EL PAíS › CRíTICAS A SANZ POR EL RESULTADO DE LAS PASO Y LA ALIANZA CON MACRI

La UCR saca sus trapitos al sol

El vicegobernador de Santa Fe, Jorge Henn, afirmó que el acuerdo con el PRO es “la peor decisión de la historia del radicalismo”. Julio Cobos pidió que Sanz termine su mandato y que después haya “una renovación” en el partido. Desde Córdoba ya le pidieron la renuncia.

 Por Sebastian Abrevaya

El pase de facturas interno en la UCR tras el resultado de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias comenzó a salir a la luz lentamente. Al pedido de renuncia a Ernesto Sanz por parte de un sector del radicalismo cordobés se le sumaron ayer las críticas del vicegobernador de Santa Fe, Jorge Henn, quien dijo que “la estrategia y la elección” que hizo el radicalismo “dan ganas de llorar”. Además, el candidato a senador Julio Cobos, ganador en las PASO mendocinas, retomó sus cuestionamientos a la conducción del partido y ya anticipó un pedido de “renovación” para diciembre, cuando Sanz termina sus dos años de mandato al frente del Comité Nacional.

Si bien la necesidad de que el frente Cambiemos mejore su desempeño el 25 de octubre sirvió de anestésico temporal para el malestar existente en el radicalismo, varios sectores y dirigentes empezaron a hacer oír su voz desde el propio domingo a la noche, cuando se confirmó que por primera vez desde el regreso de la democracia la UCR no tendría en el cuarto oscuro un candidato que integre la fórmula presidencial.

Dirigentes como el jujeño Gerardo Morales, precandidato a gobernador, comprobaron en sus distritos que integrar, además del PRO, el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, los dejaba en mejores condiciones de enfrentar al Frente para la Victoria. En Entre Ríos, por ejemplo, el radical Atilio Benedetti tuvo que renunciar a su candidatura a gobernador porque el macrismo no le quería habilitar la boleta de presidente si incluían en el frente al peronismo anti-k. Finalmente el candidato de Cambiemos fue el ruralista macrista Alfredo De Angeli, que sacó 36 puntos, y el peronismo disidente, encabezado por Adrián Fuertes, sacó el 16 por ciento. Entre ambos hubieran superado por 8 puntos al Frente para la Victoria, que llevaba de candidato a Gustavo Bordet y acumuló 44 por ciento.

Si bien los radicales reconocen que la alianza entre dirigentes no significa una suma algebraica en términos de votos, un escenario similar habría ocurrido en la provincia de Buenos Aires, donde el desempeño de María Eugenia Vidal y el de Felipe Solá habrían alcanzado para relegar al kirchnerismo a un segundo puesto. El titular de la UCR bonaerense, Ricardo Alfonsín, quien supo representar el ala más progresista del partido, se llamó a silencio con la excusa de acatar la decisión orgánica.

En cambio, y sin decirlo con nombres propios, Cobos fue muy claro al respecto: “Quedó demostrado que hubiera sido conveniente un pacto más amplio”, aseguró el ex vicepresidente en una entrevista del diario La Nación. El diputado por Mendoza incluso estimó que a la UCR le habría servido más que Sanz acompañara a Mauricio Macri en la boleta. “A lo mejor hubiera sido más conveniente”, insistió. El postulante a senador mantuvo anteayer un encuentro con Macri, donde limaron asperezas y acordaron cuestiones de campaña de cara a las generales.

Sin medias tintas, el vicegobernador santafesino apuntó muy fuerte contra el ex precandidato radical. “Siempre dijimos que el acuerdo de Gualeguaychú –donde se decidió el pacto con el PRO y la Coalición Cívica– constituía una alianza de centroderecha que chocaba con la visión progresista en la provincia. Dijimos que votar a Sanz era votar a Macri, y lo seguimos sosteniendo”, aseguró Henn, quien agregó que el frente con el PRO es “la peor decisión de la historia del radicalismo”. El dirigente santafesino calificó al PRO como “un partido que lo único que representa son cuatro barrios conchetos”. Las palabras del vicegobernador contrastan con las que había dicho el intendente de Santa Fe, el radical José Corral. A pesar de integrar la alianza con el socialismo y el GEN a nivel provincial, Corral aseguró que votaría por Macri en octubre.

En el entorno de Sanz, en cambio, salieron a defenderlo: “Acá hubo una estrategia, no para salvarlo a Ernesto Sanz, sino para fortalecer al radicalismo en términos de gobierno y territorialidad”, afirmó Walter Ceballos, uno de los hombres de mayor confianza del presidente del partido.

Compartir: 

Twitter
 

Cobos se sumó a los cuestionamientos a Sanz por la estrategia electoral y el armado del frente.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.