EL PAíS

Kirchner le cantó retruco al presidente de la UCR

Iglesias había acusado al Gobierno de comprar votos para la reforma del Consejo. Kirchner le refregó el caso de las coimas en el Senado.

No faltará quien diga que es más fuerte que él, que forma parte de su idiosincrasia. El presidente Néstor Kirchner profundizó su polémica con el titular de la UCR, el mendocino Roberto Iglesias. El radical había dicho que el Gobierno había comprado votos para aprobar la ley que reformó el Consejo de la Magistratura. El patagónico le respondió ayer desde el Salón Blanco de la Rosada. “Creo que fue un acto fallido”, dijo antes de recordar el escándalo de los sobornos en el Senado que rodearon la aprobación de la Ley de Reforma Laboral durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

Con cierto tono teatral, el mismo que se emplea para mostrar que no se recuerda el nombre de quien se va a criticar, Kirchner minimizó los dichos de Iglesias. “Gracias a Dios nos acompañó la mayoría amplia de los diputados. A pesar de ello uno escucha al señor que es presidente de la UCR, un gran partido, con gran cantidad de gente, muy decente, hablo de un dirigente no de la gente, que dice que el Gobierno compró votos para que se aprobara el Consejo de la Magistratura”, sostuvo Kirchner ante la audiencia cautiva que presenciaba la entrega de subsidios para la construcción de viviendas en la localidad bonaerense de Chacabuco.

Para que no quedaran dudas sobre el caso al que se refería, dijo: “El sábado habrá una inspección ocular en mi despacho, vendrá un juez para ver la mesa donde pusieron la plata del soborno del Senado. Ese era el desastre que hicieron. Eso es responsabilidad de ustedes señor Iglesias, eso es lo que pasó en el 2001”, concluyó Kirchner.

Con la de ayer, es la cuarta ocasión en la que el Presidente habla del proyecto impulsado por la senadora Cristina Fernández de Kirchner. La primera fue el día anterior a la votación, cuando el oficialismo ya contaba con los votos necesarios para convertir en ley la iniciativa. La segunda fue el día posterior a la votación. La tercera ocasión fue el miércoles, cuando finalizaba su mensaje ante la Asamblea Legislativa. La cuarta fue ayer cuando tomó el guante que Iglesias le había tirado desde varios medios de comunicación.

Frente a las cámaras televisivas, el titular de la UCR denunció que el Gobierno había comprado votos para obtener la sanción de la ley. Para ratificar sus dichos, incluso había mencionado un reportaje al diputado Carlos Kunkel publicado en este diario el domingo pasado. De esa entrevista, el radical subrayó los pasajes en los que el diputado hiperkirchnerista respondió que cuando algún intendente o gobernador le pide el voto a algún diputado amigo, es porque “la función del intendente o gobernador es solucionar los problemas de la comunidad”.

Luego de los dichos de Kirchner, el titular del radicalismo no dudó en calificarlo como autoritario. “El estilo y la forma que tiene el Presidente para obtener consensos fueron evidenciados con claridad en el antecedente de Borocotó y con varios diputados radicales que votaron a favor del Consejo de la Magistratura”, respondió ayer Iglesias.

A la polémica se sumó la bonaerense Margarita Stolbizer. La ex titular del radicalismo provincial, hoy secretaria del Comité Nacional de la UCR, sostuvo que “como en la época del poder absoluto de los reyes, el presidente Kirchner vuelve a inmiscuirse en competencias que no le corresponden”. Estaba hablando de la exhortación que Kirchner había hecho a sus propios aliados para que no aumentaran las tasas municipales en varias localidades de la provincia.

Compartir: 

Twitter
 

El Presidente fustigó a Iglesias en un acto en el Salón Blanco.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.