EL PAíS › EL PEDIDO DEL CAMAROGRAFO DE EE.UU.

Cerca del asilo

 Por M. J.

En castellano, pero con un marcado acento inglés, Kurt Sonnenfeld relató una vez más su historia ante la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Cámara de Diputados, para obtener el respaldo a su pedido de asilo político. El ciudadano norteamericano, que armó su nueva familia en Buenos Aires, quiere que la Justicia argentina rechace definitivamente el pedido de extradición de su país por el supuesto asesinato de su ex esposa en los Estados Unidos, por el que había sido absuelto y por el que ahora podrían condenarlo a la pena de muerte. El camarógrafo, contratado por el gobierno norteamericano para registrar las imágenes del Ground Zero tras el atentado contra el World Trade Center, considera que la persecución que aseguró sufrir aún en la Argentina se debe a que las filmaciones que todavía conserva “contradicen la versión oficial” de su gobierno sobre el ataque del 11-S.

Los integrantes de la Comisión de la Cámara baja escucharon con atención el relato pausado de Sonnenfeld y la mayoría coincidió en que los argumentos que esgrimió el norteamericano eran creíbles, aunque le pidieron que entregara una copia del dossier con documentación con el que acompaña toda su explicación. Tras su análisis, la Comisión redactaría la semana entrante una resolución que respaldaría ante la Justicia y el Comité de Elegibilidad para los Refugiados (Cepare) –que depende de Emigraciones– el pedido de Sonnenfeld.

La mayoría de los legisladores admitió la “sensación de estar escuchando el guión de un película de Holywood”, aunque a veces la realidad estadounidense “hace creíbles” esas historias. No todos estaban del todo convencidos de los temores de Sonnenfeld sobre el motivo de su “persecución”, pero reconocieron que los “otros” trabajos que el camarógrafo había realizado para organismos oficiales de los Estados Unidos en lugares “secretos” de fabricación de armas “nucleares, químicas y biológicas” –como lo acreditarían sus diplomas– podría haber “generado incertidumbre” de los norteamericanos sobre el valor de esa información en manos de “un hombre fuera de su control”.

El tema está en manos de la Corte Suprema de Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.