EL PAíS › DIFERENTES SECTORES DEL PJ ACORDARON QUE JOSé LUIS GIOJA Y DANIEL SCIOLI CONDUZCAN EL PARTIDO

Una lista de unidad con Gioja a la cabeza

Los dirigentes del PJ consensuaron una lista única para las próximas elecciones internas. La Cámpora no participó del acuerdo, pero hasta el viernes continuarán las negociaciones para incorporar a sus referentes.

 Por Nicolás Lantos

Con la amenaza de una intervención judicial en ciernes, el justicialismo acordó ayer la conformación de una lista de unidad para las elecciones internas, que estará encabezada por el diputado José Luis Gioja y el ex candidato presidencial Daniel Scioli. La decisión se tomó en una reunión de la que participaron todos los sectores del peronismo con excepción de La Cámpora, cuya incorporación se seguirá negociando hasta el viernes, cuando vencen los plazos para presentar la nómina ante la Justicia Electoral.

Más allá de la ausencia de la organización encabezada por Máximo Kirchner, el acuerdo final, azuzado por la urgencia, no dejó conformes a todos. El gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, se retiró antes del encuentro, descontento por la elección de Scioli como número dos del partido. Varios sectores del sindicalismo se incomodaron por la designación del metalúrgico Antonio Caló, de quien desconfían, como vicepresidente. Los intendentes del conurbano terminaron acompañando a regañadientes un reparto que les da mucho poder a los gobernadores.

“La prioridad era evitar la intervención y llevar a buen puerto la interna. Después, en la distribución de lugares siempre quedan algunos más conformes que otros, pero tampoco hay que exagerar la importancia que tiene el partido, es solamente una herramienta electoral. Los debates de fondo los dimos siempre y seguiremos dándolos en otro ámbito”, dijo a Página/12 uno de los dirigentes que funcionó como nexo entre los diversos sectores para llegar a definir la fórmula que se anunció ayer.

Durante la tarde del lunes terminó de definirse la convocatoria, de la que participaron gobernadores, intendentes, sindicalistas, referentes de organizaciones sociales, senadores y diputados de las bancadas del Frente para la Victoria y autoridades partidarias como el titular del PJ porteño, Víctor Santa María, y del bonaerense, Fernando Espinoza. Los díscolos del Bloque Justicialista en la Cámara baja no asistieron, pero estuvieron representados en Urtubey y el gobernador de La Rioja, Sergio Casas. También participaron del encuentro dirigentes que estuvieron alejados del PJ nacional durante el kirchnerismo, como el pampeano Carlos Verna, el ex mandatario santacruceño Daniel Peralta y, en representación de los Rodríguez Saá, el congresal Luis Luquiños.

A pesar de la ausencia de La Cámpora, el kirchnerismo no estuvo ausente: participaron figuras como el senador por la provincia de Buenos Aires Juan Manuel Abal Medina, el diputado Carlos Kunkel o el intendente de Moreno, Walter Festa. Y también estuvo presente en lo discursivo, ya que durante todo el encuentro se hizo énfasis en la necesidad de reivindicar los doce años de gobierno de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner y de posicionar al peronismo como una fuerza de oposición “razonable pero firme” al gobierno de Mauricio Macri. Al finalizar la reunión y después de cantar la marchita peronista, algunos se animaron a entonar el “Vamos a volver”.

Respecto de la organización que encabeza Máximo Kirchner, las negociaciones continuaban anoche y estaban “bien encaminadas”, según informó uno de los que dirigentes que participaba de las conversaciones, acordando los detalles. “La moneda está en el aire, pero quedan tres días y hay buena voluntad”, explicaban ayer en el PJ. La oferta incluiría una vicepresidencia, que se reserva a la juventud del movimiento, la misma que hoy en día ocupa el diputado Eduardo De Pedro, y varios lugares en el Consejo Nacional Justicialista.

La posibilidad de que ese sector decida presentar su propia lista para competir quedó seriamente dañada ayer, tanto por el apoyo de muchos sectores kirchneristas a la unidad como por la letra fría del estatuto, que establece la necesidad de tener la banca de cinco provincias para ser competitivos a nivel nacional. La fórmula Gioja-Scioli asegura contar con el apoyo de veinte distritos de los veinticuatro, por lo que una eventual segunda boleta debería conseguir que por lo menos uno dé marcha atrás.

De no mediar sorpresas, a partir del 8 de mayo, cuando vence el mandato de las autoridades actuales, Gioja será el próximo presidente del PJ, secundado por Scioli, mientras que las tres restantes vicepresidencias, que por tradición corresponden al movimiento obrero, la juventud y las mujeres, serían para Caló, De Pedro y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario. Restan por repartirse las secretarías y los setenta y cinco miembros del Consejo, que quedarán asignados según cómo avancen las negociaciones de acá hasta el viernes.

Horas antes del cierre de lista, los apoderados del PJ deberán asistir al despacho de la jueza federal María Servini, debido al pedido de intervención presentado por un sector cercano al ex presidente interino Eduardo Duhalde denunciando irregularidades en la elección de autoridades que tuvo lugar hace dos años. Desde el sector mayoritario del partido descartan que la causa pueda prosperar. “Intervenir el partido luego de que se alcanzara una lista de unidad sólo podría ser considerado una provocación”, aseguraron a este diario desde la conducción pejotista.

Compartir: 

Twitter
 

El diputado José Luis Gioja, el ex gobernador Daniel Scioli y el gobernador Gildo Insfrán.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.