EL PAIS › SIGUEN LAS ACUSACIONES CRUZADAS

Choque de Fernández y Carrió

El jefe de Gabinete dijo que “el Presidente está estudiando” iniciar acciones legales contra la líder del ARI por la andanada de denuncias desarrollada en los últimos días. Elisa Carrió insiste.

La relación entre el Gobierno y la líder del ARI, Elisa Carrió, se tensó aún más ayer luego de que la ex diputada saliera a ratificar sus denuncias por supuestas irregularidades en la campaña electoral de Néstor Kirchner y su relación con empresas pesqueras y de hidrocarburos, y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, dijo que “el Presidente está estudiando” iniciar una acción judicial. “No me importa ir presa por decir la verdad”, respondió la chaqueña.
El Gobierno salió ayer a responderle a Carrió, luego de que un grupo de diputados nacionales del ARI dieran a conocer a la prensa un informe escrito en el que denuncian irregularidades en el financiamiento de la campaña presidencial de Kirchner y “un sistema de intercambio con empresas, cuyos intereses están vinculados con la autorización y control por parte del Estado, en especial sobre la actividad pesquera y petrolera”.
“Son canalladas que no tienen ningún correlato con la realidad. La señora Carrió tendrá que responder por las cosas que dice”, advirtió por la mañana el jefe de Gabinete, quien incluso llegó a admitir que “el Presidente está estudiando” iniciar una querella contra la ex diputada.
Tras la advertencia de Fernández, Carrió ratificó todas sus denuncias y afirmó que no le importa “ir presa por decir la verdad”. “Prefiero dejar la política a faltar a la verdad y no me importa que digan que me van a querellar”, respondió. La líder del ARI señaló, además, que “no me importa una querella más” y recordó que “la diferencia es que ahora en vez de Carlos Menem, Horacio Liendo o Domingo Cavallo, va a ser Kirchner”.
En sus declaraciones de ayer, Carrió volvió a cuestionar la designación de las financieras Merryll Lynch y Barclays en el asesoramiento para la renegociación de la deuda externa al calificar a esas entidades como “la banca más sucia de la década del ‘90 y la que presentó al BCCI en la Argentina”, banco denunciado por presunto lavado de dinero. “¿Esos son los que van a asesorar?”, se preguntó tras afirmar que desde el ARI intentan conformar una oposición constructiva, pero no podemos ocultar la verdad”.
En ese marco elogió la política del Gobierno respecto a “la ESMA, la nulidad de las leyes del perdón y lo de los indultos”, así como la designación de la candidata a la Corte Suprema de Justicia, Carmen Argibay. Sin embargo, Carrió reiteró que “no voy a convalidar que se desliguen facultades legislativas para que el ministro de Planeamiento, Julio De Vido haga negocios con las privatizadas, ni voy a convalidar que se depreden los recursos pesqueros, ni que se entregue el petróleo de forma escandalosa a Repsol, ni que se entregue la Patagonia”.
En esa línea, Carrió cargó contra Alberto Fernández: “es uno de los ejes de la transversalidad” que impulsa el Gobierno, “pero fue el superintendente de Seguros en la época de Cavallo, estuvo en la Fundación Mediterránea, fue el que acercó a Cavallo y al ex presidente Fernando de la Rúa”. “Además en su casa se hizo la reunión con Kirchner, Puerta y Cavallo para que apoyen la ley de plenos poderes que nosotros acusamos de traidores”, denunció.

Compartir: 

Twitter
 

Carrió sigue subiendo la temperatura del enfrentamiento.
Para Fernández “son canalladas” y no son reales.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared