EL PAIS › A UN MES DE LAS ELECCIONES, SCIOLI SUPERA EL 40 POR CIENTO, LE LLEVA 12 PUNTOS A MACRI Y MAS DE 21 A MASSA

Una brecha que se estira por arriba del diez por ciento

El sondeo de la consultora CEOP para Página/12, muestra un leve crecimiento de la fórmula del Frente para la Victoria, Scioli-Zannini, y una suave caída de Macri-Michetti. La presidenta Cristina Fernández mantiene una imagen positiva por arriba del 50 por ciento.

 Por Raúl Kollmann

Cuando falta exactamente un mes para las elecciones presidenciales, si las elecciones fueran hoy, la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini se impondría por más de doce puntos al binomio de Cambiemos, Mauricio Macri-Gabriela Michetti. Con esa diferencia, el gobernador bonaerense sería elegido presidente sin necesidad de una segunda vuelta, aunque una mirada a la cifras actuales indica que Scioli se impondría también –y con comodidad– en un eventual ballottage. En el tercer lugar y con una intención de voto del 20 por ciento aparece la fórmula de Una Nueva Alternativa (UNA), encabezada por Sergio Massa, lo que indica que, al menos hasta ahora, la elección no está polarizada. En el último mes se registró un leve crecimiento de Scioli, que se quedó esencialmente con apoyos de quienes votaron en blanco, no fueron a votar o una parte de los que respaldaron a José Manuel de la Sota, mientras que Macri no sólo no creció sino que perdió un par de puntos. Por su parte, Massa no logra retener todos los votos de su socio, De la Sota, pero igualmente creció quitándole votos radicales a Macri.

Las conclusiones surgen de una extensa encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) que lidera Roberto Bacman. En total se entrevistaron 3048 ciudadanos en condiciones de votar, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. Las entrevistas fueron telefónicas y abarcaron ciudades grandes y chicas de todo el país.

Estructura

Como se observa desde hace un año, hay una especie de estructura del voto en torno a un 40 por ciento del Frente para la Victoria; 30 por ciento de Cambiemos y 20 por ciento de UNA. Alrededor de esos porcentajes no hubo grandes movimientos ni desplazamientos dramáticos. En la encuesta del CEOP se produce una ampliación de la diferencia esencialmente porque Scioli-Zannini suben algo más de un punto y medio; Macri cae casi un punto y Massa se mantiene en el 20 por ciento que consiguió UNA en las PASO. Más atrás se ubican los otros tres candidatos, Margarita Stolbizer, de Progresistas, con el cuatro por ciento; Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda, con el 2,7 por ciento, y Adolfo Rodríguez Saá, de Compromiso Federal, con el 2 por ciento.

“Yo diría que la clave está en que Scioli retiene casi todos los votos de las PASO –analiza Bacman–, y gana algo de lo que llamamos el voto negativo, es decir los que votaron en blanco o no fueron a votar. Pero, además, nuestros datos indican que se queda con tres de cada diez votos que en las PASO fueron para De la Sota. Insisto con el concepto: no hay un crecimiento espectacular ni una salida del esquema de 40-30-20 por ciento para Scioli, Macri y Massa. Son pequeños movimientos, pero de importancia.”

Un mes

Como se sabe, los 12 puntos de diferencia que registra el CEOP hoy le permitirían a Scioli-Zannini ganar sin ballottage. Sin embargo, hay dos apuntes obvios. El primero es que falta un mes, un tiempo en el que puede haber cambios, sobre todo en la medida en que se acerca el 25 de octubre. El otro elemento es que toda encuesta tiene un margen de error, de manera que los 12 puntos actuales pueden convertirse en un par de puntos más o un par de puntos menos.

–El asesor de Massa, Sergio Bendixen, dice que Macri caerá mucho y que será Massa el que entre al ballottage. ¿Lo ve posible? –le preguntó este diario a Bacman.

–Hay otros colegas que tienen a Macri con 29 por ciento y a Massa con 23. No son nuestros datos. Para nosotros el tigrense consigue un 20 por ciento de los votos y para entrar al ballottage hay que obtener el 32 por ciento. Me parece que un mes es muy poco tiempo para que un candidato remonte de esa manera. Por lo tanto, diría que es altamente improbable que Massa entre al ballottage. Eso sí, debo decir que Massa vino creciendo. Piense que en las PASO él consiguió el 15 por ciento, se quedó con una parte importante de los votos de De la Sota y sumó un poco más.

Motivos

“En este último tramo de la campaña el clima respecto del oficialismo cambió bastante –señala Bacman–. Es cierto que se venía de las inundaciones, de una serie de denuncias, de las convulsiones en Tucumán. Por un lado, el FpV siempre mantuvo ese perfil que tiene de gobernabilidad. Plantea programas económicos, aparece rodeado de los gobernadores, incluyendo el de Río Negro, Alberto Weretilneck, que compitió en su provincia con el oficialismo. El fallo de la Corte Suprema de Tucumán también reforzó ese perfil de gobernabilidad del FPV. Ahora bien, un punto clave es la pérdida de votos de Cambiemos y de su principal fuerza, el PRO. Ahí golpeó la posible corrupción del PRO que se vio en el caso de Fernando Niembro. Más allá de esa cuestión, desde hace tiempo en el CEOP vemos que a Macri le cuesta retener el voto de origen radical. Como se ve en nuestros cuadros de fidelización de voto, Macri retiene sólo el 43 por ciento de los votos que consiguió Ernesto Sanz en las PASO. ¿Por qué? Tal vez es lo que dijo Martín Lousteau en su momento: ‘Macri es mi límite’. Efectivamente hay radicales que no acompañan al líder del PRO. El gran problema de Macri es que necesita llegar al 32 o 33 por ciento para acceder al ballottage, pero hoy por hoy no sube en la votación, sino que baja levemente. Una alternativa era la búsqueda de los votos de De la Sota que no fueran para Massa, pero eso no se está dando. El tigrense retiene la mitad y Scioli consigue más apoyos que Macri en ese electorado.”

CFK

“En todo el proceso –agrega Bacman–, la campaña de Scioli aparece reforzada con la que, de otra manera, realiza la Presidenta. CFK mantiene una imagen positiva en más del 50 por ciento de los ciudadanos. Eso marca que el candidato y gobernador bonaerense tiene más terreno por el que avanzar. La Presidenta hace campaña en su estilo: sigue concretando inauguraciones, pone en marcha trenes, se lanza en los próximos días otro satélite Arsat, viajó a Cuba, hablará ante las Naciones Unidas y otras iniciativas y presencias fuertes. Sobre todo, exhibe gobernabilidad, contradiciendo aquella teoría tradicional del pato rengo, o sea la teoría de que un gobierno se debilita hacia el final. Todo eso respalda un perfil que es clave en las elecciones presidenciales: el FPV muestra capacidad de gobernar.”

Es de tres

“Nosotros, los encuestadores –redondea el titular del CEOP– pensábamos que habría una polarización entre dos candidatos. Una especie de Boca-River. Creíamos que se iba imponer lo que llamamos voto estratégico: el ciudadano que no vota al candidato que más le gusta sino a otro para que no gane el que menos le gusta. La hipótesis era que votantes de Massa dejarían al tigrense para apoyar a Macri para que no gane Scioli o a Scioli para que no gane Macri. Eso no se está dando: a 30 días se mantiene el esquema de 40-30-20. Están los que dicen que esa fortaleza de Massa le impide crecer a Macri y también los que afirman que esos 20 puntos que mantiene Massa le impiden a Scioli llegar al 45 por ciento con el que seguro no necesitaría ballottage. Todo eso es cierto y la realidad es que Massa conserva su voto, ha hecho propuestas y, por lo menos hasta ahora, no parece en baja.”

Debate

En las últimas horas se hizo público que Daniel Scioli no participaría del debate entre candidatos. “No creo que cambie el cuadro electoral –finaliza Bacman–. Los debates nunca pesaron en la Argentina y menos cuando es entre todos los candidatos. Es distinto de lo que ocurre en Estados Unidos, donde debaten entre dos y eso puede tener algún impacto entre los indecisos. Me parece muy difícil que las cosas cambien, que el esquema actual de voto cambie a raíz de la presencia o no en un debate o de los resultados de un debate. Insisto con la consideración global: hoy hay 12 puntos de diferencia. Falta un mes, en que puede haber algún movimiento y también están los márgenes de error de las encuestas. Pero diría que con esas reservas, está planteado que aparece mas nítida la posibilidad de que Scioli puede ganar sin ballottage.”

[email protected]

Intención de voto a presidente

Fuente: Ceop

Imagen de los dirigentes

Imagen de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.