EL PAíS › KIRCHNER DIO POR CERRADA LA DISCUSION CON EL VATICANO SOBRE EL OBISPO CASTRENSE

A Baseotto no lo salvan las invasiones bávaras

El Presidente será hoy uno de los 36 jefes de Estado presentes en la entronización de Josef Ratzinger, el custodio de la ortodoxia, como Benedicto XVI, sucesor de Juan Pablo II. Como ya informó Página/12 en exclusiva, la Santa Sede tuvo una posición dialoguista sobre el caso Baseotto. Pero como el Episcopado argentino resucitó el tema, Kirchner lo liquidó ayer. Cómo está Roma entre diálogos, polémica sobre el matrimonio gay en España y hasta una clase de historia argentina.

Por Martín Granovsky
Desde Roma

El Presidente Néstor Kir-
chner llegó a la Italia de las invasiones bávaras con una decisión, que transmitió en su única declaración del día: “El caso Baseotto es irreversible y está terminado”. Y el embajador argentino en el Vaticano, Carlos Custer, refirmó que el nombre del ex obispo castrense Antonio Baseotto no figurará entre las pocas palabras que se crucen hoy el Presidente y el nuevo Papa, a quien Kirchner saludará después de la entronización.

- - -

Carta. En rigor, el único que había reabierto el asunto Baseotto fue el obispo de Paraná, haciendo de vocero del Episcopado. Tal como publicó Página/12 en exclusiva, la carta reservada del Vaticano a la Argentina no hizo del caso un asunto de vida o muerte. Aunque criticó al Gobierno por su decisión de decretar el cese del acuerdo que había nombrado al jefe de los capellanes castrenses y de la Gendarmería y la Prefectura, el nuncio apostólico entregó una carta que llama a continuar el diálogo entre la Argentina y la Santa Sede. Baseotto había citado una frase de la Biblia como metáfora de la necesidad de poner una piedra en el cuello al ministro de Salud, Ginés González García, y arrojarlo luego al mar. González García había dicho en un reportaje con este diario que había que discutir la despenalización del aborto y que es correcto repartir preservativos.

- - -

Provocación I. La comitiva del Gobierno tenía ayer dos temores. Uno, a los bonistas. Pero nadie gritó nada en el aeropuerto de Fiumicino cuando Kirchner, la senadora Cristina Fernández, ministros y dirigentes políticos pasaron entre un cordón de carabinieri, la policía militarizada italiana. Y tampoco hubo reacción alguna en todo el día contra los vehículos identificados con la bandera celeste y blanca.

- - -

Provocación II. El segundo temor es mayor, porque tiene que ver con las relaciones entre la Argentina y el Vaticano. Hoy, la comitiva, como todas las delegaciones extranjeras, deberá ser acomodada en San Pedro para la ceremonia por un grupo de gentilhombres designados por el Vaticano. En la misa por Juan Pablo II, el secretario de Estado, Angelo Sodano, colocó como gentilhombre al ex secretario de Culto de Eduardo Duhalde y viejo puente de plata de Carlos Menem, Esteban Caselli. Caselli fue, en el 2002, el impulsor de la designación de Baseotto como obispo castrense. Si hoy el Vaticano, donde Sodano sigue con el mismo cargo, repite la maniobra ante Kirchner, el Gobierno podría reaccionar de manera fuerte. Para evitar el encontronazo, la Cancillería hace varios días que pidió en Buenos Aires al nuncio Adriano Bernardini que no sea precisamente Caselli quien siente a Kirchner en la ceremonia. El ministro Rafael Bielsa y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, forman parte de la comitiva.

- - -

Señal. Kirchner invitó por primera vez a un viaje oficial al ex presidente Raúl Alfonsín, acompañado a su vez por Raúl Alconada Sempé. Con esa jugada mostró que desdeñaba para este viaje a otros cuatro ex presidentes constitucionales: María Estela Martínez de Perón, Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde. La presidenta de la Triple A no figura ya en ninguna agenda política. El Gobierno no concibe a Menem y a De la Rúa cerca de Kirchner, así sea de manera protocolar. Invitar a Duhalde en plena guerra bonaerense sería equivalente a sacarse en Buenos Aires la foto que Kirchner parece querer esquivar. El mensaje del Gobierno es que no hay negociación abierta por la provincia de Buenos Aires, sino una confrontación que rematará en un final aún abierto. Alfonsín tiene un antecedente adicional: en 1987, cuando era Presidente, se paró en medio de una misa dada por el vicario castrense José Medina y en la catedral militar Stella Maris le gritó que su gobierno no era corrupto. Para cualquier diplomacia, de todos modos, la vaticana incluida, viajar con un ex presidente del principal partido de oposición es un gesto de que un gobierno concede importancia institucional a la visita.

- - -

Bonaerenses. Todos los miembros de la comitiva contestaron con la misma palabra a la misma pregunta. La pregunta fue si en las 12 horas de vuelo o en el primer día de la visita a Italia la guerra por las candidaturas en Buenos Aires fue un tema de negociación. La respuesta fue simple: “No”. Y protagonistas no faltaban. Además del Presidente y la candidata aún implícita, pero indudable, Cristina Fernández, están el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; el ministro del Interior, Aníbal Fernández; el jefe del bloque de diputados, José María Díaz Bancalari (presidente del PJ de la provincia), el gobernador Felipe Solá y dos intendentes, el radical disidente Gustavo Posse, de San Isidro, y el kirchnerista Julio Pereyra de Florencio Varela. La presencia de Posse es una señal más: el kirchnerismo no privilegiará su relación con el aparato bonaerense del PJ. Más bien al revés. Miguel Picchetto, presidente del bloque de senadores, no precisa involucrarse porque la interna provincial no tendrá repercusiones en la Cámara alta, que más bien reflejará el acuerdo nacional del kirchnerismo en las diferentes provincias.

- - -

Bávaros. Están por la calle. Se los ve blancos o un poco colorados por el sol de ayer, que según los pronósticos no se repetirá hoy. Llevan banderas alemanas. También bávaras. Hasta se puede ver alguna del Bayern Munich, el equipo bávaro más poderoso. Andan de a cientos en las avenidas, las plazas y los pequeños atajos de la vieja Roma. Son la hinchada particular de Josef Ratzinger, el nuevo Papa que viene de Baviera (ver las otras notas sobre los antecedentes del Papa en la misma edición). También se puede hacer turismo al revés. Dos agencias de turismo anuncian un tour de cinco días a Marktl am Inn, donde nació Ratzinger, y Altoletting, Traunstein, Prien y Munich, los lugares donde estudió y terminó como obispo.

- - -

Nombre. Los Apeninos, conocidos en la Argentina más por “Corazón”, de Edmundo D’Amicis, que por geografía, tendrán un cambio de nombre en la cima. La cumbre más alta se llamará, desde el 2 de mayo próximo, “Juan Pablo II”. No hay información sobre un cambio de nombre del Aconcagua.

- - -

Tapas. El diario más jugado contra Ratzinger, que hasta ser elegido papa trabajó desde 1981 como prefecto de la Congregación para la Sagrada Doctrina de la Fe, heredera del Tribunal del Santo Oficio, es Il Manifesto, de izquierda y libertario. El 20 de abril tituló su tapa con “Il pastor tedesco”, el pastor alemán, una alusión no a un sacerdote sino a un perro guardián. Ratzinger fue durante los últimos 24 años, casi todos los del papado de Juan Pablo II, el guardián de la ortodoxia. Luego de ser uno de los jóvenes teólogos del Concilio Vaticano II, que buscó enlazar la Iglesia al mundo moderno, condenó cualquier desviación del dogma, como la ordenación de sacerdotisas, el aval a los matrimonios gays o la Teología de la Liberación en América latina.

- - -

Tapas II. Il Manifesto hostigó al Papa con otro título sobre el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que impulsó y obtuvo la sanción favorable de los diputados a la ley de matrimonio gay, que existe por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires. “Benedetto Zapatero”, tituló. En italiano, Benedetto (bendito) XVI es el nuevo Papa. Los obispos españoles dijeron que el nuevo régimen legal sobre matrimonios “es injusto y perjudicial para el bien común”. Zapatero lo defendió y dijo que “el Papa tendrá mi respeto”. Como teólogo de la conservación, dos años atrás Ratzinger dijo que se trataba de “una decisión contra natura”, “un acto legislativo nocivo para el bien de la sociedad”. También Ratzinger fue el encargado por el Vaticano de combatir contra la nueva Constitución europea, que no incluye al catolicismo y al cristianismo como base espiritual de la Unión Europea. Perdió esa batalla, y también perdió la batalla en España. Zapatero acaba de reforzar su posición. Dijo a Alfonso López Trujillo, el cardenal conservador colombiano que se ocupa de los temas de familia en el Vaticano, que no admitirá objeciones de conciencia en los jueces encargados de celebrar matrimonios. “Son servidores del Estado”, dijo. Antes de la última novedad española, la Iglesia, a través de la democracia cristiana italiana, había fracasado en las consultas populares italianas sobre el aborto y el divorcio. Si España e Italia, dos países no solo de población mayoritaria católica sino con una estrecha relación entre Iglesia Católica y Estado, avanzaron tanto en la secularización de la vida cotidiana, la Argentina no tendría por qué ser una excepción.

- - -

Cautela. Los demócratas de izquierda, el ex Partido Comunista de Massimo D’Alema y Piero Fassino, fueron mucho más cautelosos y no opinaron abiertamente del nuevo Papa. Un miembro de los DS, Walter Veltroni, es intendente de Roma. Llenó la ciudad de afiches (eso sí: tipográficos, sin imágenes y sin atracción alguna) felicitando al Papa como tal y como nuevo obispo de Roma. Los DS están dentro de la alianza del Olivo con el cristiano progresista Romano Prodi, que aspira a derrotar a Silvio Berlusconi en los próximos comicios parlamentarios. Por ahora, Berlusconi se fortaleció aumentando en el gabinete la presencia de los racistas de la Liga del Norte a cambio de los neofascistas. En Italia el matrimonio gay no existe. “En la política italiana veo pocos Zapatero, poco coraje y mucha subordinación a la Iglesia Católica”, dijo la dirigente de izquierda Gloria Buffo. La derecha está utilizando el tema para aguijonear al centroizquierda, pidiendo a Prodi que se defina en un tema que el Olivo no quiere agitar ahora. Ya Prodi mismo, los DS, Refundación Comunista y los verdes se pronunciaron antes sobre reformas de este tipo. El senador conservador Riccardo Pedrizzi dijo directamente que Zapatero consumó con el cambio en el régimen matrimonial un capítulo más “del relativismo ético y el hedonismo como última cobertura ideológica con la cual sustentar la revolución nihilista”.

- - -

Recuerdo. En las paredes de Roma hay afiches de Ratzinger, pero hay muchos más convocando a actos, recitales y manifestaciones para mañana, cuando se cumplirán 60 años de la liberación del fascismo. Ayer en toda la ciudad solo desentonaba una pequeña falange de Forza Nova, fascistas puros, que parados en Via del Corso exhibían un cartel con este texto: “Italianos, no hay ninguna liberación que festejar”.

- - -

Bendiciones. No solo los miles de alemanes llenaron desde ayer Roma. Hay turistas de todo el mundo, peregrinos, grupos de sacerdotes, racimos de monjas, tours guiados con paraguas y muchos, muchísimos vendedores ambulantes de chucherías o elementos de culto, santería y liturgia. Mujeres de todo el mundo compraban ayer medallitas para llevar a la entronización del Papa. Esas medallas se convertirán luego en regalos familiares bendecidos, llevados por portadoras también bendecidas por el propio Benedicto XVI.

- - -

Mozo. “Quatro fiume”, los cuatro ríos, es uno de los restaurantes que rodean las fuentes del arquitecto Bernini en Piazza Navona, la más bella del mundo. Se pueden comer buenos ravioles con tomate y albahaca y también mantener este diálogo con el mozo.
–Yo conozco la Argentina. Estudio al peronismo.
–¿En dónde?
–En la universidad, en Roma Tres.
–¿Y qué estudiás del peronismo?
–Todo. Hasta la muerte de Evita. Leí Mujica Lainez, Borges...
–Borges era antiperonista.
–Si, ya sé, pero yo leo todo. Sé lo de Aramburu, lo del golpe y lo de la dictadura de Videla y Massera.
–¿En Historia?
–No. En Literatura hispanoamericana. Leí Facundo, de Sarmiento. A Facundo lo mataron. Era un líder popular, ¿no?
–Algo así.
–Sé que ahora tienen un presidente peronista. Vino a ver al Papa aunque él es judío.
Luego de su clase, el experto en cuestiones argentinas se quitó el saco blanco de mozo, reapareció con un casco en el codo en busca de su Vespa y deseó feliz visita en Roma. Pero volverá, y cualquier puede consultarlo.

- - -

Diálogos. Cuando un enviado especial cita a una “fuente segura” es el conserje del hotel. Cuando cita a una “fuente confiable”, es el taxista. Que el lector se quede tranquilo. Los diálogos que siguen no fueron mantenidos con una fuente segura y una fuente confiable sino con un conserje y un taxista. Se transcriben en castellano.
–“¿Vale Roma la muerte de un hombre justo?” –fue la frase de una película repetida a un taxista.
–No le entiendo. ¿Qué es justo?
–Justo. De justicia.
–Ah, ahora comprendo. Pero acá la justicia ya murió.
La segunda lección de escepticismo a la romana vino del conserje.
–¿Como viene el clima?
–Hoy bien. Mañana (por hoy, domingo) llueve.
–Ah, si llueve, es porque el gobierno es ladrón –viene la pregunta periodística según la frase “Piove, governo ladro”.
–No, para eso no hace falta que llueva. Y con Berlusconi la frase se cumple doblemente.

- - -

Música. Con esas conversaciones no hay por qué extrañar algunas cosas de Buenos Aires. Y para los más nostálgicos siempre se puede escuchar en una punta de la Fontana de Trevi, donde se bañaba Anita Ekberg en La Dolce Vita, a un acordeonista con variaciones de “La cumparsita”. O, frente al Panteón, un edificio que terminó de construir Agripa en el año 12, hace solo 1993 años, una versión fiel de “El Choclo”. A la vuelta está el hotel Delle Minerve, cinco estrellas, donde hay una placa que recuerda a San Martín y donde el empresario gastronómico Esteban Caselli ubicó a Menem y Duhalde juntos durante las exequias del Papa.

- - -

Visitas. Kirchner será uno de los 36 jefes de Estado en la entronización de Benedicto XVI, el cardenal que llegó a Papa gracias a su experiencia como perseguidor. Para recibir a las delegaciones la intendencia de Roma resolvió decorar el trayecto de llegada con siete mil rosas, mil gladiolos, mil hojas de filodendro y todo tipo de variedades vegetales más. Roma está en plena primavera, y ayer el día terminó con ese color dorado que solo puede verse aquí sobre el ocre y el amarillo obligatoriode las casas y los edificios públicos comerciales, que no pueden tener su logo aunque vendan hamburguesas.

- - -

Perfil. Ratzinger siguió enviando avisos de que su pontificado emblocará a la Iglesia en su pelea por los valores y por el sentido común de las sociedades pero no la cerrará cuando la identidad no peligre. Luego de una carta al gran rabino de Roma confiando “en la ayuda del Altísimo para reforzar la colaboración”, el receptor, Riccardo Di Segni, dijo que “mandar un mensaje así durante las primeras horas de pontificado se interpreta como el subrayado de un vínculo especial, de una tradición que el Vaticano quiere continuar”.

Compartir: 

Twitter
 

El Presidente y Cristina Kirchner fueron recibidos en el aeropuerto de Roma por el obispo Alain Paul Lebaupin.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.