EL PAíS

De la Sota no lo anuncia, pero ya prepara su primer spot de campaña

El asesor brasileño de cabecera del cordobés lo ayudó a preparar un spot que será, sin decirlo, el arranque de la campaña.

La decisión está tomada. La semana próxima, José Manuel de la Sota anunciará en público lo que ya les adelantó en forma reservada a sus interlocutores predilectos, que tienen sede en Estados Unidos, Brasil y España: competirá en la interna del PJ y enfrentará a Carlos Menem con el deseo de convertirse en el candidato “unificador” del peronismo. “Va a anunciarlo en los primeros días de la semana que viene”, confirmó a Página/12 uno de sus asesores de confianza. Para preparar el terreno, De la Sota grabó ayer un mensaje televisivo en la consultora cordobesa del brasileño Duda Mendonça, que se emitirá con la excusa de sus tres años de gestión. En el aviso, el gobernador anticipa los ejes de su campaña: “En la Argentina hace falta firmar la paz entre todos los sectores”, dirá desde las pantallas, buscando captar al voto independiente.
La apuesta de De la Sota es vencer a Menem con la ayuda de los votantes que no están afiliados al PJ. Para eso, ya empezó a preparar el discurso que expondrá en sus apariciones públicas: “Más allá de la legitimidad del voto, el próximo presidente tendrá que formar un comité de emergencia con los empresarios, trabajadores, la Iglesia y las Fuerzas Armadas.” “Quien llegue al Gobierno deberá ser un hombre que combine liderazgo democrático con consenso popular.”
Con esa línea argumental, el Gallego espera esmerilar a su adversario riojano y al mismo tiempo sumar a dirigentes de todo el arco político. Un primer ensayo de esa fórmula se pondrá en escena el 27 de julio, cuando encabece en Córdoba un acto en memoria de Evita. A ese evento, el cordobés ya invitó a “todo el mundo, inclusive radicales y ex presidentes”, como informaron sus allegados. Por lo pronto, en el Congreso ya se produjeron algunos avances: diputados delasotistas hablaron del tema con sus pares radicales, con quienes analizaron encuestas de variado tipo.
El clima en el bunker de De la Sota era de entusiasmo y cierta confianza. El martes estaban preocupados por la parquedad de Carlos Reutemann, quien había anticipado que el PJ de su provincia se dividiría en las internas. Ayer, en cambio, festejaron con alivio las declaraciones del diputado Jorge Obeid, habitual operador parlamentario del ex corredor de Fórmula Uno. “La aparición de la candidatura de De la Sota sería altamente beneficiosa”, dijo Obeid, y en el entorno de De la Sota tomaron esos dichos como una expresión de los deseos del Lole.
Mientras De la Sota grababa spots publicitarios, sus dos operadores de mayor confianza –su mujer, Olga Ruitort, el ministro de Obras Públicas, Carlos Caserio– seguían trajinando por las calles de la Capital y del Gran Buenos Aires en busca de financiación y aliados. Caserio, que nació en la provincia de Buenos Aires y es amigo de varios intendentes del conurbano, se encargó personalmente de recorrer los municipios de la primera y tercera sección electoral, que corresponden al área metropolitana. “Caserio está buscando contactos y Ruitort está en la misma tarea” ratificó un estrecho colaborador del gobernador cordobés.
Alberto Balestrini, de La Matanza, es uno de los intendentes que sondea el delasotismo. Sin embargo, Balestrini todavía no percibe que haya un candidato de todo el PJ, y duda entre apoyar a De la Sota o a Adolfo Rodríguez Saá. Por esta cuestión, ayer fue convocado por Eduardo Duhalde, con quien habló en su casa de Lomas de Zamora. El escenario acrecienta las esperanzas de los gobernadores “chicos”, que se declararon “prescindentes” en la pelea De la Sota-Menem y dividen sus gustos entre Juan Carlos Romero y el misionero Ramón Puerta.

Compartir: 

Twitter
 

José Manuel de la Sota sigue midiendo con qué apoyos cuenta.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.