EL PAIS › EL CANCILLER REFORZO LA CRITICA DEL GOBIERNO A LOS ASAMBLEISTAS

“Los cortes agravan la situación”

Taiana dijo que el cierre total del paso hacia Uruguay en rechazo a la instalación de Botnia perjudica la estrategia argentina ante la Corte de La Haya, que en unos días fallará sobre los bloqueos. Advirtió que es ilegal y discriminatorio restringir la exportación de madera.

 Por Irina Hauser

Al canciller Jorge Taiana lo persigue una imagen: la de los jueces de la Corte de Justicia de La Haya todo el tiempo atentos a las noticias sobre la papelera Botnia y la protesta ambientalista. El cierre total del paso hacia Uruguay es un escenario preocupante para el Gobierno cuando faltan pocos días para un fallo del tribunal internacional sobre los bloqueos. “Esperamos que no queden los tres puentes cortados, una profundización de los cortes no favorece la posición argentina”, advirtió Taiana. “Tampoco ayuda la ley de la madera, que es incompatible con la legislación internacional”, cuestionó, en alusión a las restricciones a la exportación al país vecino, con las que amaga Entre Ríos.

“No es conveniente un aumento de los cortes y no se permitirá un bloqueo a Buquebús”, insistió Taiana ante un grupo de periodistas. En despachos oficiales ayer todavía apostaban a disuadir los cortes de Concordia y Colón, donde evalúan que la protesta es más débil y fragmentada que en Gualeguaychú, y a contener los ánimos en el puerto.

Al referirse al proyecto de la llamada “ley de la madera” –un requisito que puso la asamblea de Gualeguaychú para sentarse a conversar con el gobernador Jorge Busti– el canciller fue tajante: “Una ley que prohíba la exportación de madera a Uruguay es incompatible con la legislación de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Asociación Latinoamericna de Integración (Aladi) y el Mercosur. Tiene carácter discriminatorio”.

Taiana sitúa las implicaciones de la protesta contra Botnia en un momento de definiciones en dos planos del diferendo con Uruguay: los juicios que tramitan ante la Corte de La Haya y el proceso de acercamiento que intenta el facilitador español Juan Antonio Yáñez Barnuevo.

- Este lunes la Cancillería debe entregar en el tribunal internacional su “memoria” con todas las pruebas sobre la contaminación y la violación al Tratado del Río Uruguay, sus dos acusaciones centrales. Este juicio fue iniciado por Argentina y aunque no consiguió la suspensión de las obras en Fray Bentos, La Haya aún tiene que resolver la cuestión de fondo. Uruguay entregará su memoria en junio y con suerte habrá fallo a fin de año.

- El otro pleito ante la misma Corte fue iniciado por Uruguay: pidió que se obligue al gobierno de Néstor Kirchner a tomar medidas “razonables” y “apropiadas” para evitar o frenar los cortes de ruta. El equipo argentino argumentó, entre otras cosas, que el país vecino no sufrió pérdidas económicas y que siempre hubo algún paso habilitado. La Corte anunciaría su resolución en la semana del 22 de enero. La mayor pretensión argentina es que los jueces se declaren incompetentes, pero el clima de la espera es más bien pesimista. Un bloqueo fronterizo absoluto en el recambio de quincena, en este contexto, es para la Cancillería un agravante.

La presentación que se hará el lunes en Holanda es según Taiana una “decisión de apostar al derecho” que “no se fortalece con medidas que agraven la situación de los cortes”. “Hemos hecho lo máximo, por primera vez nuestro país se presentó en la Corte Internacinal. Y seguimos en la negociación política. Pero hace falta favorecer un ambiente de trabajo. La ley de la madera tampoco contribuye a generar este espacio. Comprendemos la frustración e impotencia de los asambleístas y estamos haciendo el mayor esfuerzo”, dijo.

En principio, no habría diálogo de presidentes en el Consejo del Mercado Común la semana que viene en Río de Janeiro. Todo quedaría reservado al acercamiento que motoriza Yáñez Barnuevo, que se reintegra en estos días tras un paréntesis findeañero. El facilitador tuvo reuniones en Finlandia. Hacia fin de mes, después que se conozca el fallo de La Haya, habría encuentros aquí o en Uruguay. La sensación que reina en la Casa Rosada es que el gobierno vecino no es flexible y busca dilatar los tiempos para que la planta de Botnia, que está avanzada, sea un hecho consumado. Por lo pronto, insistirá con la relocalización de la pastera finesa, algo que se logró con la española Ence, aunque no había iniciado su construcción.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Taiana, en su despacho, espera con preocupación el desenlace de los juicios en La Haya.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.