EL PAIS › POCO ANTES DE MORIR LEYO UNA NOTA SOBRE MUERTE DIGNA Y VIO FOTOS DE UNA MODELO

La última búsqueda de Nisman

Los peritos que representan a su ex esposa, la jueza Arroyo Salgado, encontraron un rastro inesperado. En sus últimas horas de vida, el fiscal entró en Instagram, vio fotos de una modelo con la que tuvo una relación y leyó una nota publicada por Claudio María Domínguez sobre “muerte clínica digna”.

 Por Raúl Kollmann

Los peritos informáticos oficiales y los que representan a la ex esposa de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, y al técnico Diego Lagomarsino le informaron a la fiscal Viviana Fein sobre los extraños movimientos que hizo el fiscal en su computadora cuando ingresó por última vez, seguramente el domingo 18 de enero a la mañana. Hay dos accesos que eran desconocidos hasta ahora. Esa mañana, Nisman ingresó a Instagram, a la cuenta de una modelo con la que había tenido una fugaz relación. La navegación indica que se detuvo en una foto de la joven con otras tres personas. El segundo acceso es todavía más llamativo. Nisman ingresó en una nota publicada por Claudio María Domínguez, periodista dedicado a cuestiones espirituales, sobre el tema “la muerte clínica digna”, con referencias a un regreso de la muerte. El autor de la nota era extranjero. Para quienes sustentan la hipótesis de que Nisman se quitó la vida, ese ingreso a un texto que tiene que ver con la muerte no fue casual. Finalmente, el fiscal googleó la palabra “psicodelia”, algo que nadie logra entender. Todo indica que eso fue lo último que hizo.

Mañana

Como se sabe, la querella que encabezaba Arroyo Salgado y a la que ahora se sumó el abogado Pablo Lanusse en representación de Sara Garfunkel, madre de Nisman, insiste en que el fiscal fue asesinado el sábado 17 de enero a la tarde-noche. De hecho, le adjudican la responsabilidad a Lagomarsino, quien se fue del edificio Le Parc a las 20. Los médicos forenses, en votación de trece a tres, sostuvieron en cambio que Nisman murió en la mañana del domingo 18 de enero. Es más, los peritos criminalistas sostuvieron que no había nadie dentro del baño en el momento del disparo, lo que significa que Nisman se suicidó.

En la pericia informática que realizó la división Cibercrimen de la Policía Metropolitana junto al perito designado por Arroyo Salgado, Gustavo Presman, y el de la defensa de Lagomarsino, Marcelo Tork, se partía de un hecho categórico: la computadora de Nisman registraba un acceso el domingo 18 a las 7.30 de la mañana. Y los movimientos en la computadora fueron los habituales del fiscal: la lectura de tres diarios –Clarín, Nación y Perfil– y el chequeo de su mail en Yahoo. De ser cierto, este dato terminaba con la hipótesis de la muerte el sábado.

Los querellantes hicieron una ofensiva contra lo que surgía de la computadora en dos aspectos, primero diciendo que la hora de la laptop estaba mal, que no se podía determinar y luego asegurando que tampoco se podía establecer si el acceso a la computadora fue allí mismo, en el departamento de Nisman, o si alguien accedió en forma remota.

El primer argumento fue demolido porque, casualmente, se sacaron unas fotos de la computadora. En una de las tomas se puede ver la muñeca con un reloj de la fiscal Fein y la pantalla de la laptop, con una hora que coincide. Una segunda prueba es que un oficial de la Prefectura bajó la tapa de la laptop y el horario en el que declaró que lo hizo coincide con el que figuraba para esa acción en la computadora. El segundo argumento, el del acceso remoto, también naufragó porque esos accesos quedan registrados en el aparato. En este caso no había registro alguno de que se hubiera ingresado a la computadora desde otro lugar.

De todas maneras, la querella no aceptó dar por cerrado el tema y lo que se consignó en el acta es que los movimientos de acceso y las fechas y horas son los que figuran en la computadora. Seguramente la querella dirá que lo que figura en la laptop podría ser distinto y la defensa de Lagomarsino insistirá en que quedó comprobado que lo que figura en la laptop fue efectivamente así, que Nisman ingresó a la computadora y estaba con vida el domingo 18 de enero a la mañana.

Movimientos

Uno de los cuestionamientos que se hizo al uso de la laptop en la mañana del domingo es que no tendría sentido que Nisman revisara diarios que recibía en papel a horas muy tempranas. Pero las cámaras de seguridad registraron que el repartidor subió por el ascensor de servicio y dejó los diarios recién a las nueve, por lo cual la lectura online tenía sentido.

Lo que hoy se conoce por primera vez es que Nisman entró a Instagram, una red social muy parecida a Facebook, pero concentrada en fotos. En la cuenta de cualquier persona no hay textos sino principalmente fotos. Hay un tipo de cuenta que son cerradas y para entrar hay que pedir autorización al titular, y otro que es abierto y no requieren autorización. Nisman, ese domingo, ingresó a la cuenta de una modelo con la que había mantenido –según declaró ella– una fugaz relación. Por los datos que quedaron registrados en la computadora, Nisman se concentró en una foto en la que se ve a la joven y a otra modelo con dos varones jóvenes.

Una vez que dejó Instagram, el fiscal accedió a su cuenta de correo en Yahoo. Luego, Nisman comenzó a leer una nota publicada por Claudio María Domínguez. Se trató de un texto de un autor extranjero sobre “muerte clínica digna”. El contenido refleja la experiencia de una persona que dice haber vuelto de la muerte, al estilo de lo señalado en su momento por el periodista Víctor Sueiro. El ingreso a esta página en el que se habla de la muerte y del regreso posterior a la vida es considerado un indicio más para quienes sostienen que el fiscal se suicidó. Por supuesto que la base para esa hipótesis es que el disparo fue a menos de un centímetro, que en el baño no hay rastros de pelea, que Nisman no tiene lesiones ni nada que indique una resistencia, que él mismo pidió el arma prestada y que, según su propia madre, la puerta del baño estaba cerrada, de manera que ningún supuesto homicida pudo salir de allí y menos sin que cayera ni una gota de sangre fuera del baño. El acceso, aquella mañana, a una página sobre la muerte llama la atención.

Por último, Nisman googleó, es decir buscó algún elemento sobre la palabra psicodelia, lo que por ahora es inexplicado, ya que no parece tener relación con su trabajo y tampoco queda claro cuál es el vínculo con su vida personal. Tras la búsqueda en Google, Nisman dejó la computadora y, de acuerdo con lo que señalaron los forenses por amplísima mayoría, murió poco después. Para los criminalistas, también por amplia mayoría, en el baño no hubo otra persona en el momento del disparo.

En el informe final de los peritos informáticos quedó descartado que alguien haya entrado a la computadora ese domingo a las 20.07. Los registros indicaban la colocación de unos 60 pendrives y conexiones similares, pero el diagnóstico de los técnicos concluyó en que fue una manifestación errónea del equipo. Como ya se dijo, todo indica que se trató de una falla de una actualización del programa Windows, de Microsoft. Un abogado y un especialista de la empresa norteamericana se presentaron en la fiscalía, pero señalaron que la evaluación debía ser hecha en Estados Unidos (ver aparte).

Batallas

Todo lo referido a la pericia informática no está terminado. Habrá nuevos planteos y medidas pedidas por uno y otro lado, por lo que deberá verse qué deciden la fiscal Fein y la jueza Palma ghini. Como en todas las pericias anteriores, la fiscal llamará a declarar a todos los que intervinieron en las pericias, les pedirá aclaraciones y luego decidirá.

Seguramente durante esta semana se concretarán también las movidas que, según trascendidos, preparan las dos querellas que representan a Arroyo Salgado y Garfunkel para desplazar a la fiscal y que la investigación pase a manos de la jueza (ver aparte). Ambas querellas están convencidas que Fein se inclinará por dictaminar que Nisman se suicidó, por lo cual exhiben dos estrategias:

- Afirmar que la investigación es un desastre, punto sobre el cual ya hicieron numerosas movidas mediáticas.

- Pedir el apartamiento de Fein y que la investigación sea asumida por la jueza.

Más allá de estas idas y vueltas, la fiscal ya adelantó que, una vez terminadas todas las medidas, junto a su secretario Bernardo Chirichela, se tomarán un mes para redactar un extensísimo dictamen en el que abordará minuciosamente todos los detalles del caso y se pronunciará sobre la hipótesis que suscribe entre las tres existentes: homicidio, suicidio, suicidio inducido.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared