EL PAíS › LA DERECHA DESPLAZO A RODRIGUEZ SAA EN DIPUTADOS

Unidos por la vicepresidencia

Con apoyo del PJ, la centroderecha del Interbloque Federal superó sus diferencias y el cavallista Guillermo Alchouron ocupará la vicepresidencia tercera en detrimento del puntano

 Por Felipe Yapur

No es amor, tampoco espanto, sino la simple y mezquina conveniencia. Esa y no otra es la razón que llevó a un sector de los partidos provinciales a conformar el Interbloque Federal y así quedarse con la vicepresidencia tercera de la Cámara de Diputados. El elegido es el cavallista Guillermo Alchouron y será ungido en la próxima sesión. La unificación costó porque entre ellos hay enemigos irreconciliables, pero se concretó gracias a una oportuna gestión del PJ decidido a desplazar de ese espacio de poder al bloque que lidera Adolfo Rodríguez Saá.
Luego de la renovación de la mitad de la Cámara baja en diciembre, el histórico interbloque de la derecha parlamentaria se dividió en dos. Como lo definió uno de sus integrantes, quedaron de un lado “los ideólogos de la dictadura militar” –Demócrata de Mendoza, Demócrata Progresista y Renovador de Salta, entre otros– y por el otro “los represores” que aglutinan a los seguidores de Luis Patti, del genocida Antonio Bussi y al Movimiento Popular Neuquino de Jorge Sobisch. No había forma de acercarlos. El entonces gobernador de Neuquén estaba enfrentado con el demócrata de Santa Fe, Alberto Natale, por su oposición a la intención de Sobisch de entregarle en 2003 las fuerzas de derecha a Carlos Menem, quien se aprestaba a competir con Néstor Kirchner por la presidencia.
Ese distanciamiento se expresó en Diputados, lo que permitía a fuerzas como el ARI y el interbloque Provincias Unidas de Rodríguez Saá disputar la vicepresidencia tercera de Diputados. El partido de Elisa Carrió rápidamente quedó fuera de carrera al contar sólo con doce legisladores. El puntano, en cambio, sumaba quince y eso fue lo que lo llevó a animarse en la primera sesión de diciembre a postular a la ex gobernadora Alicia Lemme para ese puesto. Rápido de reflejos, el presidente de Diputados, Eduardo Camaño, propuso votar la necesidad de definir el cargo. Los casi 130 integrantes del PJ, con el acompañamiento de la UCR, se opusieron y el ex breve presidente se quedó con la ganas.
La movida de Camaño tenía un claro objetivo político. La vicepresidencia tercera es un espacio de poder que implica además nombramientos y algunas prerrogativas. Y el PJ estaba decidido a no cedérselo al puntano. Es que Rodríguez Saá es considerado un potencial enemigo que puede llegar a nutrirse de potenciales heridos del PJ que deje la gestión de Kirchner y que se podría traducir en una migración de miembros del bloque.
A partir de ello, Camaño hizo intensas gestiones durante el verano para que los provinciales se unieran. Según reconocieron legisladores justicialistas, este grupo “respeta los códigos de la Cámara”. Es más, fuentes de los partidos de derecha indicaron que desde el PJ les pidieron que se juntaran para hacerse de la vicepresidencia y, después, “si quieren se vuelven a dividir”.
Así, desde el sector que lidera Natale se produjeron acercamientos con el MPN de Sobisch. Uno de los operadores de este reencuentro fue el senador salteño Ricardo Gómez Diez. El lunes, después de la Asamblea Legislativa donde Kirchner inauguró oficialmente las sesiones ordinarias, se concretó una reunión en el quinto piso del edificio anexo del Senado. Allí fue donde el senador le insistió a Natale para que reconsidere su posición. El ex intendente de la dictadura en Rosario modificó su posición y acordó con los neuquinos. De esta forma, consiguieron veinte voluntades. Además de Alchouron y Natale está Gabriel Llano (Demócrata mendocino), Mauricio Bossa (UCD), los pattistas Antonio Rattín, Juan Carlos Bonacorsi y Nélida Mansur, los neuquinos Francisco Pérez, Encarnación Lozano, Alicia Comelli y Luis Jalil, los renovadores salteños Andrés Zotto y Carlos Sosa, el lopezmurphista Hugo Martín, el cavallista Guillermo Cantini, Gustavo Canteros de Proyecto Corrientes, los bussistas Roberto Lix Klett, Francisco Torres y Eusebia Jerez, y Carlos Macchi, del Frente Partido Nuevo de Corrientes. Si bien todavía la Cámara no eligió a Alchourón, ya comenzaron las internas. Desde el sector de Natale dicen que el cavallista “es sólo la prenda de unidad, no es el referente del interbloque porque el que tiene diálogo directo con Camaño” es el rosarino que ya ocupó ese puesto.
Ahora bien, el destino de este sector está atado –ellos así lo reconocen– a los comicios del próximo año. “Al que mejor le vaya en los próximos comicios se quedará con el liderazgo del Movimiento Federal y seguramente será el candidato presidencial del 2007”, repiten refiriéndose a Ricardo López Murphy, Mauricio Macri y Sobisch.
Si esto es un objetivo a mediano plazo, ninguno de los sectores se atreve a pronosticar el de corto: sobrevivir sin romper en el Congreso. “Seguramente funcionaremos cada uno por su lado y sólo estaremos juntos para mantener la vicepresidencia”, reconoció un integrante del grupo de “los ideólogos de la dictadura”.

Compartir: 

Twitter
 

Guillermo Alchouron ocupará la vicepresidencia tercera en Diputados por el Interbloque Federal.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.