EL MUNDO › SEGúN LA INVESTIGACIóN SOBRE LA MUERTE DEL OPOSITOR RUSO NEMTSOV

Las cámaras no registraron el asesinato

 Por Allison Quinn *

Desde Moscú

Decenas de cámaras de seguridad vigilan las calles que rodean al Kremlin. Ninguna, se supo ayer, estaba enfocando el lugar correcto cuando el líder opositor Boris Nemtsov fue baleado. Y la única testigo del asesinato, su novia ucraniana Anna Duritskaya, no vio nada.

Cuatro días después del asesinato que provocó masivas protestas durante el fin de semana, la identidad, el motivo y medio por el que la persona, o personas, apretaron el gatillo el viernes a la noche no son claros. De hecho, después de un segundo día de entrevistas formales de la investigación sobre el ataque, las circunstancias de la muerte siguen siendo un misterio.

Duritskaya, la modelo ucraniana que estaba con Nemtsov en el gran puente Moskvoretsky donde fue asesinado mientras caminaban de vuelta después de cenar, dijo en su primera entrevista que el asesino le disparó al ex viceprimer ministro por detrás, antes de saltar a un vehículo que pasaba. No vio su cara y no podía recordar la marca o el modelo del coche que lo llevó. Lamentando el hecho de que los investigadores la habían interrogado durante tres días y no le habían permitido regresar a Ucrania, Duritskaya, de 23 años, dijo a Dozhd TV: “Yo ya he cumplido con todo lo que querían para la investigación. No entiendo qué más puedo hacer aquí y por qué no me dejan ir”. Sin el testimonio de testigos, una serie de informes en los medios de comunicación rusos enturbiaron aún más las aguas de la investigación ya kafkiana, que está examinando oficialmente varios motivos diferentes, desde el extremismo islámico a los neonazis radicales, hasta una disputa de negocios.

Los investigadores ahora creen que el asesinato no fue llevado a cabo por un profesional. Andrei Soldatov, experto en servicios de seguridad de Rusia, se burló de la idea de que el crimen pudo haber sido cometido por los vigilantes, diciendo que esta última teoría “era graciosa”. Le dijo a The Independent: “Sólo están poniendo eso en la prensa para desviar las sospechas del gobierno. Ellos quieren que pensemos que fue hecho por algún elemento errático, y ésa será la línea adoptada por la investigación”.

La idea de que fanáticos violentos estén detrás del asesinato fue difícil de tragar para muchos ex colegas de Nemtsov. Vladimir Milov, un político de la oposición, culpó a los servicios de seguridad. Tomando nota de que la precisión del ataque puede haber requerido vigilancia de audio, Milov preguntó: “¿Quién tiene la autoridad y la capacidad para llevar a cabo la vigilancia de audio en los teléfonos celulares en la zona de la Plaza Roja?”

El Servicio Federal de Guardia, que controla el área alrededor del Kremlin, dijo que ninguna de sus cámaras de vigilancia apuntaban al puente para capturar el asesinato, mientras el portavoz Sergei Devyatov aseguró por radio Govorit Moskva que el lugar “no es parte de la zona de responsabilidad” de la agencia. Y el Departamento de Información Tecnológica de la ciudad, a cargo de las cámaras de vigilancia en las zonas peatonales, también afirmó no tener ningún material de archivo, pasando la responsabilidad de nuevo al Servicio Federal de Guardia.

Sin acceso al material de archivo y sin testimonios de testigos presenciales, Soldatov dijo que era poco probable que el “autor intelectual” se conociera.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.