EL PAíS › LA PRESIDENTA ENCABEZO UN ACTO EN SANTA CRUZ Y ADELANTO QUE REGRESARA A SU PROVINCIA AL TERMINAR SU MANDATO

“Voy a volver al lugar de donde me fui”

Desde Río Turbio, la mandataria puso en marcha una central termoeléctrica que repartirá parte de las ganancias entre sus trabajadores. Estuvieron Máximo y Alicia Kirchner, el gobernador Peralta y el candidato a vicepresidente, Carlos Zannini.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner puso en marcha la primera central termoeléctrica a carbón del país. Desde Río Turbio, Santa Cruz, anunció que los mineros de ese yacimiento tendrán participación en las ganancias que obtenga la usina eléctrica si alcanzan la meta de producción de dos millones de toneladas. El acuerdo, que debe ser debatido y aprobado por los obreros, prevé la producción de 1.200.000 toneladas de carbón para cubrir 240 megavatios de consumo doméstico y otras 800.000 toneladas de carbón para exportar. El dinero que ingrese producto de la venta de este excedente se dividirá en dos mitades, una para los trabajadores y otra para inversión en la mina.

Durante el acto, que tuvo lugar en esa localidad santacruceña, Fernández de Kirchner confirmó que después del diez de diciembre volverá a vivir a la provincia donde comenzó su carrera política. “Voy a volver al lugar de donde me fui y de donde salí, que es aquí” dijo la mandataria, acompañada por la ministra de Desarrollo, Alicia Kirchner, y el gobernador Daniel Peralta, competidores entre sí en las elecciones de octubre. También estaba presente su hijo, Máximo Kirchner, candidato a diputado nacional por ese distrito y otros dos pingüinos: el secretario de Legal y Técnica y candidato a vicepresidente, Carlos Zannini, y el ministro de Planificación, Julio De Vido.

El discurso fue transmitido por cadena nacional y CFK sostuvo que la puesta en funcionamiento de la primera turbina de 120 megavatios de la central significa “más energía para los argentinos” y poner “en marcha una usina”, pero también “los sueños de miles y miles de argentinos”. En la misma ceremonia, también realizó inauguraciones por videoconferencia con Catamarca y con los partidos bonaerenses de Avellaneda y San Fernando.

“Venimos a honrar la palabra, la historia y la memoria”, dijo la Presidenta al recordar cuando el 22 de junio de 2007 el ex presidente Néstor Kirchner se comprometió a “transformar el carbón que está en las entrañas” de la provincia para “hacer la primera turbina termoeléctrica a carbón de la Argentina”. En otro pasaje, evocó a los 14 mineros que fallecieron en junio del 2004 al quedar atrapados a mil metros de profundidad cuando se produjo un derrumbe seguido de incendio en el centro de la mina.

“Estos 240 megavatios representan el consumo de cuatro provincias”, explicó luego Fernández de Kirchner, que además recalcó que la obra contribuye a “diversificar la matriz energética”, porque “el 25 por ciento” de los megavatios incorporados al sistema en los últimos años “son de energías alternativas, como el carbón, la eólica y la hídrica”. Tras recorrer la Central y efectuar la puesta en funcionamiento simbólica de la turbina del primer módulo, de 120 megavatios, Fernández de Kirchner saludó y se fotografió con técnicos y profesionales, y luego recibió el decreto que la designó como huésped de honor y las llaves de la ciudad.

“Los argentinos tienen 375 años de carbón abajo de la tierra”, celebró la mandataria, que destacó la importancia de que se lo está “sacando por primera vez” y además con valor agregado al transformarlo en energía eléctrica”, algo que era “un viejo sueño” de los trabajadores tras “tantas luchas, asambleas y frustraciones”. En este sentido, concluyó: “Aquí estamos, como buenos patagónicos, en medio del viento y contra todas las adversidades, poniendo en marcha no sólo la usina sino los sueños de miles y miles de argentinos”.

Antes, en videoconferencia con Catamarca, Cristina había dialogado con la gobernadora Lucía Corpacci e inauguró la Sección El Eje Río Las Cuevas de la Ruta Nacional 40. Luego, se comunicó con la localidad bonaerense de Avellaneda, para la puesta en marcha de la Casa Educativa Terapéutica de Villa Tranquila, donde se encontraban el intendente del partido bonaerense de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y el titular de la Sedronar, Gabriel Lerner. Finalmente, en videoconferencia con Victoria, en el partido de San Fernando, la jefa de Estado inauguró una línea de fabricación de chicles en diálogo con el secretario de Comercio, Augusto Costa.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta junto a los mineros de Río Turbio, que trabajarán en la primera usina eléctrica a carbón del país.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.