CIUDAD

"Intentamos que el juez Sutter Schneider informe claramente"

El secretario de Derechos Humanos de Santa Fe confirmó oficialmente la identificación de uno de los restos hallados en el cementerio de San Lorenzo pero criticó al magistrado por no actuar "con transparencia".

 Por Alicia Simeoni

El secretario de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, Domingo Pocchettino, fue muy crítico ayer en cuanto a los tiempos y a la forma en que maneja la información el titular del juzgado Federal Nº 4 Germán Sutter Schneider en relación con la causa que se sigue por la Averiguación de la Verdad Histórica en el Cementerio de San Lorenzo. "Un juez de la democracia debe actuar de otro modo, con transparencia, dando detalles que lleven tranquilidad a los familiares de las víctimas", dijo Pocchettino durante una conferencia de prensa que no pudo avanzar demasiado sobre lo que ya es de conocimiento público. Con el subsecretario Alfredo Vivono y la directora provincial para la Reconstrucción de la Memoria Beatriz Pffeifer sostuvieron que a los peritos que trabajaron en todo el proceso de la investigación de San Lorenzo "no se les permite hablar". El antropólogo Juan Nóbile confirmó -con la firma del juez- la identificación de uno de los restos hallados en el cementario de San Lorenzo y Pocchetino hizo lo propio con el nombre que corresponde a un joven cordobés de 22 años desaparecido en 1975, Alberto Isidoro Losada. También adelantó que mañana se tasará el predio de La Calamita para su expropiación y que se apuntalará la vieja construcción del que fue centro clandestino de detención porque hay peligro de derrumbe.

En rigor, la conferencia de prensa convocada ayer por segunda vez no fue un espacio para recoger nueva información acerca de las causas vinculada a la averiguación de la Verdad Histórica en el Cementario de San Lorenzo y a la posible existencia de enterramientos clandestinos denunciados por el represor Eduardo Costanzo en el predio del que fue el centro clandestino de detención La Calamita.

Pffeifer leyó un breve comunicado del perito antropólogo Juan Carlos Nóbile en el cual daba la información que el juez Sutter Schneider con su firma le permitió difundir y desde el mismo juzgado federal Nº 4 se expresó que ese parte de prensa tenía un carácter excepcional. "Lamentamos profundamente este carácter excepcional acerca de la información", insistió Pocchettino.

El parte confirma por primera vez que se procedió a la investigación genética de los restos óseos de una persona encontrados en la tumba 16 de la necrópolis sanlorencina -ubicada en el sector individualizada como I- y cuyos familiares directos fueron notificados pero no revela la identidad. Eso lo hizo ayer el secretario provincial que confirmó el adelanto de Rosario/12 del domingo pasado cuando dio a conocer que los restos identificados pertenecían a Alberto Isidoro Losada desaparecido en 1975 y a quien su familia buscó durante 30 años. También se confirma que en la zona excavada en su totalidad, se refiere al predio resguardado en el sector noreste y que protegió por disposición judicial Gendarmería Nacional, "no se detectó una fosa común". En su momento quien estaba al frente del juzgado Nº 4, el magistrado Humberto Toledo, ya había dado cuenta de que se trataba de enterramientos individuales. Ese sector quedó desafectado de la causa en diciembre de 2005 y la investigación continuará ahora en el sector J, un sitio contiguo sobre el que se tiene la presunción de que pueden existir fosas o enterramientos clandestinos.

"Entendemos que esta no es la manera en que se debe comunicar a la población, a los medios y más aún a los familiares que están atentos con la incertidumbre de conocer si son sus seres queridos los que están enterrados allí o no. Un juez de la democracia debe manejarse de otra forma y con transparecencia, dando todos los detalles", siguió Pocchettino que insistió en que había tratado de producir un encuentro con los periodistas en el que estuviera Sutter Schneider y los peritos para que ellos pudieran exhibir proyecciones con detalles de todo lo actuado en la investigación por la Verdad Histórica.

El secretario de Derechos Humanos de la provincia dijo que la labor que ellos realizan está en el marco de quienes son auxiliares del juez y si bien aclaró que "seguiremos respetando las decisiones del magistrado" también dijo que "tenemos obligaciones con la población y con los familiares de los desaparecidos. De ahí que ahora exigimos al juez Federal Nº 4 la inmediata restitución del cuerpo de Losada a sus familiares sin la acción de intermediarios".

Pocchetino habló también sobre La Calamita y la movilización a través de las declaraciones que el represor Costanzo hizo ante Sutter Schneider y que este diario publicó en forma exclusiva en su edición del lunes pasado. Pocchettino dijo que después de la intervención de oficio de la fiscal Griselda Tessio instando al juez a que investigue la denuncia sobre dos muertes y enterramientos clandestinos "entendemos que en este tema el juez se democró y que tendría que haber tomado de inmediato previsiones para corroborar estos dichos".

La Secretaría de Derechos Humanos anunció que hoy viernes irá a La Calamita una delegación de la junta de evaluaciones del Ministerio de Hacienda con la finalidad de hacer el relevamiento para la posterior oferta de expropiación de todo el predio.

Además recordó que por pedido del magistrado también se trabaja con la Dirección de Arquitectura para que se apuntale el edificio donde funcionó el centro clandestino de detención "sin que se produzcan alteraciones en el suelo donde podría haber enterramientos".

Compartir: 

Twitter
 

El secretario de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, Domingo Pocchettino. "Un juez de la democracia debe manejarse de otra forma, dando todos los detalles".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.