EL PAíS

Apoyo K para dos candidatos

La elección del gobernador en Tierra del Fuego entrega, por lo menos, una certeza. Ya sea que gane el actual gobernador Hugo Cóccaro o bien el intendente de Ushuaia, Jorge Garramuño, el gobierno nacional podrá decir que se impuso un pingüino. Manteniendo ese equilibrio, Néstor Kirchner participó de un acto con los dos candidatos y no inclinó la balanza por ninguno de ellos. Luego de presentar obras públicas para la provincia y de anunciar la prórroga de la ley de promoción industrial hasta el 2023, Kirchner destacó que “más allá de los pensamientos y las convicciones, las obras son para y por todos los ciudadanos de Tierra del Fuego sin distinciones”.

Hugo Cóccaro, que reemplazó a Jorge Colazzo, removido luego de un juicio político en el que se le cuestionó el manejo de los fondos provinciales, es candidato junto a la diputada Rossana Bertone por el Frente para la Victoria. Garramuño, que se presenta como un dirigente de la Concertación Plural –que impulsa Kirchner–, es el candidato de una alianza entre el Movimiento Popular Fueguino y la UCR.

“El partido del Presidente es el Frente para la Victoria y nosotros vamos a las elecciones por ese partido”, señaló Cóccaro luego del acto en la Rosada. Kirchner logró que Cóccaro formalizara un acuerdo con la diputaba Bertone a pesar de que ambos pertenecen a líneas internas enfrentadas dentro del PJ fueguino.

El principal rival de Cóccaro se retiró de la Casa de Gobierno con la misma ilusión que su contrincante. “Me dejaron muy conforme las palabras del Presidente, quien deseó suerte a los fueguinos y dejó en claro que va a acompañar a cualquiera que gane.”

Además de compartir su fe kirchnerista, los dos candidatos coinciden en enfrentar casos de corrupción. Cóccaro fue denunciado penalmente por supuestos sobreprecios en obras públicas. También fue señalado por utilizar fondos del Estado en la campaña electoral. El intendente de Ushuaia, Garramuño, sufrió que dos funcionarios de su confianza y candidatos de su boleta electoral fueran filmados cuando recibían una coima de 18 mil pesos de manos de una firma contratista.

Los analistas aseguran que de los dos candidatos, el más afectado por las denuncias de corrupción es Garramuño. Al retirarse de la Rosada, y cuando se lo consultó por el daño que le ocasionará electoralmente la acusación contra dos hombres de su cercanía política, se limitó a decir: “Lo vamos a ver. El hecho me sorprendió, pero quedó en claro que si alguno está sospechado de algo, se tiene que ir”.

Cóccaro fue más enfático a la hora de rechazar la supuesta utilización de los fondos públicos para la campaña proselitista. “No es verdad”, respondió. Incluso fue más allá y aseguró: “Nuestros adversarios han tenido problemas con algunas denuncias en Ushuaia y quieren involucrarnos con otras denuncias. Nuestro sector está muy bien y es posible que hasta ganemos en primera vuelta”.

La elección es el próximo domingo. En caso de realizarse un ballottage, se realizaría a la semana siguiente. Por lo pronto, ayer ninguno de los dos pudo sacar ventaja de su visita a la Casa de Gobierno. A pocos días del final de la campaña, el apoyo de Kirchner tenía su peso político. No lo consiguieron.

“Trabajen mucho y pongan fuerza”, se limitó a decir el Presidente. También reivindicó la prórroga de la ley de promoción industrial señalando que “se está repotenciando y creciendo la industria fueguina”. Fue allí que Kirchner destacó que la norma “da un marco estratégico en el tiempo y un punto de inflexión para el desarrollo definitivo”. A partir del lunes, si es que hay un claro ganador, tal vez, acaso termine con su indefinición.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner hace equilibrio ante la elección en Tierra del Fuego.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.