EL PAIS › OPINION

Para Mónica

Por Edy Binstock*

Hace 26 años hablamos por última vez por teléfono, vos me anunciaste que viajabas con Horacio a Río y que comenzara a esperarte. Jamás llegaste a la cita. Años después supe que te buscaron con un avión militar, que te resististe a carterazos, que fuiste una víctima más de la operación Cóndor. Que te secuestraron en Río de Janeiro y que te trasladaron junto a Horacio a Campo de Mayo, esto fue lo último que supe de vos.

Por eso quiero contarte que nuestros hijos son hermosos, que Ana se te parece muchísimo, que todos los que te conocieron se asombran del parecido y que Miguel era tan inteligente como vos pensabas cuando lo veías ingeniárselas en su cuna, allá... en la guardería. Quiero contarte que los tiempos que siguieron fueron sombríos, que poco fue quedando de esa sociedad en que vivimos, en la que si nos echaban del laburo, como te pasó cuando te embarazaste de Ana, al otro día conseguíamos otro. Que luchábamos por una sociedad mejor, por una patria justa. Pero algo que se dio en llamar neoliberalismo fue lo que nos dejó la dictadura y dirigencias claudicantes y traidoras. Nos dejaron un país donde no sólo los desaparecieron a ustedes sino también a millones de compatriotas a los que dejaron sin trabajo, sin presente, sin proyecto y sin futuro.

Pero también quiero que sepas que era cierto lo que decía el General: “Cuando los pueblos agotan su paciencia hacen tronar el escarmiento”.

Que una luz de esperanza volvió a brillar en nuestra patria, que nuestra generación tuvo una nueva oportunidad y que no te estamos fallando, que no les estamos fallando. Que hoy honramos tu memoria, la de Guillermo, la del Chufo y la de tantos otros reconstruyendo la verdad y peleando por la justicia. Recuerdo las causas por las que un día empezamos a militar: para que no hubiera más pobreza y explotación en nuestra patria. Quiero que sepas que nuevas generaciones de jóvenes levantan las mismas banderas. Aún estamos muy lejos de ese objetivo, pero siento que tu sacrificio no ha sido en vano, que “en eso andábamos”, que “en eso seguimos andando”, en construir una patria justa para todos.

Mónica, nuestros hijos crecieron bien, seguimos luchando, recuperamos la autoestima y la esperanza, ésa es nuestra victoria.


* Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.