EL PAIS › SOBRESEIMIENTO EN LA CAUSA CORREO

Kammerath, zafando

Los menemistas siguen zafando en los tribunales: el sobreseimiento o la más moderada falta de mérito son los recursos judiciales para librarlos de culpa y cargo o dejarlos en un limbo hasta que aparezca una nueva prueba. El caso del ex secreta- rio de Comunicaciones Germán Kammerath no es la excepción: el juez federal Claudio Bonadío le dictó el sobreseimiento en la causa iniciada por la denuncia de los entonces diputados Nilda Garré, Darío Alessandro e Irma Parentella en el marco del proceso de privatización del Correo Argentino. La Oficina Anticorrupción apeló la medida.
Kammerath había reconocido en 1999 a la empresa Correo Argentino S.A. (del grupo Macri), que la suma de 98.836.000 de pesos que ésta había pagado a empleados del Correo por sus retiros voluntarios, se le acreditara como parte de las inversiones a las que se había obligado por la concesión del servicio de correo. Por otra parte, en el año 2003, el actual gobierno dio de baja la concesión por diversos incumplimientos de la empresa.
Bonadío entendió que en la decisión del ex funcionario que favoreció a la empresa de Macri no hubo ilícito, pero en cambio, la Oficina Anticorrupción, que interviene como querellante, lo consideró un fraude en perjuicio de la Administración Pública y por ello apeló la resolución del juez. El caso quedó en manos de la Sala II de la Cámara Federal.
El Grupo Macri, que estaba obligado por contrato a invertir como mínimo 25 millones de pesos/dólares anuales en la empresa, argumentó que para la puesta a punto de la reorganización era necesario reestructurar –es decir, despedir– a gran parte del personal y que, por lo tanto, las indemnizaciones correspondientes debían ser computadas como inversión. Kammerath avaló el concesivo criterio.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.