EL PAíS › ORGANIZACIONES RELIGIOSAS APOYARON AL CANDIDATO DEL FRENTE PARA LA VICTORIA

Cristianos frente a la segunda vuelta

El grupo Enrique Angelelli y los Cristianos para el Tercer Milenio llamaron a respaldar el “proyecto nacional y popular”. Por otra parte, la Iglesia Evangélica Metodista Argentina pidió “evaluar proyectos de país y no meras campañas publicitarias”.

 Por Washington Uranga

Ante la proximidad del ballottage dos organizaciones de cristianos, el grupo Enrique Angelelli y los Cristianos para el Tercer Milenio (CTM), dieron a conocer declaraciones públicas de apoyo al “proyecto nacional y popular” y al Frente para la Victoria. Por su parte, el obispo de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina, Frank de Nully Brown, emitió también una declaración en la que señala que “la mejor manera de celebrar la democracia es analizar y evaluar proyectos de país y no meras campañas publicitarias de imagen”.

Los CTM señalan la necesidad de pronunciarse indicando que “no nos encontramos solamente ante la elección del candidato a desempeñar el cargo de Presidente de la Nación, sino que tenemos la obligación de señalar que los frentes que ambos representan, constituyen dos proyectos políticos diferenciados: el neoliberal que deja la economía en manos del mercado o un sistema económico regulado por el Estado, que con todas sus imperfecciones ha logrado en estos últimos años una mejora sustancial de las condiciones de vida de los argentinos, en especial de los sectores más pobres y desprotegidos de nuestra sociedad; y sostenido una política independiente de los poderes financieros internacionales”.

En una línea similar el grupo Angelelli afirma que “el proyecto de Jesús: prioridad de los pobres, lucha por la justicia, búsqueda de la felicidad (bienaventuranzas), no nos permite estar callados ante la situación que se va a definir en las próximas elecciones de noviembre” y sostiene que “la propuesta opositora al actual gobierno, es netamente neoliberal y por lo tanto expresamente condenada por la enseñanza social de la Iglesia”.

Con la firma de Alicia Pierini, Alicia Ladrón de Guevara, Ana Cafiero, Cristina Domeniconi, Rodolfo Brardinelli, Cacho Bruno, Rodolfo Briozzo, Rogelio Ponsard, Hernán Patiño Mayer, Miguel Angel Ferrara Monje, Eduardo Casado Sastre, Roque Luis Miraldi, Fernando Portillo, Beatriz Noceti y Fátima Ruiz López, los CTM afirman que el proyecto del actual gobierno “posibilita la continuación de un proceso que pueda responder al clamor de los Pueblos del que se hiciera eco nuestro querido papa Francisco en el III Encuentro de los Movimientos Populares realizado en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia en su discurso del 9/7/2015 al decir: “...las famosas tres ‘t’, tierra, techo y trabajo para todos nuestros hermanos y hermanas”. Recuerdan entonces las palabras del Papa en esa ocasión: “Lo dije y lo repito: son derechos sagrados. Vale la pena, vale la pena luchar por ellos. Que el clamor de los excluidos se escuche en América Latina y en toda la tierra”. Y llaman a hacer realidad una de las tareas que Francisco propuso en ese mismo discurso: “Los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra”.

Por ese motivo, dicen los firmantes, “con el compromiso de profundizar nuestro servicio a nuestros hermanos, en especial de los más pobres, integrándonos a un proyecto de Nación, para que los dones con que Dios ha bendecido a nuestra querida Patria, estén al servicio integral de ‘todos los hombres y de todo hombre’ (Pablo VI: Ec. Populorum Progresio, 264), los integrantes del Equipo Coordinador de Cristianos para el Tercer Milenio hemos decidido hacer pública nuestra adhesión a la fórmula del Frente para la Victoria”.

Finalmente, los CTM reivindican “el siempre perfectible funcionamiento de las instituciones de la democracia, como la garantía común de la superación en paz de las contradicciones que enfrenta nuestra comunidad nacional”.

El obispo metodista Frank de Nully Brown dice en su carta a propósito de la segunda vuelta electoral que “hay que rescatar el lugar central que posee el debate de ideas en torno de la construcción de una sociedad justa e igualitaria en las que todos/as puedan tener oportunidades dignas para su desarrollo personal, familiar y comunitario”. Agrega que “nuestro compromiso como cristianos más allá del resultado electoral, es seguir consolidando la democracia en nuestro país, una democracia que nos vaya incluyendo a todos con acceso a oportunidades que nos permitan el desarrollo de la comunidad, donde se establezca una justa distribución de la riqueza, donde la educación, la salud y la vivienda procure la dignificación principalmente de los más débiles y desprotegidos”.

El grupo Angelelli señala que la propuesta opositora “prioriza la cuestión privada ante lo estatal, propiciando la desfinanciación del Estado, subordina lo político a lo económico-financiero, favorece la dependencia de los capitales internacionales, plantea el beneficio de los grupos concentrados de poder, por sobre los intereses del conjunto del pueblo, avala el ajuste y la devaluación, considerando el salario como un gasto más, lesionando el sistema previsional y afectando al conjunto de los beneficios sociales adquiridos”.

José Guillermo “Quito” Mariani, Víctor Saulo Acha, Carlos Ponce de León, Miguel Berrotarán, Juan Carlos Ortiz, Oscar Audisio, Julio Aguirre y Gustavo Gleria, son los firmantes de la declaración del grupo Angelelli que asegura que “el proyecto Nacional y Popular vigente desde hace 12 años propicia la intervención del Estado en beneficio de las mayorías populares; ha recuperado empresas emblemáticas, antes entregadas a los intereses privados; articula políticas concretas en la reivindicación de los derechos humanos; continúa la integración en el bloque latinoamericano que tomó como propias las banderas de nuestros próceres; defiende la soberanía nacional en la protección del territorio y la independencia económica y política de la patria”.

Por tal motivo, concluyen, “con un oído en el pueblo y otro en el Evangelio” (obispo Angelelli), “decidimos adherir a este proyecto Nacional y Popular”.

Compartir: 

Twitter
 

Las organizaciones religiosas se expresaron de cara al ballottage del próximo 22 de noviembre.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.