EL PAIS › EL PANORAMA ELECTORAL EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

A tracción presidencial

El FpV es favorito, por el resultado de las PASO y también porque la provincia suele votar gobernador como vota presidente. El buen resultado de Scioli y las posibilidades de Vidal de ser sorpresa.

 Por Raúl Kollmann

En la elección de gobernador de la provincia de Buenos Aires, la mayor parte de los consultores considera que Aníbal Fernández es favorito. En primer lugar porque quien gana la carrera por la presidencia en la principal provincia del país, es también el que suele quedarse con la gobernación. Y en ese terreno, el FpV está claramente adelante en terreno bonaerense. Además –dicen los encuestadores– es una provincia en la que suele haber poco corte de boleta. Pese a ese análisis mayoritario, están los encuestadores que piensan que puede haber sorpresas o que la carrera no está definida. Estas son las opiniones:

- Manuel Mora y Araujo: “La probabilidad mayor es un triunfo de Aníbal Fernández. Pero otros resultados son todavía posibles. Vidal sorprendió como una campaigner diferente y efectiva. La fórmula Solá-Arroyo entró tarde a la carrera y está todavía en la pista –si bien con muy bajas chances–. Y el voto de Domínguez es una incógnita. Aníbal es un candidato poco dúctil; pero va al frente”.

- Roberto Bacman: “María Eugenia Vidal fue la candidata más votada. Es lógico: cosechó votos de los tres candidatos de su espacio en un contexto de poco corte de boleta, al tiempo que en el FpV se llevaba a cabo una durísima interna para el cargo de gobernador. Sin embargo, si se suman los votos obtenidos por ambos binomios (Aníbal Fernández-Martín Sabbatella y Julián Domínguez-Fernando Espinoza) se ubican superando el 40 por ciento, casi once puntos porcentuales por encima de Vidal. El oficialismo ya dio el primer paso y apenas un día después de la elección primaria ambos binomios fumaron la pipa de la paz y se dispusieron a trabajar codo a codo para lograr el triunfo en la provincia. Este distrito es uno de los clásicos bastiones peronistas, especialmente por la estructura del voto en las secciones primera y tercera (Gran Buenos Aires) donde el FpV ha logrado una buena performance. Como están las cosas hoy todo parece indicar que el oficialismo no sólo está preparado para garantizar el 40 por ciento obtenido por los dos contendientes de la interna, sino que además se ha propuesto el desafío de crecer algunos puntos más”.

- Hugo Haime: “El que gane la presidencia en la provincia pone al gobernador”.

- Analía Del Franco: “El efecto de impacto de candidata más votada de Vidal fue contundentemente positivo para esta próxima campaña, necesita sí que la candidatura a presidente del PRO también la acompañe. La historia electoral de la provincia de Buenos Aires no reconoce importantes cortes de boleta entre candidaturas a presidente y gobernador. Por otro lado la fidelización del voto de Julián Domínguez al Frente para la Victoria es también una amenaza para mantener el liderazgo”.

- Ricardo Rouvier: “El FpV obtuvo el primer lugar, con el 40,34 por ciento de los votos, superando al 29,43 por ciento de Cambiemos. Vidal fue la más votada porque el oficialismo presentó dos listas; y por la tracción del cabeza de lista, Macri. La alternativa opositora se completa con Felipe Solá, que divide el voto y abre la posibilidad de que Aníbal Fernández pueda ganar si logra sumar; aunque sea una porción importante de los votos de Domínguez. En nuestro monitoreo sistemático, observamos que poco más de la mitad de votos de Domínguez se trasladan hacia el jefe de Gabinete, en una transición que hoy presenta muchos indecisos; otros se dirigen a Solá, y una porción menor a Vidal. Todavía falta mucho y todo se definirá en una campaña electoral que será muy disputada”.

- Eduardo Fidanza: “La provincia es un tema abierto. Fernández no puede ganar por mérito propio, tiene más detractores que seguidores. Puede lograrlo si es arrastrado por Scioli, considerando que necesita sólo alcanzar la primera minoría. Pero Buenos Aires puede ser un laboratorio que demuestre que los aparatos no siempre vencen a la voluntad política de los votantes. Ese es el caso de Vidal, puede dar la sorpresa, como ya la dio en la PASO”.

- Enrique Zuleta: “Buenos Aires vive desde hace ya varios años una verdadera revolución de expectativas. Hay en la provincia unas veinte ciudades caracterizadas por la innovación y por los cambios estructurales en su actividad. Este cambio social, económico y cultural está imponiendo cambios en la política. Es el gran aporte de la gestión Scioli, rechazada desde las ópticas convencionales tanto del peronismo como de la oposición, pero que está produciendo fenómenos nuevos. Es algo que ya se vio en las elecciones de 2011. La emergencia de los sectores medios es clave. Se ha roto incluso la diferencia tradicional entre el GBA y el interior. Se trata de cambios estructurales que afectan de modo irreversible a los aparatos políticos tradicionales. Todo depende de la capacidad de Scioli de perseverar en su enfoque, que le ha valido en estas PASO un triunfo decisivo, por sobre las dificultades del FpV para interpretar y traducir estos cambios. Con todo, para triunfar, la oposición debería incorporar un enfoque propositivo del que parece todavía lejos”.

- Artemio López: Gana el FpV sin dudas. Será primera minoría y, al no haber ballottage, será la continuidad del peronismo al frente del Ejecutivo”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared