EL PAíS › EL SENADO SE APRESTABA A DAR MEDIA SANCION AL PROYECTO DE CFK

Reforma de la Magistratura a medias

Al cierre de esta edición, el oficialismo estaba por votar el proyecto que achicaba la cantidad de integrantes del Consejo.

 Por Eduardo Tagliaferro

La reforma al Consejo de la Magistratura, impulsada por Cristina Fernández de Kirchner, estaba anoche cerca de conseguir el respaldo del Senado. Con el peso de la mayoría propia que el oficialismo tiene en la Cámara alta –y antes de que la agotadora sesión terminara de restarle votos–, el kirchnerismo aceleró el paso y no postergó un debate que originalmente estaba previsto para el día de hoy. La iniciativa reduce de 20 a 13 el número de integrantes del órgano. Sumando los cuatro legisladores de la mayoría y el representante del Poder Ejecutivo, el oficialismo mantendría cinco miembros. La misma cantidad que tiene hasta el momento. De esta manera, su participación, que actualmente se acerca al 25 por ciento del total del Consejo, se incrementará a un 40 por ciento. El proyecto, cuestionado por abogados, jueces, académicos y partidos de la oposición, elimina la segunda minoría legislativa, unifica las comisiones de acusación y la de disciplina en una sola y suprime la participación del titular de la Corte Suprema.
En la hora y media que Fernández de Kirchner utilizó para defender el proyecto, adelantó que aceptaría algunas modificaciones, pero no precisó cuáles. Algo que se esperaba que ocurriera al cierre de esta edición.
En su larga exposición, la primera dama criticó que los principales cuestionamientos a la reforma estaban puestos en la reducción del número de integrantes. En la audiencia del pasado martes, Fernández de Kirchner explicó el apuro del oficialismo recordando que en el 2006 tienen lugar las elecciones de los estamentos de abogados y jueces. Para que la reforma tuviera validez, dijo, tendría que convertirse en ley a más tardar en mayo o junio. Al final de su presentación de anteayer, la representante del CELS, Andrea Pochak, concluyó que “si lo único que se busca es cambiar la cantidad de integrantes, entonces se entiende el apuro”.
La audiencia del martes no pasó inadvertida para la primera dama. Ayer sin nombrar a Pochak, y luego de repetir “que estaba sentada sobre tres millones de votos”, la senadora dijo: “Se nos llegó a decir que no podemos tener mayoría en el Consejo porque no tenemos los dos tercios en cada una de las Cámaras legislativas”. Lo que dijo Pochak fue que “mediante este proyecto, por cada Cámara parlamentaria se está reduciendo la cantidad a 3 diputados y 3 senadores. Entonces, podríamos sostener que la mayoría está sobrerrepresentada porque, en el Congreso Nacional, el partido mayoritario no tiene dos tercios”.
A partir de la actual representación, el oficialismo señaló que la minoría tiene la misma representación que la mayoría: dos miembros por cada uno. En verdad, la minoría no es una expresión única. Son dos posiciones políticas diferentes: una representa a la primera minoría y otra a la segunda.
Otro de los puntos críticos fue la unificación de las comisiones de disciplina y acusación. El senador salteño Ricardo Gómez Diez consideró ayer que la unificación de ambas comisiones en una es un error, ya que el procedimiento necesario para una acusación no es igual que al de una sanción, en la que corresponde iniciar un sumario. En la última audiencia pública, Pochak había destacado que la unificación de las comisiones presentaba el riesgo de que “hubiera casos de forum shopping”, es decir que los denunciantes eligieran el tribunal más conveniente para realizar una acusación o una denuncia.
En su exposición, Fernández de Kirchner destacó que su partido hoy tiene mayoría en la Comisión de Acusación y que nadie se sorprendió por esto. Gómez Diez le recordó que no es así. “De los siete integrantes, el justicialismo tiene solamente tres miembros, por lo que no tiene mayoría en esta comisión”, respondió. Interrumpido permanentemente por la primera dama y también por el senador de Chubut Marcelo Guinle, Gómez Diez se encontró polemizando punto por punto sus objeciones al proyecto oficial. Guinle le pidió una acotación para destacar que “en ninguna de las comisiones el oficialismo tenía garantizada una mayoría y que las decisiones no se toman sin dictamen”. Sin ocultar su fastidio, el salteño contestó: “Todos somos senadores y sabemos que las principales decisiones se toman en plenario y allí el oficialismo pasará a tener mayoría”. Como en todos los cuerpos colegiados, los dictámenes no son vinculantes y pueden ser revisados y hasta sorteados por las decisiones plenarias.
Para la senadora Kirchner existe una campaña de los medios destinados a presentar a la iniciativa como un “avance del oficialismo sobre la Justicia”.
La discusión dejaba mucha tela para cortar y se esperaba que, entrada la madrugada, la propuesta de la primera dama tuviera los votos necesarios para lograr media sanción. Otra historia comenzará a discutirse en Diputados, donde no se descarta que al proyecto se lo incluya en una futura ampliación de las sesiones para la última semana de enero.

Compartir: 

Twitter
 

Los senadores Cristina Fernández, Miguel Angel Pichetto y José Pampuro, en la sesión de ayer.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.