EL PAIS › LOS ENCUESTADORES ANALIZAN LA ESTRATEGIA QUE PODRIA APLICAR MACRI

El voto de los otros

Al líder de Cambiemos le resultan indispensables los votos de Massa, Stolbizer y Rodríguez Saá, y puede dedicarse a cortejarlos con una polarización. La apuesta de Massa de ser árbitro con un 20 por ciento.

 Por Raúl Kollmann

A la fórmula de Cambiemos no le queda otra que ir por los votos de Sergio Massa y en menor medida los de Margarita Stolbizer y Adolfo Rodríguez Saá. Del otro lado, las chances de Massa estarían en consolidar su votación, obteniendo el 20 por ciento o sumando algo, para convertirse de esa manera, a mediano plazo, en un protagonista clave de la oposición. Estos son los diagnósticos de la mayoría de los encuestadores que, por otra parte, sostienen que las mayores oportunidades de Macri-Michetti pueden surgir, no de sus estrategias de campaña, sino de hechos de la situación política y económica. El ejemplo sería un deterioro en la economía.

“No tengo duda de que Macri debe cultivar votos massistas y de Stolbizer –señala Mora y Araujo–. Necesita apostar a que haya segunda vuelta. En la primera es muy difícil que pueda ganar, pero si fuerzan un balotaje, tienen posibilidades.” “Respecto de Massa, sus chances de ganar son nulas. Pero chances de consolidarse como un referente para los próximos años, muchas”, completa.

“Esta claro que Macri-Michetti tienen que buscar votos de UNA, más los de Stolbizer, más los que no votaron –diagnostica Hugo Haime–. No tienen otro camino. Y también me parece claro que Massa tiene la posibilidad de convertirse en el árbitro de la elección y a posteriori su rol como opositor de cualquiera de los que gane lo va a mantener con fuerza en el escenario electoral.”

“Creo que Cambiemos depende más de la interna peronista que de su propia estrategia –opina Fidanza–. Si Massa le impide al FpV ganar en primera vuelta, entonces se acrecientan las chances de Macri. Los pronósticos de balotaje entre éste y Scioli son muy parejos. Massa, creo yo, quedó lejos de la presidencia, pero tiene la llave para determinar quién la alcanzará. Como dije, si daña a Scioli, puede abrirle la puerta a Macri.”

“Para Cambiemos ya no se trata ya tanto de estrategia –opina Luis Costa, de Ipsos–. Entiendo que han desplegado al máximo su diseño estratégico hasta aquí y no llegaron ni siquiera al 25 por ciento. Su situación se muestra hoy como dependiendo demasiado del contexto. Necesitan que la economía baje en valoración, que el Gobierno caiga en aprobación y que la campaña de Scioli cometa demasiados errores. Es muy difícil hacer campaña esperando sólo que el otro se equivoque.”

Para Rouvier, la situación de Massa es difícil y allí tiene su chance Macri, pero también surge una confrontación: “Amenazado en su composición delasotista, UNA puede quedar representado solamente por el Frente Renovador. Hay una presión hacia la polarización, que fue atenuada por la mayor presencia de UNA en las PASO, pero esa presión renacerá, lo que activará la competencia entre Massa y Macri, para erigirse en el adversario del FpV en un eventual ballottage. Massa está lejos y si se baja una parte de los sufragios de De la Sota, más todavía. No vemos, de dónde puede acumular Sergio Massa, sino es jugándose a fondo a superar a Macri como líder de oposición. Nos parece difícil, mientras se mantengan las actuales condiciones, que extraiga votos a la fórmula oficial, o que logre bajar al líder del PRO.”

Para Analía Del Franco “inicialmente Macri debe fidelizar el voto de Cambiemos, es decir los votos de Sanz y Carrió. Y luego volcarse a captar voto opositor que haya apoyado a Massa. Necesita persuadir a esos ciudadanos de hacer un voto útil, apoyando a Macri como opositor más fuerte ante Scioli. También y de hecho ya lo están haciendo seduciendo a candidatos peronistas como Rodríguez Saá. Reforzando el trabajo en algunas provincias donde la UCR lo acompañó débilmente.”

Enrique Zuleta considera que “hay varias estrategias posibles y todas suman. La única que resta es insistir en una propuesta de oposición por la oposición, basada únicamente en la denuncia, la crítica irrestricta al pasado y el slogan vacío del cambio. Este enfoque le ha valido severísimas derrotas en todos los distritos, incluso en aquellos donde habían logrado anudar alianzas importantes. Macri y Michetti deberían fortalecer y honrar sus compromisos electorales con la UCR, incorporarse efectivamente a las tres elecciones que median hasta las presidenciales –provinciales de Tucumán y Chaco y municipales de Córdoba–, ya que se trata de tres distritos donde se descontaban buenas elecciones opositoras. En esas y otras elecciones favorables, Cambiemos tuvo derrotas resonantes, muestra evidente de que las alianzas no se efectivizaron. Sus estrategias fueron anacrónicas y poco efectivas y, por sobre todo, exhibió una llamativa ausencia de propuestas”.

“Sergio Massa, al igual que Macri, debe llevar a cabo una maniobra estratégica a dos bandas –afirma Roberto Bacman–: por un lado intentará retener a los votantes de De la Sota; por el otro, si quiere ganar electores, deberá ir a la pesca de aquellos sectores que buscan un cambio fuerte de modelo, haciendo hincapié en la inseguridad. Seguramente desde allí puede construir esta estrategia. De otra cosa también estamos seguros: es muy probable que seguramente se muestre más propositivo que Macri, en especial en lo que se refiere a sus acciones de gobierno, dejando de lado el discurso acondicionado que tuvo en primer lugar y que adoptó Macri en los último tiempos. De todos modos quedó bastante lejos y sus posibilidades de entrar a un ballottage, al menos, podríamos decir que son las más lejanas.”

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared