EL PAíS › MARTIN LOUSTEAU, CANDIDATO A JEFE DE GOBIERNO DE ECO, EN DIALOGO CON PáGINA/12

“Tapan los problemas con marketing”

El diputado nacional criticó la gestión macrista, ratificó sus denuncias sobre campaña sucia y el uso de recursos públicos con fines electorales. Evitó pronunciarse a favor de un candidato presidencial y agregó que apoyará a los tres que integran el frente porteño.

 Por Sebastian Abrevaya

Entre un encuentro con comerciantes de Flores y la visita a una casa donde funcionaba un taller clandestino, el candidato a jefe de Gobierno de ECO, Martín Lousteau, se toma un tiempo para la entrevista de Página/12. Con un tono más crítico de la gestión macrista, el ex ministro de Economía cuestiona la administración de los recursos públicos porteños, denuncia la realización de una campaña sucia como sucedió con Daniel Filmus en 2011 y sostiene que el PRO utiliza una “doble vara”: “Hace permanentemente denuncias de prácticas del gobierno nacional, que las lleva adelante en la Ciudad”, asegura.

–Esta semana Rodríguez Larreta dijo que usted “denuncia cualquier cosa” y que no tiene propuestas. ¿Qué le responde?

–Somos la única fuerza que arrancó las PASO con un teatro lleno de 4 mil personas contando todo un plan de gobierno. Lo que pasa es que a ellos no les gusta porque están desacostumbrados a que alguien les marque qué cosas no funcionan bien. El PRO viene desde hace mucho tiempo tapando los problemas que tiene esta ciudad con marketing, gastando fortunas por todos lados. Con respecto a las denuncias, las ratifico todas. Las llamadas sobre el costo del ballottage se hicieron. Es la misma metodología que con Filmus. El Gobierno de la Ciudad dice “nosotros no hacemos eso”. Y no, lo que hacen es contratar a gente para que lo haga. De la misma manera se han usado las cuentas oficiales de Twitter para insultarme a mí. Se han utilizado los recursos del Estado para hacer campaña. Usan gente del call center del 147 para hacer llamados, un contrato de 170 millones de pesos, que se fijen en eso en vez del costo del ballottage. Usan contratados para salir a timbrear. Ratifico todo porque si no el PRO cae en esta hipocresía de aplicarle al otro una vara distinta de la que usa para sí mismo. Hace permanentemente denuncias de prácticas del gobierno nacional que las lleva adelante en la Ciudad.

–Durante la campaña se denunció a dirigentes como Emiliano Yacobitti, presidente de la UCR capital y secretario de Hacienda de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, por maniobras irregulares para desviar fondos con los que se habría financiado su campaña.

–No hay una denuncia. Yacobitti fue a pedir a la Justicia federal un certificado de que no tiene ninguna causa y me lo trajo a mí. Además, vincular a la UBA con la campaña nuestra es una infamia tremenda. Fue una denuncia mediática. La única denuncia real que existe es contra el ex decano de Económicas (José Luis Giusti) que fue funcionario del PRO, del IVC y candidato a legislador del PRO en 2009. Entonces es raro que en vez de contarse esa vinculación, se cuente la del presidente del partido radical con ECO.

–Casi un 22 por ciento votó al Frente para la Victoria en primera vuelta, y desde ese espacio dijeron que usted y Larreta pertenecen al mismo proyecto político, que son parte de lo mismo. ¿Qué responde a eso?

–No entiendo cuál es el argumento de eso. ¿(Miguel) Lifschitz y (Miguel) Del Sel eran parte del mismo proyecto? ¿No es la misma situación la de Santa Fe que la Ciudad de Buenos Aires? ¿No están el socialismo, el radicalismo y la Coalición Cívica, que pelearon contra el PRO?

–Pero allá lidera el socialismo, que no forma parte de la alianza nacional con el PRO...

–Y acá el socialismo está en ECO y no forma parte de la alianza nacional. Son las mismas tres fuerzas que compiten localmente contra el PRO. Acá está conducido por mí, que ya rechacé varias veces ser candidato del PRO. Entonces lo entiendo como argumento electoral, pero me parece que cae de maduro que no es así. Nadie le diría a Lifschitz que es parte del mismo proyecto que Macri. Y a mí tampoco.

–Carrió dijo que no es su candidato y que no va a votar porque va a estar de campaña en Misiones...

–Carrió dijo que nos va a votar a nosotros y que preferiría que ningún presidenciable se inmiscuyera en la elección de la Capital.

–Macri en su momento dijo que si era presidente iba a terminar “con el curro de los derechos humanos”. ¿Qué le parece esa afirmación y qué opinión tiene de las políticas de derechos humanos en la Ciudad?

–Yo hablaría de las dos acepciones de los derechos humanos: Memoria, Verdad y Justicia, más los derechos humanos presentes. Respecto del pasado, el PRO deja mucho que desear. Se quiso desentender de la ESMA. Lo miró desde una perspectiva presupuestaria. Y con las violaciones a los derechos humanos del presente tenés los talleres clandestinos, represión en el Borda, trata de personas, ¿qué están haciendo por los derechos humanos?

–¿No comparte entonces que haya un “curro”?

–Creo que se ha utilizado como un instrumento de construcción política. Utilizar es una palabra muy fuerte, pero digo: ha sido parte de la argumentación del proyecto del kirchnerismo. Como la Asignación Universal por Hijo, como la lucha contra los holdouts. Pero para mí ha visualizado por una generación que no había vivido eso un elemento sumamente importante de nuestra historia. Lo ha hecho presente. Cada vez que aparece un nieto es una celebración de todos, y eso es porque se ha instalado un tema de una parte muy oscura de nuestra historia que todavía hay sectores a los que no les gusta. Eso es sumamente importante. Se identificó mucho el kirchnerismo con eso, sí.

–¿Pero esa “utilización” la considera algo negativo?

–No, no. Haber tomado esa bandera le sirvió al kirchnerismo como estrategia de construcción política y también es un legado importante para la sociedad. También digo que el radicalismo merece gran parte de esa bandera, que lo que ha ocurrido con los derechos humanos también es mucho mérito del gobierno de Alfonsín, en un contexto muy complicado. En su momento el gobierno de Alfonsín uso eso. Cuando digo usar me refiero a enarbolar una bandera que vale. Cuando enarbolás la bandera correcta eso representa capital político.

–Su padre fue funcionario de la dictadura entre el ’81 y el ’82. Usted debía ser muy chico en aquel momento pero, después, ¿habló del tema con él?

–Fue secretario de Turismo. Y sí, se lo planteé. Mi hermana trabajó en el CELS. Es una abogada penalista que se ha especializado en estos temas. La verdad es que tenemos las discusiones familiares que tenemos. Ahora, ¿yo tengo que pedir disculpas por no haber educado a nuestros padres como corresponde? No.

–En algunos medios salió publicado que usted había dicho que iba a votar a Margarita Stolbizer. ¿Es así?

–No dije eso. Es parte de una estrategia del PRO de tergiversar cosas para acotar el espacio de votantes de ECO. Voy a apoyar a los tres precandidatos nuestros. Además, no creo en la falsa polarización. Se nos quiere hacer creer, como si fuera una suerte de pensamiento mágico, que los problemas de la Argentina se resuelven el 25 de octubre por ratificar a un candidato o cambiar a un espacio. El que está enojado con el kirchnerismo cree que va a resolver las cosas con Macri presidente. No sé qué va a resolver, la verdad. Las cosas no se resuelven en una elección sino en el trabajo cotidiano de los cuatro años posteriores.

–Si hubiera un ballottage entre Scioli y Macri, ¿a quién votaría?

–Tengo tres precandidatos presidenciales y tengo la obligación de hacer campaña por los tres. Si se da el escenario en el que sólo quedan Scioli o Macri yo me pronunciaré, pero ahora voy a apoyar a los nuestros.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Lousteau en un bar de Flores, poco después de reunirse con comerciantes de la zona.
Imagen: Dafne Gentinetta
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.