EL PAíS › MASSA, URTUBEY Y BOSSIO SE MOSTRARON JUNTOS ANOCHE EN UN ASADO EN PINAMAR

Una cumbre que quedó en cumbrecita

Aunque aseguran que dialogan con gobernadores, intendentes y legisladores, no consiguieron anoche sumar muchos acompañantes. Plantearon la necesidad de un peronismo unido y competitivo y que colabore con el gobierno de Macri.

Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Diego Bossio, anoche, en el club house del country La Herradura.

“La cumbre del peronismo del siglo XXI”, definió pomposamente Sergio Massa el asado que le preparó anoche al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y al diputado Diego Bossio como invitados estelares en el country La Herradura, en Pinamar. Aunque los participantes llevaron distintas motivaciones al asado, el encuentro fue interpretado como el lanzamiento de un sector interno para la conducción del justicialismo en la vereda de enfrente del kirchnerismo. “Estamos conversando con distintos referentes de distintos espacios para ver de qué manera podemos tener un partido político desde el peronismo que pueda ser no solamente competitivo sino también funcional a lo que la Argentina necesita, que podamos colaborar”, explicó Urtubey su participación en el encuentro. Muchos dirigentes del peronismo fueron tanteados, incluyendo al ex gobernador Daniel Scioli, pero rechazaron el convite. “Me comentaron que devolvieron mucha carne en un asado de Pinamar. ¿Alguien sabe algo del tema?”, ironizó anoche Pepe Scioli, el hermano del ex candidato, en Twitter.

Massa, quien formalmente está afuera del PJ desde que lanzó su partido el Frente Renovador, escribió –también en Twitter– algunos conceptos en tono de eslogan acerca de lo que piensa de lo que debe ser este “peronismo del siglo XXI”. “Debe ser moderno y plural, con una mirada abierta a sectores progresistas. Debe impulsar la reforma política y la renovación de dirigentes. Debe garantizar gobernabilidad pero poner límites”, planteó mientras servían las achuras. También: “Creemos que para oponerse hay que proponer, mostrándole a la sociedad un camino al futuro que no sea una vuelta al pasado. Necesitamos construir un peronismo renovado y fresco. Un peronismo con capacidad de gestión e ideas innovadoras”.

Pese a que Massa y Urtubey aseguraron que vienen hablando con gobernadores y dirigentes de distintos sectores del justicialismo, anoche no tuvieron demasiados acompañantes siquiera para darle la calificación de “cumbre” a la comida. Hasta el cordobés José Manuel de la Sota había avisado que no sería de la partida y que en su lugar estaría el senador Carlos Caserio. Aseguran que el ex gobernador de San Juan José Luis Gioja comparte su visión, pero lo cierto es que quiso estar. Lo mismo ocurrió con algunos intendentes del conurbano a quienes tantearon telefónicamente.

Las posturas

Massa y Urtubey plantean la postura de una oposición “razonable” al gobierno de Mauricio Macri, para marcar diferencias con la estrategia confrontativa del kirchnerismo. Massa acompañará a Macri al Foro Económico de Davos y Urtubey aseguró ayer que “queremos que le vaya bien al gobierno argentino y nuestro desafío desde la política es ser mejores”. El salteño convocó a los que están afuera del PJ. “Nadie tiene el poder de excluir y de veto. Inclusive, debemos generar las condiciones para que aquellos que se fueron del partido, como el propio Massa, o José Manuel de la Sota, los Rodríguez Saá y otra gente que viene militando, como Mario Das Neves y muchos otros dirigentes de reconocida trayectoria peronista puedan volver a trabajar en el marco del partido”, dijo Urtubey antes del asado.

Massa fue en los últimas elecciones candidato a presidente por una alianza opositora enfrentando al Frente para la Victoria. Urtubey, si bien apoyó la candidatura presidencial de Daniel Scioli y participó de actos, desde hace tiempo plantea sus diferencias con el kirchnerismo. En ese sentido, la presencia más sorpresiva del asado de anoche fue la de Diego Bossio. El ex titular de la Anses se presentaba como un entusiasta kirchnerista mientras estuvo al frente del organismo previsional hasta que cerca de las elecciones pasó a formar parte del entorno de Scioli, quien llegó a anunciarlo como su futuro ministro de Planificación en caso de que ganara. En el entorno de Bossio comentaban que no le había adelantado a Cristina Kirchner su participación en el asado pero sí a Máximo Kirchner. “No le gustó mucho, pero lo desdramatizaron”, comentaron. Agregaban que la idea del ex titular de la Anses y actual diputado del FpV es que cada sector del peronismo –el kirchnerismo puro, los gobernadores, el massismo– cada uno por su lado no llega a ningún lado y que es necesario la unidad de todos los sectores para enfrentar al macrismo. “Todo esto es para ir contra Macri”, repetían, como para que no queden dudas sobre el objetivo del encuentro de anoche. Y que, en esa dirección, era importante para el PJ “contener” a Massa para que no se sume al macrismo, con el que viene tejiendo varios acuerdos. “Además, Diego ya es grande y tiene derecho a hacer su construcción política”, terminaban explicando. El justicialismo debe elegir autoridades en los próximos meses y lo de anoche fue el primer movimiento de un sector en pos de ese objetivo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.