EL PAíS › EL FA-UNEN SE DESARMó Y COBOS Y BINNER QUEDARON EN DIFICULTADES

Candidatos en la cuerda floja

Hay versiones acerca de que ambos se bajarían para buscar una senaduría. En el entorno de Cobos lo desmienten y destacan su nueva campaña de afiches. Alrededor de Binner, en cambio, hay más dudas.

 Por Miguel Jorquera

El desmembramiento del FA-Unen puso en duda la continuidad de sus principales candidaturas presidenciales. Mientras Julio Cobos “profundiza su campaña publicitaria y su perfil radical” para ahuyentar las versiones que –según afirman en su entorno– lo “quieren quitar del medio” y recluirlo a la disputa mendocina, la candidatura del socialista Hermes Binner parece deshilacharse y crecen los rumores de que abandonaría la pelea presidencial. De cumplirse, su objetivo sería sumarse a la campaña santafesina para que el Frente Progresista retenga la gobernación y luego competir por una banca de senador nacional por esa provincia en las generales de octubre.

La indefinición radical en su política de alianzas y la fuga de Elisa Carrió al macrismo terminaron por desdibujar las aspiraciones del FA-Unen.

El frente electoral entró en crisis y ahora varios de sus principales impulsores y candidatos presidenciales comenzaron a explorar otras alternativas para su futuro político. Entre ellos, Binner y Cobos.

Desde el entorno de Cobos desmintieron las versiones a Página/12. “Son los mismos que primero dijeron que Cobos se bajaba para competir por la gobernación de Mendoza y eso no sucedió. Y ahora dicen que dejaría la carrera presidencial para ir por una banca en el Senado que no le suma nada a su trayectoria política”, dijeron a este diario.

Cerca del ex vicepresidente y actual diputado insisten en que Cobos “profundiza su campaña publicitaria y de imagen” como candidato presidencial y que irá a la convención nacional del radicalismo “sosteniendo su postura de no atar a la UCR ni a la candidatura de (Mauricio) Macri ni de (Sergio) Massa”. Una postura que mantendría a pesar de la decisión final que adopte el radicalismo el 14 de marzo en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, donde tendrá que lidiar entre correligionarios que apuestan a un acuerdo con Macri y otros –menos– con Massa.

“Se aceleraron los tiempos para la elección de su compañero de fórmula”, agregaron desde el círculo íntimo de Cobos para dar muestras de su disposición para dar la pelea presidencial, aunque lo anunciaría “después de la convención de la UCR”.

De todas maneras, reconocen que Cobos “migró su formato (de candidato) para darle un perfil más específicamente radical”, como una manera de no atar sus aspiraciones –por ahora presidenciales– al concepto frentista que representaba UNEN. “Será el candidato que represente al radicalismo que no quiere ni a Macri ni a Massa”, sentenciaron en el entorno de Cobos, que miran de reojo a su principal competidor en la UCR: “Ernesto (por el presidente del partido y aspirante presidencial Ernesto Sanz) hizo una intensa campaña pero nunca logró despegar”, afirman.

La situación de Binner parece más incómoda. Aunque algunos dentro del socialismo negaron que vaya a bajar su candidatura presidencial, muchos otros dentro del partido prefieren no opinar y los menos admiten que los rumores existen sin arriesgar un desenlace.

Su candidatura quedó dañada tras la fractura del FA-Unen. La fuga de Carrió al macrismo y la decisión del cordobés Luis Juez de promover una alianza con el alcalde porteño complicaron el panorama del socialista. Hasta su aliado más firme, el GEN de Margarita Stolbizer, tiene problemas internos y varios referentes comenzaron a presionar por un cambio de rumbo –que incluye conversaciones con Macri o Massa– para conservar su cuota de poder en un puñado de municipios en la provincia de Buenos Aires.

Hoy, un congreso del socialismo porteño respaldará la decisión del diputado Roy Cortina de sellar su inclusión en la alianza que en la Ciudad llevará el rótulo de ECO y en la que el diputado Martín Lousteau y la legisladora Graciela Ocaña disputarán la candidatura a jefe de Gobierno. Mientras que el GEN y los binneristas de Libres del Sur quedaron en la vereda opuesta junto a Proyecto Sur, de Fernando “Pino” Solanas –que sostiene todavía su candidatura presidencial–, en el frente Surgen.

Todos coinciden en definir a Binner como “un tiempista” que mide cada paso, aunque la situación a veces le genere contratiempos. Así lo hizo Binner cuando desechó la posibilidad de ir por una nueva gobernación en Santa Fe y lanzó su candidatura presidencial dentro de UNEN. Ahora, con UNEN deshilachado y el acecho macrista de despojar al Frente Progresista de la Casa Gris, la situación se invirtió y ya no hay posibilidad de volver atrás: la candidaturas están cerradas, las primarias serán el 19 de abril y las generales el 14 de junio. Por eso Binner estaría evaluando dejar sus aspiraciones presidenciales de lado, replegarse en Santa Fe para apuntalar la candidatura del socialista Miguel Lifschitz a la gobernación, para luego competir en las PASO y las generales de octubre por una banca de senador nacional por su provincia, donde podría enfrentar al ahora macrista Carlos Reutemann. Aunque aun no hay nada confirmado.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Cobos y Hermes Binner en pocas semanas se quedaron sin frente y ahora están en la disyuntiva.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.