EL PAíS

Castells deberá esperar para salir de la cárcel

La Cámara del Crimen rechazó un pedido de excarcelación. Ahora debe apelar ante Casación. Está en huelga de hambre desde hace 42 días. Fue detenido por pedir comida en un local de McDonald’s.

 Por Laura Vales

La Cámara del Crimen rechazó un segundo pedido de excarcelación de Raúl Castells, quien está detenido en la cárcel de Marcos Paz por haber encabezado una manifestación frente a un local de McDonald’s. Los jueces Esteban Cicciaro y Abel Bonorino Peró, que decidieron la medida, señalaron que el dirigente piquetero tiene antecedentes penales –una condena en la provincia de Buenos Aires– y otros procesos abiertos, por lo que a su criterio deberá esperar el inicio del juicio oral en prisión. Castells está en huelga de hambre desde hace 42 días y se apresta a hacer campaña electoral desde el penal, ya que será candidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires.
Castells podrá insistir por su excarcelación ante la Cámara de Casación Penal, pero de todos modos permanecerá –estimaron fuentes judiciales– al menos dos semanas más detenido, ya que una vez que la apelación llegue a Casación, se deberá sortear una sala, fijar una audiencia de exposición de argumentos y sólo después decidir la situación legal del piquetero.
A fines de junio pasado, el juez de primera instancia Facundo Cubas había rechazado un pedido similar de Castells, quien está acusado del delito de tentativa de extorsión por haber movilizado una columna del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados frente a la hamburguesería de Corrientes y 9 de Julio, en el Obelisco.
En esa oportunidad, el MIJD pidió 50 mil combos para familias de desocupados. La empresa presentó una denuncia. Aunque los piqueteros no entraron al lugar, sino que permanecieron en la calle, el juez consideró que habían obstaculizado el ingreso del público.
Luego de quedar procesado, Castells fue detenido mientras se hallaba en el Chaco. Lo trasladaron a Marcos Paz, donde inició la huelga de hambre. Ayer, en declaraciones desde la cárcel, se quejó de la medida: “Es palpable el grado de parcialidad que hay; depende la cercanía que se tenga con el poder. Si nosotros hubiéramos tomado una comisaría en La Boca, nos hubieran disparado y estaríamos presos”, dijo, en una alusión al dirigente piquetero oficialista Luis D’Elía y a la toma de la seccional que siguió al asesinato del militante de la Federación de Tierra y Vivienda Martín “el Oso” Cisneros.
Castells pasó, en los últimos cinco años, por otras cuatro detenciones. Fue acusado de extorsión por un pedido de comida al hipermercado Wal Mart de Avellaneda en 1999, del que quedó sobreseído. Luego siguieron dos procesos por instigación a cometer delitos, coacción agravada y usurpación de propiedad, uno de ellos por la toma de la Municipalidad de Lomas de Zamora en 2001. Finalmente, estuvo preso por la ocupación del casino Gala en Resistencia, el año pasado.
Esta semana, la Justicia oficializó su candidatura: irá primero en una boleta de senadores nacionales por la provincia de Buenos Aires y tercero en la de diputados, en una lista propia, del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados. También su mujer, Nina Peloso, se postulará como candidata a diputada y a senadora provincial.
Por la huelga de hambre, Castells fue internado en el hospital de Marcos Paz y hoy, a su pedido, será trasladado a una clínica privada en la localidad de Quilmes. Su abogado, Juan Carlos Yaggi, dijo que el dirigente “perdió varios kilos y necesita de asistencia para caminar, pero todavía está en condiciones de ser trasladado”. Según el defensor, Castells mantendría la decisión de no ingerir alimentos como protesta por su detención.

Compartir: 

Twitter
 

Raúl Castells al ser detenido en el Chaco, en marzo de este año.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.