EL PAIS › KIRCHNER ARMA LAS LISTAS DE CANDIDATOS

Los bordadores

El Presidente se involucró personalmente en las nóminas de legisladores nacionales de octubre. Quiere llenar el Parlamento con fieles que le garanticen su proyecto. Esta semana se abocó a Santa Fe, Córdoba y, como siempre, la provincia de Buenos Aires. Los que subieron al avión a Roma. Los posibles candidatos a diputados.

 Por Sergio Moreno

Tal como lo adelantara públicamente hace más de un mes, Néstor Kirchner se ha lanzado a la campaña. Tiene su estilo: discursos de barricada en los actos y silencioso tejido audiencia tras audiencia, amén de instruir a sus centuriones para que realicen el bordado necesario allí donde lo necesita. Esta semana que pasó, entre que llegó de Alemania y partió para Roma, puso parte de su esfuerzo en el armado de las listas en tres distritos: Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba y recibió encuestas de la Capital Federal.
Los gestos del Presidente son transparentes, dan cuenta de sus motivaciones. Invitaciones para participar de sus viajes de gobierno a dirigentes clave, cafés en el despacho presidencial, Kirchner no deja pasar oportunidades para construir lo que imagina será el triunfo de su proyecto en octubre. “Una parte importante de su cabeza está metida en la cuestión electoral; trabaja bastante para eso”, confía a Página/12 un habitante del primer piso de la Casa Rosada.

Paisano santafesino:

Hace dos semanas, Kirchner llevó a Alemania a Carlos Reutemann, jefe político de Santa Fe, el tercer distrito electoral. En el avión bromeó acerca de un hipotético apoyo que le daría para ser presidente en 2007. “¿Para qué se creen que lo traigo?”, dijo a los suyos en pleno vuelo a Berlín. Pero este viernes recibió a la vicegobernadora de esa provincia y hermana del canciller, María Eugenia Bielsa, en su despacho. El motivo fue convencerla de que integre la lista de diputados nacionales del PJ junto con el ministro de Justicia, Horacio Rosatti –como ya lo adelantara en exclusiva Página/12–, para hacerle fuerza a la novel coalición entre socialistas y radicales que llevará al ex intendente rosarino Hermes Binner a la cabeza. La nueva alianza es fuerte y en el Gobierno no descartan que Binner se alce con el triunfo que le fue birlado por la ley de lemas (que afortunadamente ha sido derogada) en la elección para gobernador de 2003.
La vicegobernadora es renuente a aceptar, pero en la Casa Rosada creen que finalmente dará el brazo a torcer y que el Presidente incidió bastante en ese cambio de opinión. “María Eugenia (Bielsa) no quería saber nada, ahora dice ‘ni’ y va a terminar aceptando”, especulaba un funcionario, horas después de la reunión entre Kirchner y la hermana menor del canciller.
El nuevo escenario formado ahora en Santa Fe a partir de la coalición entre socialistas y radicales no es grato al Gobierno. “En Santa Fe está complicado. De cualquier manera, Binner no va a hacer campaña pegándonos, para eso tiene a los radicales. Y los radicales que entren al Parlamento no van a ser gurkas”, coligen en la Rosada, dando a entender, por un lado, que el tercer distrito electoral del país puede depararle una sorpresa al Gobierno y, por otro, que no sería para tanto. “Nosotros queremos ganar, por eso hacemos todo lo que tenemos que hacer, pero Binner no es un enemigo”, matizan.

Soy cordobés...:

El viernes pasado fue el turno del café en el despacho presidencial del gobernador cordobés, José Manuel de la Sota. La distancia entre Kirchner y el mediterráneo fue achicándose a medida que desde Buenos Aires fueron girándose generosas partidas (contempladas en el presupuesto) que le permitieron al “Gallego” concretar obra pública y sostener con obras el enfrentamiento político que viene sosteniendo con el transversal intendente cordobés Luis Juez.
Kirchner apuesta a obtener algunos diputados a través de la lista del PJ. Ese fue el motivo de la reunión de anteayer en Balcarce 50. En octubre, por Córdoba se eligen nueve diputados nacionales: cuatro renovaciones del PJ (entre ellas, la del histórico Humberto Roggero, que no revalidará) y otras cinco que corresponden uno al socialismo, uno a la UDC y tres al radicalismo. “En este recambio vamos a aumentar algún diputado, quizá dos y hasta tres. Y habrá que ver si Juez se presenta y cómo lo hace. Si se presentase, los que saque son nuestros. Está en condiciones de meter dos diputados”, mueven su ábaco en la Casa Rosada.

Homo bonaerensis:

Hoy acompañarán en Roma al Presidente, durante la asunción del nuevo papa Ratzinger, varios dirigentes políticos cuidadosamente seleccionados para subir al Boeing 747-200 que Aerolíneas Argentinas pone a su disposición. Uno es el gobernador Felipe Solá, líder de las guerrillas en la provincia que gobierna. De los últimos cuatro viajes presidenciales (París, Berlín, Santiago de Chile y Roma), Solá participó en dos. La faena que ha realizado en su distrito es más que ponderada por las huestes presidenciales. Sirva como ejemplo la alabanza que derramó sobre él, en su ausencia, el diputado kirchnerista rionegrino Osvaldo Nemirovsci, frente a José María Díaz Bancalari, duhaldista presidente del bloque de diputados nacionales del PJ y titular del peronismo bonaerense, y un grupo de periodistas (entre los que se encontraba este reportero) en Munich, hace apenas dos semanas. Dijo: “La verdad es que Felipe nos ha dado una gran mano a los kirchneristas. Nosotros tratamos de hacer pie en la provincia con Luis Ilarregui, con el Flaco (Carlos) Kunkel, con Dante Dovena, pero nunca pudimos hacerle daño al duhaldismo. Felipe pudo, y les ha armado un buen embrollo”, contaba Nemirovsci, ante un enfurruñado Díaz Bancalari que frente a hechos como éste demuestra su paciencia y tolerancia.
“Felipe querría que haya varias listas (que lleven como candidata a senadora a Cristina Fernández de Kirchner). Está difícil, porque va a haber acuerdo con (Eduardo) Duhalde. Pero el Gobierno no va a dejar a Felipe en la estacada”, reflexionaba un hombre de la Casa Rosada, el viernes pasado, ante este diario.
Amén del trabajo de Solá, los enviados presidenciales fatigan el territorio duhaldista sin cesar. “En la provincia hay mucho bordado –metaforiza un habitual consejero presidencial–. Aníbal Fernández (ministro del Interior) y (José) Pepe Pampuro (de Defensa) están haciendo, cada uno con su estilo, un gran trabajo. Pepe, desde el primer momento trata de morigerar los conflictos, sabedor de que el duhaldismo es gurka. Está laburando muy bien. El Presidente lo invita a Olivos donde cada vez pasa más tiempo. Aníbal tiene más enemigos en la provincia, pero el Presidente le ha dado responsabilidades y le ha respondido. Lo lleva a cada acto que puede; y lo llevó a este viaje a Roma”, puntea el arquitecto kirchnerista.
Otros dos invitados a subirse al Boeing son intendentes del conurbano. Uno es peronista, Julio Pereyra, gobernante de Florencio Varela. El otro una especie de radical independiente, heredero de la dinastía que gobierna San Isidro, Gustavo Posse, y miembro cofundador del Grupo Olavarría, un núcleo de intendentes radicales refractarios a la conducción partidaria provincial (encabezada por Raúl Alfonsín, Fredi Storani y Leopoldo Moreau).
Un consejero presidencial mensuraba para Página/12 el valor político de cada una de estas presencias en las cercanías del Presidente. “Kirchner ha desembarcado directamente con los intendentes, que son el corazón de la provincia. Los intendentes dependen cada vez más de la billetera de quien esté arriba, y arriba está Felipe Solá y más arriba Kirchner. Cuanto más arriba, más grande es la billetera y más amor despiertan en los intendentes.” El confidente de este diario contó las muchas visitas que realizan los alcaldes nucleados en el Grupo Olavarría a Balcarce 50, que son especialmente atendidos por el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández y, puerta de por medio, por el propio Kirchner.
“Con el Grupo Olavarría hay una corriente de simpatía bastante fuerte –relata un operador privilegiado del patagónico–. No van a ir con la UCR ni con (Ricardo) López Murphy (con quien mantuvieron un incipiente acercamiento en el marco de su pelea con la conducción radical). No sé si finalmente llevarán nuestra boleta (la de CFK), es improbable, pero seguramente no pondrán otra encima de la de ellos. No jugarán en contra, eso es seguro”, se entusiasma la fuente.
En cuanto a Pereyra, en los pasillos de la Casa Rosada lo dan como integrante de la lista de diputados nacionales por la provincia, lista que el Presidente se encargará de configurar. Un conocedor de los quehaceres electorales bonaerenses especulaba ante Página/12 cómo podría quedar cincelada la nómina de marras. El hombre, que aportó su conocimiento de los dichos intramuros de la Rosada, dijo a este diario: “(Alberto) Balestrini (intendente de La Matanza) será seguramente cabeza de lista de diputados. Segundo podría ir Pereyra. En tercer lugar debe ir una mujer, y yo le pondría algunas fichas a Diana Conti (actual senadora nacional por la Alianza, ex Frepaso de la provincia de Buenos Aires)”.
–¿Diana Conti? –preguntó, asombrado, este reportero.
–Sí. No se me ocurre otra mujer para la provincia. Conti viene mucho por acá, con Oscar Laborde (ex intendente frepasista de Avellaneda) y Alejandro Mosquera (ex titular frepasista de la Cámara de Diputados de la provincia). Kirchner no tiene, por ahora, otra mujer.
–Resulta difícil que Duhalde acepte a una ex frepasista en la lista –tomó distancia Página/12.
–Sí, pero Kirchner va a decir que Balestrini es de Felipe, que Pereyra es de Duhalde y que él bien puede poner al tercer candidato, ¿no?
–¿Y quién sería el cuarto candidato? –quiso saber este diario.
–Sergio Massa (titular de la Anses). Duhalde lo presenta como propio, pero desde hace mucho tiempo Massa se reporta acá –dice el contertulio de este diario, señalando con el pulgar el despacho presidencial.
Muchas de estas cosas (y otras tantas más) se dirán de acá a fines de junio, que es cuando el Presidente decidirá, definitivamente, la conformación de todas las listas en el país. “El Presidente va a hacer una campaña corta, de dos meses cuando mucho. Primero, hay que gobernar, a la gente no le interesan estos armados y tires y aflojes; segundo, cuanto más tiempo pasa, más gana él”, asegura un kirchnerista patagónico que no ha viajado a Roma.

Compartir: 

Twitter
 

Candidateable: María Eugenia Bielsa, vicegobernadora de Santa Fe.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.