EL PAíS › TRAS UN FUERTE CRUCE CON LA OPOSICION, EL FPV DESIGNO A ALVAREZ Y FORLON

Con dos auditores nuevos para la AGN

El oficialismo planteó el tema en la reunión de Labor Parlamentaria ya que el 5 de septiembre venció el mandato de los auditores salientes. La oposición esgrimió cuestiones reglamentarias y se retiró del recinto de la Cámara baja.

 Por Miguel Jorquera

El recinto de la Cámara de Diputados quedó ayer en medio de la pelea electoral por la presidencia de la Nación. Las diferencias de interpretación respecto de la designación de dos miembros de la Auditoría General de la Nación (AGN) desató una disputa legislativa que terminó en el abandono de la sesión por parte de la oposición (UCR, PRO, CC, FR, GEN y PS), quienes dejaron a los auditores propuestos por el Frente para la Victoria (el ex secretario de Justicia, Julián Alvarez, y el ex vicepresidente del Banco Nación, Juan Ignacio Forlón) jurando solos frente al oficialismo. Desde el Gobierno señalaron que la votación terminó con 128 votos a favor, 54 en contra y sólo 24 abstenciones. Según interpretaron, tanto quienes votaron a favor como en contra reconocieron la legalidad de la votación, mientras que sólo unos pocos legisladores pidieron la palabra para cuestionar la supuesta infracción al reglamento.

Sobre el final de la sesión, el kirchnerismo y sus aliados más fieles conservaron un ajustado quórum y convirtieron en ley otras iniciativas: la declaración de orden público de los Principios Básicos de los Procesos de Reestructuración de la Deuda Soberana, aprobados por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas; la declaración de interés nacional del Desarrollo de la Industria Satelital como política de Estado y la creación de un cuerpo de abogados para la atención gratuita a las víctimas de violencia de género. Además, dieron media sanción a otros proyectos, incluso los propuestos por la propia oposición.

La oposición abandonó el recinto en medio de reclamos sobre la supuesta ilegalidad e irregularidad reglamentaria para nombrar, por parte del FpV –la primera minoría parlamentaria antes y después del 25 de octubre–, a dos nuevos auditores generales de la AGN, cuyos mandatados ya habían caducado el 5 de septiembre. Antes de levantarse de sus bancas, desde los bloques opositores esgrimieron que debían incorporarse esas designaciones al temario de la sesión especial y que el mismo debía ser aprobado por los dos tercios de los diputados presentes en el recinto. Otros legisladores cuestionaron que los reemplazos se realizarán antes del recambio parlamentario del 10 de diciembre y adelantaron que recurrirán a la Justicia para que sean rechazados. “Después van a designar al auditor general porque van a perder la elección presidencial y van a ser oposición”, arriesgó el radical Mario Negri en tono de campaña.

Afuera del recinto, los opositores expusieron su visión mediática en medio de la campaña electoral. “Es la apropiación del Estado por parte del kirchnerismo” y lo que buscan en realidad es “controlar los informes que se van a hacer de auditoría” con el fin de “garantizar su impunidad”, soltó la diputada PRO Patricia Bullrich. Otros radicales también siguieron sus pasos.

El oficialismo retrucó los argumentos opositores dentro y fuera del recinto. La jefa del bloque del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, dijo que el tema había sido expuesto en la reunión de Labor Parlamentaria, donde también se incorporaron cinco proyectos propuestos por la oposición. Además, señaló que el tema se sumaría en el recinto como una moción de orden porque no se trataba de un proyecto de ley sino de una obligación que debía saldar la Cámara, que estaba en mora con los plazos vencidos de los auditores nombrados hace ocho años. En aquel momento el FpV contó con el acuerdo del radicalismo y realizó el procedimiento con los mismos mandatos y plazos que la oposición ayer se negó a reconocer, a pesar de que en el recinto se leyó en el acta de la sesión de 2007, cuando se designaron a los auditores que ahora cesaron en sus funciones.

“Vemos una clara actitud política de generar un clima de oposición y de avasallamiento a las instituciones, cuando en realidad lo que hacemos es cumplir con una mora que tenemos para con un organismo central para el funcionamiento de la República”, sostuvo luego el presidente de la Cámara, Julián Domínguez, junto a Di Tullio, Héctor Recalde y la secretaria parlamentaria del FpV, Teresa García. Allí también aclaró que no se adelantaron las designaciones a la espera de ver cómo quedaría la composición de la Cámara tras las elecciones del 25 de octubre, cuando se eligieron legisladores nacionales y donde el FpV ratificó su condición de primera minoría con 112 diputados, a pesar de disminuir su representación. A partir del 10 de diciembre la UCR tendrá 43 diputados y el PRO 42. “El problema es que no se ponen de acuerdo entre ellos sobre quién ocupará el lugar en al AGN por la segunda minoría partidaria”, soltó Domínguez. “Es como en los tiempos del Grupo A, donde se juntaban para oponerse al Gobierno y no se ponían de acuerdo para proponer algo”, agregó García. “La intención de la oposición fue que no haya sesión”, sumó Recalde.

La oposición ya había mostrado su interés en que la Cámara baja no sesionara. Luego de la Asamblea Legislativa, que ratificó la convocatoria al ballottage, los diputados descubrieron un busto de Néstor Kirchner (junto al de Raúl Alfonsín) en el patio de Los Presidentes de la Cámara baja. La oposición no regresó después al recinto, esperando que el oficialismo reuniera el quórum para sesionar. Entonces, el radical Negri y la macrista Bullrich arremetieron con que la sesión debía darse por caída por haberse cumplido supuestamente el tiempo para iniciar la sesión. Los legisladores no pudieron sumar en esa oportunidad al resto del arco opositor. Luego de la discusión sobre las interpretaciones del reglamento de la Cámara y ante la insistencia del oficialismo de tratar las designaciones en la AGN, los diputados de Cambiemos sí lograron que el resto de la oposición abandonara el recinto.

“Los auditores ya están en funciones”, aclaró Di Tullio. Alvarez y Forlón, habían renunciado previamente a sus tareas en el Ministerio de Justicia y en el Banco Nación.

Compartir: 

Twitter
 

El FpV ratificó su condición de primera minoría y tomó juramento a Alvarez y Forlón con el hemiciclo semivacío.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.