EL PAíS

Compromiso K sumó nuevos aliados aunque Zannini pegó el faltazo

La línea del secretario de Legal y Técnica sumó la adhesión de diecisiete partidos que expresaron su apoyo a Kirchner. Zannini no estuvo en el acto. Tendría diferencias con Alberto Fernández.

 Por Martín Piqué

Era el segundo acto de Compromiso K, la corriente kir-chnerista que encabeza el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, en la ciudad de Buenos Aires. El lugar elegido, el Correo Central, ahora en manos del Estado aunque deseado por grupos privados. Según la convocatoria, se iba a anunciar la incorporación de 17 partidos –algunos nacionales, otros provinciales– a esa línea del oficialismo, que agrupa sobre todo a los dirigentes que vienen del sur, los llamados “pingüinos”. Esa invitación sonaba algo contradictoria con uno de los argumentos que repiten los impulsores de Compromiso K: dicen que no se trata de un sector del kirchnerismo sino de un espacio de confluencia de quienes apoyan a Kirchner. Al final, el acto no contó con la presencia de Zannini y consistió en la firma de un documento que expresó el “apoyo incondicional” al Presidente y su “política de desendeudamiento” con el FMI.
Las caras visibles de la convocatoria fueron el diputado santacruceño Olaf “Pilo” Aaset y Damián Barijhoff, funcionario del Comfer. A ellos les tocó el papel de anfitriones. Los máximos responsables del encuentro, sin embargo, eran Zannini y el ex secretario privado de Kirchner, Rudy Ulloa Igor. Aunque había sido anunciado como el orador principal, Zannini no apareció por el acto. Ulloa tampoco. Según sus colaboradores, el primero no pudo asistir por “problemas de agenda”. Otros asistentes atribuyeron su ausencia a un tironeo con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, titular del PJ porteño y uno de los hombres fuertes del kirchnerismo porteño.
A la misma hora en que se realizaba el evento de Compromiso K, el propio Fernández se encontraba en la Legislatura porteña, donde presentó un libro del legislador Miguel Talento (ver aparte). Más allá de las lecturas de cada sector, en los últimos días quedaron a la vista cortocircuitos entre Compromiso K y la tropa del jefe de Gabinete. En la convocatoria del encuentro se había incluido al Partido de la Victoria de Capital Federal, que encabeza Diego Kravetz. Hombre de confianza de Fernández y jefe del bloque del Partido de la Victoria en la Legislatura, Kravetz se encargó de desmentir esa información. “El Partido de la Victoria no adhirió al acto ni forma parte de Compromiso K –dijo Kravetz a Página/12–. Yo no estoy ni enojado ni peleado con Zannini. Pero la realidad es que nuestro partido no forma parte de Compromiso K. Obviamente, vemos con buenos ojos que surjan líneas de apoyo al Presidente. Nos parece bárbaro, pero ésta no es la línea que acompañamos nosotros.”
La confusión, quizás, se debió a que el adherente a la convocatoria era el Partido de la Victoria de la provincia de Buenos Aires, que preside Aldo San Pedro, y no la versión porteña. Los demás partidos que firmaron fueron el Frente Grande, quien adhirió por medio de su titular, el subsecretario de Integración Económica, Eduardo Sigal; la Democracia Cristiana, el Polo Social; PAIS, Proyecto Popular, Acción Nueva, Movimiento Hacer por Buenos Aires, Nueva Democracia; Frente Renovador Platense, Partido vecinalista del pueblo de Lanús; Solidaridad (Salta), Movimiento Dignidad y Compromiso (Corrientes) y Dignidad Ciudadana (Santa Fe).

Compartir: 

Twitter
 

Olaf “Pilo” Aaset y Damián Barijhoff actuaron como anfitriones del acto de Compromiso K.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.