EL PAIS › EL FISCAL PIDIO 8 AñOS DE PRISION PARA HUGO TOGNOLI

La connivencia con los narcos

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

La trama se descubre por los detalles. El fiscal Martín Suárez Faisal ratificó ayer las acusaciones en el juicio a Hugo Tognoli y valoró durante dos horas cada una de las “pruebas” de lo que llamó una “concertación criminal” para proteger a un detenido por narcotráfico, Daniel “Tuerto” Mendoza, y silenciar a la denunciante, Norma Castaño. Cerró el alegato ante el Tribunal Oral de Santa Fe con el pedido de condenas: 8 años de prisión efectiva para Tognoli (más 10 de inhabilitación para ocupar cargos públicos y 90 mil pesos de multa), siete años para el ex subjefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas, José Luis Baella (y las mismas accesorias), y tres años para el sargento Mauricio Otaduy. Más, 8 años de cárcel para Mendoza (por “reincidente”) y 4 para el quinto imputado, Fernando Torres.

Hace tres semanas, Tognoli se quejó porque no había otros imputados entre él y Baella. “¿Acá yo soy el único culpable?” Una pregunta-confesión que contestó ayer el fiscal: “Probablemente no. Quizás ellos no sean los únicos culpables del accionar delictivo para encubrir delincuentes y disciplinar denunciantes, pero lo cierto y probado en este juicio es que la Dirección de Drogas (...) funcionó con serias irregularidades de distinto tenor, que fueron el marco y el contexto para que Tognoli y Baella pudieran concretar sus designios delictivos”, dijo Suárez Faisal.

“Ha quedado probado en el juicio –dijo el fiscal– que Tognoli y Baella ayudaron concertadamente a Mendoza a eludir investigaciones judiciales durante cinco meses y un día, en dos etapas.” La primera, entre el 3 de marzo y el 25 de agosto de 2011, en “una falsa investigación” al supuesto narco. Y la segunda, el 3 de marzo de 2012, cuando agentes de Asuntos Internos descubrieron que Baella pasó a buscar a Mendoza por la casa de éste en Colastiné, lo llevó a dar una vuelta en un auto Corsa color champán y lo volvió a dejar en la puerta de la quinta.

El fiscal dijo que el juicio también “ha demostrado que Tognoli, Baella, Otaduy y Mendoza intervinieron de manera concertada, organizada y conjunta, en las coacciones” a Castaño, que había denunciado la “connivencia de Tognoli con narcotraficantes”.

“Desde su quinta de Colastiné, Mendoza había montado un importante negocio ilícito de fabricación y venta de cocaína” que “contaba con fuerte protección policial”, de Tognoli y Baella, reveló Suárez Faisal. Y calificó las conductas de ambos como “encubrimiento triplemente agravado”, “incumplimiento de deberes” y de la “obligación de perseguir y reprimir delincuentes”, todo en “concurso real” con las “coacciones” a Castaño.

El fiscal analizó doce “pruebas e indicios” que “demuestran acabadamente la responsabilidad” de Tognoli en los hechos. Dijo que Baella era “un eslabón esencial” en “la protección al tráfico de estupefacientes” y que eso no hubiera sido “factible” sin que Tognoli “formara parte del mismo designio”.

Al repasar la situación de cada imputado, Suárez Faisal mencionó los “agravantes” que –a su criterio– pesan sobre Tognoli y Baella. Recordó que Tognoli fue jefe de Drogas en el gobierno de Hermes Binner y llegó a jefe de Policía de la provincia con la gobernación de Antonio Bonfatti. “La exigencia, el compromiso y la responsabilidad que tenía frente a la ley debían ser mayores”, dijo el fiscal. “No le importó exponerse él mismo y también a su propia familia a las graves contingencias que luego debió sufrir. Tampoco le importó defraudar a quienes lo habían elegido y fundamentalmente a la institución policial porque hechos como éstos perjudican la confianza y el respeto de la sociedad hacia los buenos policías, lo que no son corruptos.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.