EL PAíS

La masacre de Avellaneda

Médicos del Hospital Fiorito aseguraron ante la Justicia que ese centro de salud “era un caos” el día de la masacre de Avellaneda y que vieron “detenciones y corridas” mientras atendían a los cerca de 40 heridos, “muchos con postas de plomo”, que fueron derivados allí. La entonces directora ejecutiva del Fiorito, Adriana D’Astek, aseguró que “había muchos policías” el 26 de junio de 2002 dentro del hospital, “tantos que impedían tomar los registros correspondientes”. Muy a su pesar, D’Astek reabrió así la discusión sobre serias irregularidades que se habrían cometido en el Fiorito ese día, y que tienen que ver con la forma en que los cadáveres de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán habrían sido depositados en el lugar.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.