EL PAíS › DUHALDE EXHORTO A LA CGT REBELDE Y A LA CTA A QUE NO HAGAN PAROS

“Les pido que hagan una tregua”

El Presidente volvió a defender a los senadores del PJ y a justificar un acuerdo con el FMI. Moyano no tardó en responderle.

Luego de una semana muy agitada –que abundó en escándalos y críticas al oficialismo, en especial por la forma en que los senadores del PJ dieron media sanción a la derogación de la Ley de Subversión Económica–, el Gobierno se ensimismó para analizar los resultados obtenidos en los últimos días. Y la evaluación, para el Ejecutivo, fue positiva, porque había avanzado en la línea de lo que exige el FMI, a pesar de las resistencias y asumiendo evidentes costos políticos. Pero la satisfacción se desdibujó muy rápido: ayer, en su quinta de San Vicente, Eduardo Duhalde empezó a preocuparse por el nuevo conflicto que se avecina: los paros generales decretados por la CGT de Hugo Moyano y por la CTA de Víctor de Gennaro.
“Les pido a los dirigentes gremiales que hagan una tregua, porque en la Argentina estamos viviendo momentos muy difíciles”, pidió Duhalde ayer a la mañana desde su programa de radio “Conversando con el Presidente”. Aunque no nombró a nadie en particular, el mensaje iba dirigido a Moyano, especialmente, y también a De Gennaro. “Si bien muchos de ellos creen que no debemos acordar con los organismos internacionales, deben entender que es el Gobierno el que debe tomar esas decisiones”, argumentó por Radio Nacional. Y agregó: “En momentos de crisis la solución no se encuentra con medidas de fuerza”. Moyano, distanciado ahora de Duhalde, no pareció conmoverse mucho por el pedido. Ni por un momento pensó en levantar el paro, y reaccionó reclamando elecciones anticipadas (ver aparte).
Pero la relación con los gremios no es el único tema que preocupa al Gobierno, ni mucho menos el más importante. El Presidente ayer volvió a defender a los senadores justicialistas, que votaron la derogación de la Ley de Subversión Económica apoyando a último momento un proyecto minoritario de los legisladores provinciales. “Los senadores (del PJ) utilizaron una estrategia que salvó las posibilidades que tiene Argentina de acordar con los organismos internacionales de crédito”, aseguró.
Luego de hablar en favor de los senadores de su partido, Duhalde presionó a los legisladores para que sancionen las leyes que necesita el Ejecutivo, y que el Fondo quiere imponer sin ningún disimulo. “Esperamos avanzar rápidamente. Como dije antes, está el compromiso de todos los gobernadores y creo que así va a ser entendido por los representantes parlamentarios”, dijo. Precisamente, el Gobierno confía en que la influencia de los mandatarios encarrilará a los legisladores, que no quieren pagar más costos políticos, en especial luego de que Alicia Castro desplegara una bandera norteamericana para denunciar que el Congreso se ha convertido en “la escribanía del FMI”.
Por ahora, las señales de los gobernadores son levemente positivas. La más importante, según dicen en el Gobierno, fue que José Manuel de la Sota firmará el acuerdo bilateral para reducir en un 60 por ciento el déficit de su provincia. El arreglo con De la Sota entusiasmó a varios miembros del gabinete, porque Córdoba es la primera provincia “grande” que cumple con uno de los puntos que reclamó Anoop Singh durante su visita al país.
Sin embargo, la relación con los mandatarios tampoco es pura armonía. El santacruceño Néstor Kirchner, siempre dispuesto a pegar, volvió a reclamar elecciones anticipadas. Y la sorpresa la dio el jujeño Eduardo Fellner, que sonaba para ser jefe de Gabinete, y ayer criticó la conformación del equipo de ministros, porque no tiene en cuenta a los gobernadores y demuestra un compromiso con la CGT oficial y el Congreso (ver página 6). De cualquier forma, el Gobierno espera tener buenas noticias esta semana, porque el gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, podría viajar a Buenos Aires el lunes para firmar el acuerdo que ya suscribió De la Sota. Ayer, mientras descansaba en su quinta de San Vicente, Duhalde analizó con el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, y el ministro del Interior, Jorge Matzkin, los temas pendientes que el Gobierno deberá encarar esta semana. Lo más importante, obviamente, son las dos leyes que tantos dolores de cabeza están causando. Bajo el sol del sábado, el Presidente pidió a sus funcionarios que en sus apariciones públicas remarquen losasuntos que, en su opinión, son logros del Gobierno: los subsidios del plan para jefes y jefas de hogar desocupados, que comenzarán a pagarse esta semana; la creación de “centros de abaratamiento” que venderán productos un 30 o 40 por ciento más baratos, y la visita del titular del BID, Enrique Iglesias, que mañana se entrevistará con Duhalde.

Compartir: 

Twitter
 

Otros tiempos eran cuando Hugo Moyano cortejaba a Eduardo Duhalde y soñaba con un tándem nacional.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.