EL PAíS › CONDENA CONTRA ROMERO FERIS POR MALVERSACION

A devolver pesito por pesito

Como un largo adiós a su extinto poder, el ex gobernador Raúl “Tato” Romero Feris sufrió otro traspié tras su estrepitosa derrota electoral en octubre. Esta vez el golpe vino de una de sus múltiples causas por corrupción: la Cámara del Crimen 2 de Corrientes lo condenó a cinco años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por la desaparición de 400 mil pesos destinados a obras públicas durante su gestión como intendente. Además, deberá devolver el dinero. En soledad, Romero Feris escuchó la condena (la tercera en su haber) y anunció que apelará: “Esto forma parte de la persecución política que venimos denunciando”, dijo el ex gobernador. Aunque la pena es de cumplimiento efectivo, permanecerá libre hasta que el fallo quede firme.
La caída de Romero Feris, ex hombre fuerte de Corrientes, comenzó en 1999, con la intervención que expulsó a referentes del gobierno, y siguió con su detención por el presunto desvío de 24 millones de pesos en bonos de deuda de la intendencia. El ex gobernador pasó tres años preso en el Escuadrón 48 de Gendarmería. Desde su celda fue candidato a gobernador en 2001. Tras ser excarcelado en 2002, se postuló para senador en 2003. Sin embargo, tampoco pudo asumir su banca, ya que su diploma fue rechazado por “inhabilidad moral” en el Senado. Mientras Romero Feris intentaba retornar al poder (y a los fueros), cosechó dos condenas de las más de 40 causas en las que se lo investiga por corrupción: una por abuso de poder y otra por malversación de fondos con el desvío de los bonos. Por esta última, ya fue condenado a siete años y medio e inhabilitación para ejercer cargos públicos. El fallo quedó firme en el Supremo Tribunal provincial y fue apelado con un recurso de queja ante la Corte Suprema.
En las elecciones a gobernador de octubre de este año, el Partido Nuevo fue aplastado por el frente encabezado por Arturo Colombi, que nuclea al radicalismo y a parte del peronismo provincial y que contaba con el aval del Presidente. Romero Feris perdió en esta elección su último bastión: la intendencia de Corrientes, que ocupaba su esposa Nora Nazar.
Tras estos duros golpes, recibió la condena en el juicio por la malversación de 400 mil pesos cuando era intendente de Corrientes. Se estableció que Romero Feris había dispuesto que su secretario de Economía, Andrés Zidianakis, recibiera el dinero depositado en una de las cuentas municipales, para luego remitirlo en efectivo a la Secretaría de Obras y Servicios Públicos. Los jueces consideraron probado que el dinero pasó por el despacho de Zidianakis, pero nunca llegó a destino. El expediente que documentaba la transacción financiera se extravió durante la intervención.
“En Tribunales, estaba más solo que perro malo”, comentaban con sorna en el gobierno provincial. Romero Feris escuchó la sentencia junto a Zidianakis (también condenado), y se enteró de que debe devolver los 400 mil pesos más los intereses desde febrero de 1999. A la salida de Tribunales, ensayó una defensa: “400 mil pesos no son más de 10 o 12 cuadras de pavimento, por lo cual no pueden decir que no hicimos las obras”. “Yo no me he quedado con ningún recurso del Estado. Voy a defender mi buen nombre y honor en los ámbitos que correspondan”, insistió. El 3 de febrero se leerán los fundamentos y Romero Feris tendrá 10 días para apelar. Mientras esté en trámite la apelación, seguirá libre, pero su rumbo político y judicial continuará en franca caída.

Informe: Werner Pertot.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.