente Amplio Unen) y Sergio Massa, del Frente Renovador, participaron del panel organizado para que los presidenciables presenten sus propuestas y escuchen las demandas del sector. “Nosotros venimos a traer nuestras ideas de la Argentina que viene, hay algunos que por ahí creen que sólo se puede gritar y agredir”, dijo Massa antes de exponer. Una de las ausencias más notorias fue la de Mauricio Macri, que se bajó a última hora aduciendo problemas de agenda. Tampoco estuvieron Elisa Carrió ni Fernando “Pino” Solanas. Aunque los organizadores habían buscado la presencia de algún referente del oficialismo, no hubo ninguno en el panel de ayer.

Lo que debía ser un debate sobre “propuestas para un tiempo de cambios” terminó convertido en una defensa del sector empresario por parte de los referentes opositores. En las jornadas del miércoles y el jueves, el presidente de IDEA, Miguel Blanco, y el abogado constitucionalista Daniel Sabsay lanzaron encendidos discursos contra el gobierno de Cristina Fernández. Blanco había denunciado un “intento de modificación del modelo de país” a través de “la imposición de leyes que aumentan el híper presidencialismo”. Sabsay fue todavía más allá y le exigió a la jefa de Estado que “muestre el título” de abogada porque, según él, “dijo varias barbaridades”. La reacción del oficialismo arrancó temprano con la conferencia de prensa habitual de Jorge Capitanich y siguió con declaraciones del ministro Axel Kicillof: “Debería llamarse ‘Coloquio ni una Idea’”, dijo Kicillof, y agregó que “se parece más a un estudio de televisión que a un coloquio”.

Ayer por la tarde era el turno del panel político central, que quedó consumido por el cruce entre los organizadores del coloquio y el kirchnerismo. Los presidenciables aprovecharon entonces para manifestar a coro sus cuestionamientos: “El Gobierno no admite nunca que nadie le diga nada, no admite nunca una crítica. No aceptan la regla central de la democracia, que es que nadie tiene la verdad total”, consideró Sanz.

En la misma línea, Cobos advirtió que “si no se logra un diálogo entre todos los sectores o un intercambio de opinión, es imposible cambiar esto”. “Siempre puede haber opiniones o intereses confrontados, pero está entre todos que lo mitiguemos y confrontemos ideas, y no confrontación de agravios”, agregó el diputado mendocino. Con su estilo más moderado, Hermes Binner sostuvo que al gobierno kirchnerista “nunca le gustó el coloquio” y señaló que el oficialismo “no ha participado en las reuniones salvo casos aislados”. La única presencia del Frente para la Victoria en el coloquio fue la del gobernador bonaerense Daniel Scioli, que expuso en la jornada inaugural.

Durante la jornada, Blanco adelantó que están trabajando en un borrador de tres ejes, una suerte de pacto preelectoral, para que los precandidatos se comprometan a cumplir si llegan a la presidencia. “Estamos empeñados en lograr una base mínima de acuerdo firmada por todos los políticos relevantes, una base de acuerdo, una especie de pacto sobre temas que son políticas de Estado”, afirmó. La iniciativa no recibió todavía el aval de los presentes, que se limitaron a decir que lo analizarán. Por lo pronto, Scioli ya adelantó que no acompañará el texto, ya que “no se trata de firmar sino de hacer”.

En sintonía con el clima de “fin de ciclo” propuesto por el coloquio, Massa señaló que su participación es para “proponer” y “contar cuál es la Argentina que viene”. “La Argentina no vuelve para atrás, que la idea de la Argentina enfrentada entre la industria y el campo, o entre partidos, o entre sectores, empresarios y trabajadores, es la Argentina del pasado, es la que se queda enterrada y se empezó a quedar enterrada el 27 de octubre del año pasado”, aseguró el líder del Frente Renovador.

Durante más de dos horas, los precandidatos desarrollaron algunas de sus propuestas para una próxima etapa. “Se va la época del facilismo económico, de derrochar los excedentes como se han derrochado en estos años”, sostuvo Sanz. Cobos habló de bajar la inflación a un dígito y de “terminar con el ‘roba pero hace’”. “Nosotros los vamos a proteger a todos aquellos que se animen a denunciar no sólo los hechos de corrupción hacia atrás sino los que vengan hacia adelante, seamos nosotros gobierno o no lo seamos”, completó.

Compartir: 

Twitter
 

Los cuatro presidenciables, Binner, Cobos, Sanz y Massa, cerraron ayer el panel político en Mar del Plata.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.