EL PAíS › MOYANO Y KIRCHNER, DOS EX ALIADOS DE DUHALDE

Antes que el Fondo, a votar

En algún momento se tuvieron simpatía, y hasta tuvieron amigos comunes, como el economista Daniel Carbonetto, diputado del Polo Social y eterno asesor de la CGT “rebelde”. Pero ahora las relaciones no pasan por un buen momento, más bien todo lo contrario. Después de un tiempo de trabajo en común, que siguió con indefinición y silencio, los intereses del FMI los han alejado, acaso para siempre. Eduardo Duhalde y Hugo Moyano se han convertido en adversarios, y estrenarán ese rol este martes, cuando se realice el primer paro general de la gestión duhaldista. Mientras tanto, Moyano empezó a calentar el ambiente: ayer dijo que no tiene “sentido” que Duhalde siga en la Presidencia si sigue aceptando las exigencias del FMI.
“Si el Presidente va a seguir aceptando las imposiciones desde el Fondo Monetario Internacional y además no le van a dar ningún tipo de ayuda al país, ¿qué sentido tiene que siga Duhalde conduciendo los destinos de este país?”, aseguró ayer a la tarde Moyano en declaraciones radiales. Además, el líder de la CGT que supo ser “rebelde” y que ahora pretende volver a serlo aseguró que el país necesita “poder de decisión y coraje para llevar adelante políticas que sean distintas a las del último tiempo”.
Las declaraciones de Moyano fueron una clara respuesta al pedido de Duhalde, quien a la mañana le había pedido “una tregua” a toda la dirigencia sindical (ver nota central). El camionero, rápido de reflejos, contestó con crudeza y redobló la apuesta en lo que a Duhalde más le duele: las elecciones anticipadas. Así, Moyano apoyó por primera vez que se convoque a comicios presidenciales antes de septiembre de 2003. Y especuló que, en lugar de Duhalde, “debería venir alguien que esté dispuesto a aplicar una política nacional” que no esté “subordinado e imposibilitado”.
En ese reclamo, Moyano compartió los argumentos con el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, un histórico impulsor de las anticipadas, y otrora operador político de Duhalde, quien ayer volvió a cargar en ese sentido. “Estamos en tiempo de descuento”, dijo Kirchner durante un acto en la ciudad bonaerense de Olavarría. El santacruceño ya está en campaña, y se postula como presidenciable desde la línea interna “La Corriente”, donde por esas cosas de la política podría encontrarse con el camionero. Durante su discurso, el gobernador le pidió a Duhalde que “tenga la bondad de convocar a elecciones” y criticó la “derogación vergonzosa de la Ley de Subversión Económica, para darle impunidad a los banqueros”.
Casi con los mismos términos, Moyano cuestionó los episodios ocurridos en el Congreso, y dijo que “fue bochornoso y vergonzante” porque “mostró la claudicación de la mayoría de los diputados al haber votado esas leyes (de quiebra y subversión económica)”. Curiosamente, las críticas de Moyano se terminaron a la hora de hablar de la nueva ministra de Trabajo, Graciela Camaño. “Es una persona que tiene mucha capacidad”, la definió.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.