EL MUNDO › VIGILIA SEXUAL PARA FRENAR EL DELITO EN COLOMBIA

“Esta noche no” por la paz

 Por Pilar Lozano *
Desde Santa Fe de Bogotá

Una insólita fórmula –la vigilia sexual–, para acabar con la violencia, fue ideada en Pereira, ciudad intermedia de la zona cafetera, 350 kilómetros al occidente de Bogotá. Las esposas, novias o compañeras de más de 100 pandilleros de los barrios más deprimidos iniciaron ayer una huelga de “piernas cruzadas”: es decir abstinencia sexual absoluta. La idea es presionar a sus hombres a firmar acuerdos de paz y a dejar las armas. Surgió el pasado fin de semana, en una reunión de 100 de ellas con el asesor de seguridad de la ciudad Julio César Gómez. Gómez lidera la campaña “Pereira con vida”, una estrategia integral de desarme de la alcaldía.

En medio de la charla las jóvenes manifestaron su preocupación, pues sus hombres se mostraban renuentes a dejar su vida delictiva. A una de ellas se le ocurrió la idea: “¿Qué tal si les dejamos de dar lo que más les gusta, el sexo? De inmediato todas la apoyaron; la alcaldía también. Omaira, líder de esta especie de chantaje sexual, se siente optimista. Compuso, junto a sus compañeros de un grupo rap, la letra de la canción que servirá para promover la campaña. El estribillo dice que la mujer decide “cómo, cuándo y dónde”.

Otra de las huelguistas, Jeniffer de 19 años, habló en la cadena radial Caracol: “Al comienzo él se rió y expresó su desacuerdo, pero yo sé que va a terminar cediendo”, dijo. La huelga terminará el día en que sus maridos se sienten a concertar el desarme. “Es un aporte muy importante de nuestras mujeres; ellas están llamadas a jugar un rol protagónico en la lucha contra la violencia, de última son ellas las más afectadas: el 80 por ciento de los muertos son hombres menores de 30 años, hijos, esposos, hermanos de nuestras mujeres”, le dijo a este periódico Julio César Gómez. Este hombre, en los últimos meses, ha liderado varios desarmes y un plebiscito en el que los pereiranos dijeron No a las armas. Asegura que existen estudios científicos que concluyen que la negativa a las relaciones íntimas es una manera efectiva de presión para descartar la violencia como forma de vida.

Pereira, de 450 mil habitantes, ha sido muy golpeada por la violencia del narcotráfico por su cercanía al epicentro del considerado el mayor cartel de la droga en este momento: el del norte del Valle. La tasa de homicidios es la más alta del país: 90 por cada 100 mil habitantes. Existen 25 o 30 pandillas, de 15 a 30 jóvenes cada una, involucrados en estructuras criminales muy organizadas al servicio del narcotráfico y los paramilitares.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.